Derechos Humanos

17 millones de niños sufren desnutrición en el mundo

A pesar de los progresos en la lucha contra la mortalidad infantil, la desnutrición mata a 8.000 niños menores de 5 años cada día.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
14
Oct
2015

A pesar de los progresos en la lucha contra la mortalidad infantil, la desnutrición sigue amenazando la vida de 17 millones de niños, y se erige como la causa de la mitad de las muertes de menores de 5 años: cada día mueren 8.000 niños por falta de alimentos, lo que a su vez multiplica las posibilidades de que se contraigan enfermedades como la malaria, la diarrea o la neumonía, y su cuerpo debilitado no tenga defensas para combatirlas.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación, Unicef ha puesto en marcha su campaña Ahora no podemos parar, con la que pretende mantener en marcha sus proyectos de prevención con suplemento alimenticio, tratamiento terapéutico, provisión de leche y alimento a hospitales y centros de salud, trabajo con las comunidades sobre hábitos alimenticios y promoción de la lactancia materna.

Una labor que, junto con la colaboración de gobiernos y organizaciones, ha logrado que entre 2000 y 2013 la desnutrición crónica haya descendido del 33 al 25%, según ha recordado su presidente, Carmelo Angulo. Además, en 2014 Unicef trató contra la desnutrición aguda grave a 2,3 millones de niños en situaciones de emergencia humanitaria. «La desnutrición infantil tiene efectos devastadores sobre la infancia», ha afirmado Angulo, y ha instado a la sociedad a que se una en la lucha contra esta «emergencia crónica que condena a tantos niños y a sus familias».

Este año, con la cruz marcada en el calendario tras la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, por primera vez todos los países se comprometen a cumplir una serie de metas hasta 2030. Precisamente el segundo de los objetivos busca «poner fin al hambre y acabar con la desnutrición, sobre todo entre los niños, los adolescentes y los lactantes». En este sentido, Angulo ha asegurado que «durante los próximos quince años, en línea con la nueva Agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, vamos a seguir trabajando para mejorar las vidas de millones de niños vulnerables».

Desnutrición y cambio climático

El Día Mundial de la Alimentación también ha coincidido con una visita a Milán del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, durante la que ha declarado que «el cambio climático es posiblemente la mayor amenaza para la seguridad alimentaria» y ha mostrado sus esperanzas depositadas en la Cumbre sobre el Clima de la ONU (COP21) que se celebrará en París a final de año.

«Hay que explicar a los ciudadanos la importancia de la conferencia en París y que el éxito puede ser la palabra más bella del mundo en todos los idiomas. Trabajemos juntos para que las personas puedan tener una vida sana», afirmó Kerry en una rueda de prensa celebrada en la capital lombarda.

«La población a nivel global crece y aumenta vertiginosamente […] y será preciso que el mundo aumente en un 60 % la producción de comida para poder alimentar a todos», ha continuado Kerry. «Por ello, es necesario trabajar juntos sobre tres objetivos: aumentar la producción agrícola de modo sostenible, adaptar los sistemas al cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero», ha concluido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ser niño en Sudán del Sur

Eloísa Molina

Alistamiento obligatorio para luchar, hambre y migraciones forzosas: así es la situación en el país más joven del mundo.

Huir por amar

Cristina Crespo Garay

Hoy, 72 países penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo. La realidad empuja a estas personas a huir.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME