Medio Ambiente

Sin bosques no hay futuro

Según la ONU, cerca de 13 millones de hectáreas naturales desaparecen cada año en todo el mundo. Preservar la biodiversidad de los bosques se ha convertido en una prioridad internacional para alcanzar el deseado futuro sostenible.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
21
Mar
2019
bosques

Primero es el olor a madera quemada. Luego, el humo se torna más y más denso. La nube tóxica comienza a extenderse por una superficie cada vez mayor. Y así, en cuestión de segundos, cientos de árboles y plantas comienzan a arder. Esta escena podría representar cualquiera de los más de diez mil incendios que se registraron en España solo en 2017. El fuego, unido a las actividades humanas (como a la tala indiscriminada de árboles), acaba al año con una inmensa superficie forestal dentro y fuera de nuestras fronteras. Según datos de la ONU, cerca de 13 millones de hectáreas naturales en todo el mundo desaparecen anualmente. Todo ese terreno puede tardar hasta un siglo en regenerarse, lo que se traduce en desolación y ausencia de vida, tanto animal como vegetal.

Ante este panorama, iniciativas públicas y privadas han intentado buscar soluciones efectivas para proteger los bosques y montes y a todas las especies que lo habitan. Red Eléctrica de España lleva diez años intentando acelerar el proceso de reforestación de los entornos naturales afectados en el país. Bajo el nombre de El Bosque de Red Eléctrica, el programa ha conseguido restaurar 843 hectáreas con la plantación de más de 680.000 árboles y arbustos de distintas especies autóctonas. En total, se han intervenido 14 bosques repartidos en 12 regiones de toda España.

En España se se registraron más de diez mil incendios solo en 2017

Con este proyecto se busca impulsar la conservación de espacios naturales ricos en biodiversidad y contribuir al desarrollo económico y social de las zonas que los rodean. Esta necesidad de recuperar la masa forestal del país se presenta desde hace años como una prioridad, ya que los bosques son sumideros naturales que absorben dióxido de carbono de la atmósfera y resultan esenciales para compensar las emisiones de CO2 fruto de la actividad humana. Se estima que los árboles plantados en el marco de este proyecto compensarán 195.000 toneladas de CO2 a lo largo de toda su vida. Para 2021, la compañía, que hasta la fecha ha invertido 2,1 millones de euros, espera recuperar mil hectáreas.

En esta línea, transitar hacia un futuro más sostenible pasa por preservar y recuperar el entorno forestal que, en España, supone un 55% de la superficie del territorio y absorbe al año, entre un 14 y un 19% de las emisiones totales de dióxido de carbono. Además, la recuperación de los bosques forma parte de ese contrato internacional materializado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Concretamente, en la Agenda 2030 hace referencia a la necesidad de conservar el patrimonio natural y la diversidad biológica. Así, no solo la recuperación del ecosistema, sino la prevención de incendios y la eliminación de la sobreexplotación de los recursos, son iniciativas imprescindibles para que el futuro más cercano llegue, sencillamente, a existir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME