Cambio Climático

Objetivo: reducir el consumo de agua

Detrás de la crisis del agua hay también profundos fallos de gestión. Empresas como Nestlé están desarrollando política innovadoras de gestión responsable.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
15
Feb
2016

Artículo

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) establece que el agua desempeña un papel fundamental en el desarrollo sostenible, incluida la reducción de la pobreza. En la actualidad, más de 1.000 millones de personas carecen de acceso al agua y más de 2.400 millones no tienen instalaciones de saneamiento básicas. La crisis del agua no solo es consecuencia de las limitaciones naturales de suministro o de falta de financiación y tecnologías adecuadas, sino también de profundos fallos en la gestión del agua.

Más de 1.000 millones de personas carecen de acceso al agua

Mediante la creación de valor compartido, las empresas tienen la posibilidad gestionar de manera responsable los recursos naturales a la vez que aseguran beneficios para los accionistas y para la sociedad. Uno de los ámbitos en los que puede aplicarse esta teoría de Michael Porter es el uso responsable del agua, que celebra su día mundial el 22 de marzo bajo el lema Agua y trabajo.

En su compromiso con el medio ambiente, las empresas llevan a cabo una serie de acciones encaminadas a la preservación del agua, reduciendo progresivamente su uso en los procesos productivos. Una de estas compañías es Nestlé España, cuyos datos reflejan una reducción del 54,8% en el consumo de agua por tonelada de producto fabricada.

Reducciones de este nivel son posibles gracias a las inversiones para mejorar la gestión medioambiental, así como a iniciativas de mejora continua en la utilización de recursos naturales en sus procesos productivos: Nestlé ha invertido 17,2 millones de euros entre los años 2010 y 2015. Asimismo, cuenta con sus propias herramientas: W&ETS (Water & Energy Target Setting), para la priorización de proyectos en ahorro de agua y energía; y el sistema de gestión medioambiental NEMS, que tiene como objetivo unificar todas las actividades y medidas medioambientales e integrarlas con la gestión de la calidad, la seguridad alimentaria, la salud y la seguridad laboral.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Vivir con conciencia

Mapi Merchante

Ser sostenible no es una opción: el 76% de los españoles ha adaptado sus hábitos para luchar contra el cambio climático.

El insuficiente desenlace de la COP26

Carmen Contreras Tellez

La cumbre finalizó con un documento que despierta el recelo de los países más vulnerables frente a la crisis climática.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.