Sociedad

El poder de una fotografía

Artículo

Foto principal

Ana Palacios

Fotos de interior

Noemí del Val
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
22
Jun
2018
DKV

Artículo

Foto principal

Ana Palacios

Fotos de interior

Noemí del Val

«Estaba harto. Harto del periodismo efectista, de la violencia por la violencia. Yo acababa de volver de Sarajevo, donde intenté no hacer solo fotos de muertos. ¿Qué pasa con la gente que queda ciega, paralítica, con la gente que lleva años sin salir a la calle por auténtico terror? De ahí surgió la iniciativa Vidas minadas». Son las palabras de alguien bregado en todos los frentes bélicos imaginables. Hablamos de Gervasio Sánchez, que ha cubierto los principales conflictos armados de los últimos 35 años, y que fue uno de los invitados a la presentación de la nueva revista 360 de DKV, compañía con la que el fotoperiodista lleva casi tres décadas colaborando.

«Fue en el 95 cuando empecé este proyecto, para intentar concienciar sobre el impacto de las minas antipersona en la sociedad civil. Angola, Camboya, Mozambique… Nació como una idea en la que participaron tres ONG, entre ellas Intermón, y terminó uniéndose DKV Seguros. Vidas minadas es un libro sobre niños huérfanos por culpa de las minas antipersona. Lo que me asombró, para bien, es que DKV no instrumentalizó este horror en su beneficio, no lo usó para salir más en los medios. Por eso llevamos 20 años colaborando. Yo creo en ellos y ellos creen en mí», relató Sánchez durante el encuentro, que se celebró en el Impact Hub de Madrid.

Esa fructífera relación se consolida ahora con Creadores de conciencia, una exposición con la que rinden homenaje a 40 profesionales de la cámara que cada día se juegan su libertad, e incluso su vida, en conflictos bélicos, desastres naturales o regímenes autárquicos. El último número de 360, cuya publicación coincide con los 20 años de Responsabilidad Social de DKV, dedica buena parte de sus páginas a este proyecto fotográfico.

«La mayoría son freelance, ganan muy poco, se pagan el viaje de ida, y muchos medios ganan grandes cantidades de dinero con esas imágenes que les llegan desde el terreno. De ahí salió la idea, de la justicia de dar visibilidad a quienes nos hacen llegar injusticias de rincones del mundo de los que, de otro modo, no nos enteraríamos», expresó Josep Santacreu, consejero delegado de DKV, en un diálogo con el fotógrafo durante la presentación. «Prácticamente todos los medios tratan mal a sus fotógrafos: les pagan mal, no les hacen contratos, no les dan una mínima garantía de seguridad para trabajar sobre el terreno. Hacen un flaco favor a la fotografía. No debemos olvidar que aprendemos mucho antes a ver que a leer», añadió Sánchez.

Gervasio Sánchez, fotoperiodista: «No debemos olvidar que aprendemos mucho antes a ver que a leer»

Santacreu apuntó a los dos problemas, a su parecer, más graves a los que se enfrenta el mundo hoy en día: «La gente que tiene que desplazarse por guerras, hambre y el cambio climático, y la desigualdad. Las empresas deben ayudar a que un país salga hacia delante. Un país fracasado, desnortado, no puede tener empresas de éxito. Por eso los directivos debemos tomar posiciones claras ante determinadas situaciones. Estamos a tiempo de rectificar: las empresas debemos tomar parte».

El perfil de Josep Santacreu es singular: es médico, empezó dedicado a la gestión sanitaria, y siguió como consejero delegado de DKV desde 1998. Y en paralelo, lleva toda su vida dedicada al activismo social, desde sus inicios en Médicos Mundi. «Me he planteado muchas veces volver al mundo de las ONG, pero finalmente, creo que lo mejor que puedo hacer es intentar cambiar las cosas desde la posición de una empresa grande. Los directivos, y por extensión las empresas, debemos empezar a tomar una posición clara ante determinadas situaciones, por ejemplo, el drama de los refugiados, o la desigualdad».

«No es normal encontrar consejeros delegados que se ocupen por cosas que vayan más allá de su salario», reconoció Sánchez. «El mundo está dando hoy una lección de indignidad y desvergüenza con los refugiados. No hay una postura en Europa firme para buscar una solución. Miles de inmigrantes ante una actitud pasiva. Hay empresas que hacen negocio con la guerra. DKV es una excepción, está muy lejos de todo eso. Es una empresa comprometida. Me di cuenta hace tiempo», añadió.

Josep Santacreu, CEO de DKV: «Los directivos debemos empezar a tomar una posición clara ante determinadas situaciones»

Durante la presentación, se abordaron otros temas socialmente relevantes. Ana Sáenz de Miera, directora de Ashoka, y Silvia Agulló, directora de Negocio Responsable de DKV, conversaron sobre el papel que las mujeres tienen en el emprendimiento. «No me conformo con un mundo donde mis hijas lo tengan peor que nosotras. Tenemos que aspirar a una tolerancia cero a la desigualdad. Cuando las empresas dicen que quieren reducir en cierto porcentaje la brecha salarial, sé que probablemente sea la opción más realista para conseguirlo, pero me indigna que no exijamos que esa brecha sea del cero por ciento», explicó Sáenz de Miera, que se muestra optimista con el papel que juegan las nuevas generaciones en esta lucha. «Cuando le explico esto a mis hijas, directamente no lo pueden entender. No se explican que sea posible porque dicen que las chicas son más listas que los niños de la clase. Para todos ellos, es más verosímil que venga un extraterrestre a que exista la desigualdad».

Más allá de la apuesta de las grandes corporaciones por proyectos que apoyen el emprendimiento de las mujeres, para la directora de Ashoka hay una pieza clave que está transformando (o lo ha hecho ya) el mundo: la empatía. «Las normas han cambiado. O tenemos capacidad de empatía, o no podremos ser ni un buen líder ni un buen compañero. Necesitamos colaborar entre nosotros y nosotras, saber cambiar de roles constantemente y tener creatividad para pensar nuevas formas de solucionar problemas: no solamente nos hace mejores personas, sino mejores empleados».

Y ahí, de nuevo, ellas tienen mucho que decir. «Sé que es polémico, pero creo que ya sea por tema biológico o por tema cultural, las mujeres tenemos mayor dominio de la empatía. Se nos da mejor tener en cuenta las opiniones de todos y somos más colaboradoras y, por tanto, creo que es una oportunidad de adelantarnos por la derecha y enseñar a los demás», comentó Sáenz de Miera, que concluyó con el deseo de que, al igual que se ha extendido la enseñanza de inglés en los colegios, en un futuro sea obligatorio para todos la enseñanza de empatía y de cualidades que permitan aprender a mejorar nuestro entorno para hacer del mundo un lugar mejor.

El encuentro lo cerró Ángel Alloza, CEO de Corporate Excellence, que expuso el papel de la empresa ética como bien público. «¿Puede alguien imaginar una empresa de futuro que no sea ética, y que no tenga asumido que su rol es la creación de valor compartido con sus grupos de interés?», planteaba, para responder a continuación: «Las organizaciones crean valor cultivando las relaciones, creando confianza, tratando bien a sus empleados. Eso se llama impacto. Era irrelevante en los años ochenta, hoy es todo. Los inversores, ya no priorizan, a la hora de invertir en una empresa, que les cuente cómo está en términos de capital financiero y manufacturero. Con eso no tienen información suficiente para saber si es una empresa que gestiona bien sus oportunidades y sus riesgos». Alloza culminó: «Quieren que les cuenten cómo están gestionando otros cuatro capitales que son fundamentales para el futuro: el social, el relacional, el talento, el de innovación y el de tu relación sostenible con el entorno».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.