Medio Ambiente

La inversión más rentable

Apostar por la recuperación verde y socialmente responsable a través de fondos como los impulsados por ING nos puede retornar, además de buenos resultados económicos, un mundo verdaderamente sostenible.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Inversión sostenible

Artículo

La crisis política desencadenada por la invasión rusa a Ucrania tensa una economía que todavía no se ha recuperado del golpe pandémico. Los efectos en los precios son visibles desde las gasolineras hasta los supermercados. Esta situación recuerda en parte al colapso financiero de 2008, que necesitó el esfuerzo de años para su recuperación. Sin embargo, ambas crisis son radicalmente distintas: Mientras que en 2008 el fallo derivó del propio sistema, la situación actual es consecuencia de dos acontecimientos externos que han desnudado la fragilidad social –e individual– de los humanos. Una realidad que, pese a su crudeza, también permite una lectura esperanzadora: tenemos la oportunidad de que la recuperación sea diferente.

Es decir, en lugar de remendar el sistema, podemos darle la vuelta y anclarlo a un progreso sostenible que nos proteja ante las presentes y futuras crisis; invertir no solo en recuperarnos, si no en regenerarnos. Aunque pueda sonar complicado, los datos ya invitan al optimismo: Se estima que los fondos de inversión que aplican criterios ESG (medioambientales, sociales y de buen gobierno) representan ya un tercio de los activos globales de los principales mercados.

Los cuatro fondos sostenibles lanzados por ING contribuirán a impulsar el progreso social y ambiental cuidando la rentabilidad

Atendemos a un momento histórico de cambio de paradigma en el que cada vez es más fácil realizar cualquier tipo de inversión y hacerlo sin olvidar los criterios de responsabilidad social y sostenibilidad.  Así, si los esfuerzos por recuperar el vigor de la economía continúan canalizándose hacia un cambio social y ambientalmente responsable no solo lograremos recuperar la salud financiera, sino también sumar el valor de un mundo más sostenible y resiliente.

Con esta idea como faro, la entidad bancaria ING acaba de ampliar su oferta de inversión con una propuesta de cuatro fondos de inversión sostenible cuyo objetivo es el de generar impacto positivo y rentabilidad a partes iguales. Partiendo de la conversación constante que el banco mantiene con sus clientes y el sólido compromiso de la entidad con los criterios ESG, ING lanza una propuesta transparente para el inversor y con impacto tangible en el medio ambiente y la sociedad.

En el recorrido y la transición hacia una economía más sostenible, la nueva propuesta de fondos ESG de ING se divide en «La gama Planeta Responsable» y «La gama Progreso y Bienestar». La primera se compone de dos fondos que invierten en empresas que impulsan el cuidado del medio ambiente. Por un lado, el Fondo Energía Sostenible de Blackrock Global Funds, que se centra en capturar las oportunidades creadas por la transición a una economía global con menos emisiones de carbono, y por el otro el Fondo de Economía Circular de BlackRock Global Funds, que invierte en empresas centradas en el rediseño de productos y sistemas para minimizar los residuos y permitir un mayor reciclaje y reutilización de materiales.

Por su parte, la gama Progreso y Bienestar se compone de dos fondos que impulsan el desarrollo económico sostenible y la calidad de vida de las personas. Uno de ellos es el Fondo NN Health & Wellbeing, que promueve la salud y el bienestar de las personas. El otro es el Fondo NN Smart Connectivity, que tiene como objetivo generalizar el acceso a la tecnología y está diversificado en las siguientes soluciones de impacto: productividad mejorada, infraestructura resiliente, mejorar el conocimiento y sociedad segura.

«Este lanzamiento supone un paso muy importante en nuestra estrategia sostenible. Llevamos años poniendo todo nuestro esfuerzo en tener un impacto positivo en el entorno, por ejemplo, a través de nuestra división de banca corporativa, y ahora damos un paso muy importante para trasladar los valores sostenibles a las finanzas de nuestros clientes retail», destaca Almudena Román, directora general de Banca para Particulares de ING. De esta forma, invertir en la recuperación verde y socialmente responsable nos puede retornar, además de buenos resultados económicos, la mejor rentabilidad posible: un mundo verdaderamente sostenible.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Cambio climático y pandemias

Pedro Sánchez Felguera

Reducir el riesgo de que se dé otra pandemia dependerá de nuestra capacidad de proteger los ecosistemas.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.