Recicla

POWERED BY

«Existen aún demasiadas barreras jurídicas para impulsar la economía circular»

Fotografía

Noemí del Val
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
10
Feb
2020
neumático

Fotografía

Noemí del Val

La población mundial crece a ritmos acelerados. Según Naciones Unidas, en 2050 el número de habitantes del mundo se incrementará hasta los 9.100 millones de personas. De seguir con los ritmos actuales de producción y consumo, esto significaría que harían falta tres planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener al conjunto de los habitantes. Pero no tenemos tres planetas. Por eso, apostar por un modelo económico basado en la economía circular es clave para garantizar el futuro. Pero ¿estamos haciendo lo suficiente? Gabriel Leal, director general de Signus Ecovalor, expone en esta entrevista la necesidad ( y la urgencia) de promover, desde todas las capas de la sociedad, un sistema basado en la reutilización, el reciclaje y la reconversión de los recursos. 


Signus es una entidad que colabora directamente con el medio ambiente, un entorno que, según datos de la ONU, se está degradando cada vez más rápido debido a las consecuencias de la subida de la temperatura global. ¿De qué manera se combate el cambio climático desde el reciclaje de neumáticos?

Un neumático tiene un ciclo de vida de más de más de 1.000 años, porque no hay agentes físicos, químicos y biológicos que puedan atacarlo. Por eso, un neumático abandonado en la naturaleza puede tardar un millar de años en biodegradarse, con todos los riesgos que eso conlleva. La recogida y gestión de neumáticos permite reducir ese impacto y evitar riesgos. Con el reciclaje, se le da un valor al neumático que ha finalizado su vida útil y se concede una segunda vida a las materias primas utilizadas en su fabricación. Eso se traduce en una reducción de la extracción de otros recursos naturales, practicando la economía circular y contribuyendo a hacer del planeta un lugar más sostenible.

¿Cree que la sociedad está realmente concienciada sobre los métodos y el valor del reciclaje?

Los ciudadanos lo que quieren es que se resuelvan los problemas. Para ellos, el saber que los neumáticos no tienen por qué abandonarse, ya que hay entidades que se dedican a la gestión de estos residuos, es realmente lo que les importa. Desde el punto de vista de los fabricantes, ellos son los responsables de gestionar el reciclaje de neumáticos. Nuestros accionistas son los cinco fabricantes de neumáticos más importantes a nivel mundial y además damos también servicio a otros 300 importadores/productores, lo que significa que hay más de 300 empresas que ponen neumáticos en el mercado español y que abogan por garantizar un adecuado tratamiento del neumático fuera de uso.

«Un neumático tiene un ciclo de vida de más de 1.000 años, porque no hay agentes que lo ataquen»

Uno de los principales materiales que se extraen del reciclaje de neumáticos es el caucho reciclado en forma de polvo y granulado, un material que el año pasado registró un aumento de la demanda de manera orgánica: se reciclaron 60.000 toneladas. Sin embargo, desde Signus habéis anunciado la puesta en marcha de unas marcas comerciales para impulsar aún más las ventas de este material. ¿A qué se debe esta apuesta?

En el año 2019 se ha visto un incremento importante de la demanda de caucho reciclado. Es un sector muy dependiente de los presupuestos de las administraciones públicas (campos deportivos, parques infantiles, infraestructuras, etc) y estas se desarrollan en gran medida cuando llegan los periodos electorales como fue el pasado año. Para no depender solo de los presupuestos públicos estamos buscando nuevas aplicaciones para los materiales reciclados que obtenemos. Con el fin de impulsarlas hemos creado un sello de sostenibilidad para reconocer a todas aquellas iniciativas que utilizan productos reciclados. Queremos informar a la sociedad de quienes son los que están contribuyendo al cambio y practican los principios de la economía circular. También estamos en proceso de lanzamiento de unas marcas comerciales –Elastire, Geostire y Powertire– con el objetivo de garantizar la calidad de estos productos y el cumplimiento de una serie de parámetros y características técnicas necesarias y exigidas en muchas aplicaciones… Con esto queremos crear una tendencia a favor de los materiales reciclados y ayudar a construir el futuro que queremos. Cambiar culturas es muy costoso y complicado, y todas las medidas deben de confluir en un mismo objetivo.

La normativa actual determina un protocolo de reciclaje para evitar que los neumáticos acaben abandonados y se obliga a los productores a realizar o financiar su correcta gestión. Sin embargo, de cara a los próximos meses se espera modificar el Real Decreto de 2005 sobre la gestión de neumáticos fuera de uso. ¿Qué mejorará esta reforma?

En primer lugar, permitirá que se recojan neumáticos que en estos momentos no están dentro de la normativa, como los de más de 1.40 m. de diámetro. También reforzará el control de aquellas empresas que no declaran los neumáticos que importan y se desentienden de sus obligaciones medioambientales y, por último, regulará el proceso por el cual un neumático se pueda reutilizar como neumático de segundo uso con todas las garantías.

Revertir los efectos del cambio climático es quizá el principal desafío al que se enfrenta la humanidad. Por ello, gobiernos, instituciones y empresas se han puesto como prioridad de cara a los próximos años reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Qué medidas estáis llevando a cabo para reducir vuestra huella de carbono?

En 2017 empezamos a hacer un registro sobre la huella de carbono para establecer un punto de salida. Fuimos el primer sistema de responsabilidad ampliada del productor en registrar la huella en la Oficina Española de Cambio Climático (OECC). Es una carrera de largo recorrido, este ha sido el primer paso para ver hacia dónde tenemos que avanzar y qué tenemos que mejorar. De cara al próximo concurso para escoger a los gestores que realizan la actividad de recogida de los neumáticos fuera de uso se va a puntuar más a aquellos gestores que ya hayan registrado su huella de carbono en la OECC. A nivel logístico, con objeto de reducir las emisiones de CO2 en el transporte de neumáticos, hemos puesto en marcha el enfardamiento de los neumáticos que han llegado al final de su vida útil, consiguiendo que los camiones transporten la carga completa de 24 toneladas, en lugar de las 10, 11 toneladas que transportan cuando los neumáticos van a granel. Esto nos permite ahorrar costes, reducir el número de viajes y, por lo tanto, reducir también la huella de carbono.

«Con las marcas comerciales queremos crear una tendencia a favor de los materiales reciclados»

La economía circular se erige como el único modelo posible para evitar el colapso del planeta al que estamos abocados. En España, el Gobierno está elaborando una estrategia que todavía no se ha puesto en marcha. ¿Cuáles cree que son los principales escollos que impiden avanzar en este sentido?

El principal escollo es hablamos mucho de economía circular y, sin embargo, a la hora de actuar no hacemos gran cosa. La legislación actual sigue considerando, desde el punto de vista jurídico, residuos a productos como el caucho reciclado y eso dificulta caminar hacia una economía enfocada en el aprovechamiento máximo de las materias primas ya generadas y en la reducción de la generación de residuos. Existen todavía barreras jurídicas demasiado importantes. Las administraciones tienen que tomar un gran impulso para acabar con la cultura actual de utilizar materias primas sin parar, impulsando la Compra Pública Verde y otros mecanismos que den ejemplo a la iniciativa privada y permitan evolucionar de una forma más rápida. Tanto desde el punto de vista legislativo como desde el punto de vista práctico todavía queda mucho por hacer.

¿Cuáles son vuestros planes de cara al futuro? ¿Podéis adelantarnos algunos proyectos?

El reciclaje de neumáticos es ya una realidad: se reciclan 250.000 toneladas al año. El problema es que muchas de las aplicaciones de los materiales, como las del caucho reciclado, desafortunadamente, no van a tener la demanda que ha tenido durante los últimos años. Nuestro papel ahí es encontrar nuevas aplicaciones. Estamos ya trabajando con universidades, empresas e institutos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y estamos inmersos en el desarrollo de innovadores proyectos que permitan incrementar la demanda del consumo del caucho reciclado en aplicaciones tan novedosas como pueden ser su utilización en vías férreas, en pastillas de freno, en la obtención de líquidos de alto valor añadido a través de pirólisis o en placas de aislamiento acústico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME