Cambio Climático

La ciudadanía mundial se moviliza contra el cambio climático

Cientos de miles de personas se manifestaron en distintas ciudades del mundo para exigir medidas urgentes para frenar el cambio climático en una movilización global sin precedentes.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
11
Sep
2014

Artículo

Íñigo Keller | Fotos: United Nations |MarkGarten

Cientos de miles de personas se manifestaron en distintas ciudades del mundo para exigir  medidas urgentes para frenar el cambio climático en una movilización global sin precedentes, cuyo epicentro ha sido y es Nueva York, ciudad donde se celebra la Cumbre del Clima de Naciones Unidas.

Una de las manifestaciones más multitudinarias fue la de esta ciudad, donde más de 300.000 personas, según los convocantes, salieron a las calles de Manhattan. En total, se habían convocado marchas  en un total de 2.808 ciudades del mundo. En España, miles de personas salieron a las calles en Madrid, Barcelona, Valencia o Málaga.

Nueva York

«Este es el planeta en el que vivirán las próximas generaciones. No hay ‘plan B’ porque no tenemos un ‘planeta B», afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, presente en la Marcha Popular por el Clima de Nueva York.

La manifestación, cuyo objetivo es transformar el cambio climático «de una cuestión medioambiental a una cuestión que afecta a todo el mundo», transcurrió en un ambiente festivo. A las 12:58 (18:58 hora peninsular española) la multitud guardó un minuto de silencio por la defensa del medio ambiente. Rostros conocidos, como el actor Leonardo DiCaprio, flamante representante de la ONU para el Cambio Climático, la ministra de Ecología francesa, Ségolène Royal, la primatóloga inglesa Jane Goodall o el ex vicepresidente de Estados Unidos Albert Arnord Gore asistieron a la movilización.

Dicrapio

Cumbre Naciones Unidas

Esta movilización a nivel mundial se produjo antes de que arrancase la Cumbre del Clima 2014 en la sede de la ONU en Nueva York, con el objetivo de que los líderes mundiales se comprometan a tomar medidas contra la emisión de gases de efecto invernadero para frenar así el cambio climático. La cumbre no forma parte del proceso de la Convención Marco de Cambio Climático que busca la firma de un protocolo en 2015 que sustituya al Protocolo de Kioto.

En Reino Unido, más de 30.000 británicos se han lanzado a las calles de Londres en ruidosa procesión y reclamando acción. Según informa el diario El Mundo, la actriz Emma Thompson encabezó la marcha, una de las más multitudinarias de las más de 150 celebradas en todo el mundo, y vaticinó un cambio irreversible en la opinión pública.

«Yo misma he sido perezosa a la hora de reconocer la dimensión del problema», admitió Thompson, con el megáfono en mano. «Pero me he dado cuenta de que no se puede trabajar en otros frentes, como la lucha contra la pobreza o la desigualdad económica, sin atacar el problema de raíz. Necesitamos un giro radical: tenemos que presionar a nuestros líderes para que pasen a la acción»

España se une al clamor

Varias ciudades españolas, como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Murcia, Alicante, Castellón, Málaga y Soria, se sumaron a las movilizaciones de la Marcha Global Ciudadana contra el Cambio Climático convocadas por distintas organizaciones de la sociedad civil, como Greenpeace, Equo, WWF, Ecologistas en Acción, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, EQUO, CECU, Coalición Clima, Amigos de la Tierra, SEO/BirdLife, Inspiraction o Avaaz.

Los organizadores criticaron que “la política del Gobierno, fomentando actividades tan peligrosas y contaminantes como las prospecciones petrolíferas y el ‘fracking’, van en dirección diametralmente opuesta a la lucha contra el cambio climático. La declaración firmada por unas 250 organizaciones en España subraya que “hay recetas precisas de lo que se tiene que hacer ya” para que la temperatura del planeta no suba 1,5 grados centígrados más en este siglo.

“Dejar el 80% de las reservas de combustibles fósiles sin extraer, para controlar así las emisiones de gases de efecto invernadero; frenar la loca carrera por el petróleo y potenciar las energías renovables; reducir los transportes, que tantos gases nocivos provocan, fomentando el consumo y la agricultura locales, y apostar por una gestión de residuos que llegue a cero desechos” son algunas de estas medidas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.