Medio Ambiente

POWERED BY

Un mundo más sano, una sociedad más fuerte

DKV Seguros presenta su hoja de ruta climática Planeta Salud, la estrategia contra el cambio climático 2020-2030 con el objetivo de convertirse en la primera aseguradora climático-positiva del país.

Ilustración

Valeria Cafagna
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA

Ilustración

Valeria Cafagna

El lugar donde vivimos afecta directamente a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Según los datos más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 24% de la carga mundial de morbilidad y un 23% de la mortalidad son atribuibles a factores medioambientales. Dentro de nuestras fronteras, la polución del aire llega a provocar unas 12.574 muertes al año, resultado de enfermedades como infecciones respiratorias, cáncer de pulmón, tráquea y bronquios. El estilo de vida y el entorno guardan una relación tremendamente íntima con el bienestar físico. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus lo ha hecho más evidente que nunca: la sobreexplotación de los recursos naturales del planeta, la deforestación masiva para ganadería y el comercio y consumo de animales en exceso han sido los responsables de ese proceso de zoonosis -enfermedades transmitidas de animales a humanos- que consiguió encerrarnos a todos en nuestros hogares durante tres meses.

Los científicos advierten: no va a ser la última vez que escuchemos hablar de una pandemia. Nos jugamos la existencia. El planeta estaba antes y seguirá después, pero el entorno puede cambiar para siempre. Si la Tierra enferma, nosotros también. Con esta idea, DKV Seguros ha presentado en una ponencia online Planeta Salud, la estrategia climática diseñada por la aseguradora para reducir su huella de carbono y contribuir a la recuperación del planeta a través del binomio naturaleza-salud. El nombre habla por sí mismo, tal y como indica su CEO, Josep Santacreu: «Queremos marcar un conjunto de compromisos y acciones para contribuir a proteger el medio ambiente y la salud de todos». «No tiene sentido mirar nuestra salud sin mirar dónde vivimos: un 43% de las enfermedades están más influidas por el estilo de vida que por factores biológicos, y un 19% tienen como causa el entorno. Todos tenemos que pasar a la acción, especialmente las empresas», indica.

En la presentación de este plan estratégico han participado también Marta Pahissa, responsable de transformación ambiental de DKV, Mark Nieuwenhuijsen, epidemiólogo ambiental de IS Global, Elena Torrente, subdirectora de desarrollo de salud digital de DKV y José Ángel Rupérez, presidente de Ecodes. Todos ellos han subrayado la necesidad de que las empresas, como agentes activos de la economía y responsables de gran parte de las emisiones, acaten una serie de compromisos «que vayan mucho más allá de una política sostenible dentro de la compañía», en palabras de Santacreu.

Josep Santacreu: «El problema más importante que la humanidad tiene por delante es la pandemia climática»

Con la línea de meta fijada en 2030, DKV se ha comprometido a convertirse en la primera aseguradora climático-positiva de España. Para hacerlo, se ha propuesto los siguientes objetivos: compensar todas las emisiones generadas desde su nacimiento en 1932, ayudar a reducir las emisiones generadas por los grupos de interés, desarrollar productos y soluciones innovadores frente al cambio climático, plantar al menos un millón de árboles -especialmente en países afectados por la deforestación-, impulsar emprendedores y startups que trabajen en soluciones de salud ambiental, apoyar la difusión científica, combatir las fake news sobre ciencia, introducir el impacto climático en el cálculo de riesgo de los seguros y fijar objetivos ambientales para todos los directivos de la compañía.

«Nunca es un buen momento para tomar medidas contra el cambio climático. Muchas veces se han frenado con motivo de la crisis económica, pero lo cierto es que los cambios indirectos provocados por el cambio climático en la economía pueden alcanzar un coste de más de 4.000 millones de euros», indica Santacreu. En España, la contaminación del aire cuesta 926 € por ciudadano al año. «Con nuestros productos podemos influir para generar un entorno más saludable. El problema más importante que la humanidad tiene por delante es la pandemia climática», avisa.

La naturaleza como motor de cambio

No es la primera vez que DKV Seguros incluye acciones relacionadas con el medio ambiente en su agenda empresarial. Desde 2004, la empresa ha conseguido reducir en un 82% las emisiones y utilizando el 100% de su electricidad a partir de energías renovables, consiguiendo ser CeroCO2 operacional desde 2007. Sin embargo, es ahora cuando encaja la pieza de la naturaleza en el puzzle de la salud y la prevención, introduciendo dos nuevos proyectos destinados a que sus clientes también tomen parte en el futuro del planeta y, en consecuencia, en su salud, como han indicado en la ponencia online.

Casi 2 de cada 10 muertes podrían prevenirse cumpliendo las recomendaciones sobre salud y medio ambiente

Por un lado, Naturaleza Saludable, fomentado por el Observatorio de Salud y Medio Ambiente de la propia compañía. Se estima que en España casi 2 de cada 10 muertes podrían prevenirse si en las ciudades se cumplieran las recomendaciones internacionales sobre actividad física, acceso a espacios verdes y exposición a la contaminación atmosférica, al ruido y al calor. Con el objetivo de divulgar de forma rigurosa los beneficios que aportan los espacios verdes, DKV Seguros ha publicado este extenso informe accesible por cualquier ciudadano donde destaca los múltiples efectos que la naturaleza tiene en nuestras vidas: previene la obesidad y diabetes, contribuye a la restauración mental, reduce el estrés, beneficia al sistema inmunológico, reduce enfermedades cardiovasculares y evita muertes prematuras. «Nuestra obsesión es llegar a convertir todo este conocimiento en servicio, porque si hacemos divulgación solo nunca llegaremos a cerrar este círculo», apunta Martha Pahissa, responsable de transformación ambiental.

De esta obsesión, la empresa ha creado en colaboración con ISGlobal Dosis de Naturaleza, un indicador que evalúa nuestro grado de exposición a la naturaleza y que proporciona recomendaciones personalizadas para mejorar las dosis de zonas verdes, es decir, el tiempo que nos exponemos a espacios verdes para beneficiar a la salud. Como apunta la responsable del proyecto, Elena Torrente, el indicador, dentro de la app Quiero Cuidarme Más, es en abierto e incluye un cuestionario en el que se pregunta sobre el tiempo, la forma y la frecuencia que pasamos en zonas verdes. «En un futuro, lo que queremos es incluir retos para ayudar a conectar con la naturaleza de forma entretenida y crear productos y servicios relacionados con la naturaleza y el cambio climático», destaca.

Lo público y lo privado es el objetivo

Una vez presentados los nuevos proyectos, los ponentes han dado la palabra al presidente de ECODES, José Ángel Rupérez, quien ha destacado el reto que supone el sistema económico. «Descarbonizar la economía afecta a todo el sistema mundial y los científicos nos están diciendo que nos queda muy poco tiempo para entrar en una situación irreversible. La pandemia actual ha acentuado la necesidad de luchar contra el cambio climático. Dada la magnitud de este reto, su consecución requiere la participación y actuación de todos: administración, las empresas, la sociedad civil y la ciudadanía en general. Con leyes no basta, con tecnología no basta: se requiere un cambio cultural, individual y colectivo».

Un cambio cultural requiere, como indica el experto, «de sensibilización, formación, tiempo, compromiso y constancia». «Es por ello imprescindible colaborar conjuntamente a través de alianzas», añade. Así lo indica el Objetivo 17 de los ODS, que busca alentar y promover la constitución de alianzas eficaces en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, aprovechando la experiencia y las estrategias de obtención de recursos de las asociaciones. Para ello es esencial la divulgación, puesto que solo así se generará impacto, se mejorará la comprensión de la situación y se motivará a la acción. «Hay que desterrar el greenwashing y dejar de maximizar las victorias y ocultar las bajas», concluye Rupérez. Dejar el humo y empezar a dar pedales hacia un sistema verde y real.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.