Educación

Dos de cada tres personas analfabetas son mujeres

En el mundo hay más de 781 millones de analfabetos, de los cuales dos tercios son mujeres. El porcentaje que no mejora desde 1990.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
10
Sep
2014

Artículo

Leticia Romero

En el mundo hay 781 millones de personas analfabetas en edad adulta, un 16 por ciento de la población global, según el Atlas de la Alfabetización del Instituto de Estadística de la Unesco, UIS. De ellas, el 64 por ciento son mujeres, unos 500 millones, un porcentaje que, para según esta organización, no ha mejorado significativamente desde 1990. Por otro lado, del total de adultos analfabetos, 126 millones son jóvenes de entre 15 y 24 años.

Con motivo de la celebración del día mundial de la alfabetización, la Unesco ha querido recordar la importancia de la educación de las niñas y mujeres para el desarrollo sostenible. “Esta es una oportunidad para recordar una simple verdad: la alfabetización cambia la vida y puede llegar incluso a salvarla”, señaló en un comunicado la directora general de la organización, Irina Boko­va.

Una de las conclusiones del informe Educación para Todos (EPT) es que si todas las mujeres recibieran educación primaria, la mortalidad infantil podría reducirse una sexta parte y la materna en dos tercios.

La mayor parte de la población analfabeta se concentra en el África Subsahariana y en el Sur y Oeste de Asia. En países como Afganistán, Benín, Burkina Faso, República Centroafricana, Chad, Costa de Marfil, Etiopía, Guinea, Haití, Liberia, Malí, Mauritania, Sierra Leona y Níger, lugares donde menos de la mitad de la población es capaz de leer y escribir. En Níger, por ejemplo, la tasa de analfabetismo es del 85 por ciento mientras que en el continente europeo se sitúa por debajo del 10 por ciento de la población.

En España, según datos de la Encuesta de Población Activa, 724.000 personas no saben leer ni escribir. De ellas 499.400 son mujeres, lo que representa el 69 por ciento del total, por encima de la media mundial.

Los conflictos agravan el analfabetismo

Al menos 30 millones de niños están fuera de las aulas por el impacto de crisis y conflictos en el planeta, indicó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Una cantidad que representa la mitad del total de los alejados de las aulas a nivel mundial, precisó. Ucrania, Siria, Nigeria, República Cen­tro­africana y la palestina Franja de Gaza son territorios marcados por enfrentamientos, donde la educación de los jóvenes se hace cada vez más difícil.

En Ucrania por ejemplo, alrededor de 300 escuelas han sido destruidas o dañadas por los combates entre tropas gubernamentales y milicias independentistas, una situación que también afecta a un tercio de las instalaciones docentes centroafricanas.

Respecto a la Franja de Gaza, el Fondo señaló que más de 100 escuelas sirven de refugio a 300 mil desplazados por las bombas y proyectiles lanzados por Tel Aviv.

Por otra parte, Unicef recordó que en Ni­geria los alumnos y profesores son asesinados por extremistas, como la secta islamista Boko Haram, la cual aún no ha liberado a 200 niñas secuestradas en abril pasado.

La lucha por la alfabetización

En medio de ese escenario, destacan experiencias internacionales como el método de aprendizaje Yo sí puedo. El doctor José del Real, jefe de departamento en el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC), dijo recientemente al periódico Tra­bajadores que un significativo número de países han solicitado la colaboración de Cuba para contribuir a los procesos de alfabetización dado los indiscutibles éxitos del programa.

Según el pedagogo, con el método Yo sí puedo se han podido alfabetizar hasta la fecha más de ocho millones de personas. Países como Nicaragua, Bolivia, y Venezuela, y el estado mexicano de Michoacán, lograron reducir los índices hasta menos de un 4 %, cifra que permite declararlos como territorios libres de analfabetismo. Resaltó que, recientemente, Ecuador recibió el premio Rey Sejong de la Unesco, por los resultados de los últimos años, a los cuales mucho aportó Cuba, pues desde el 2011 y hasta el 2013 laboró allí con una brigada de 55 colaboradores.

Así se crearon las bases objetivas de la educación de jóvenes y adultos en Cuba. A partir de esa experiencia, comentó, el país concibió los programas Yo sí puedo y Yo sí puedo seguir —cuyo objetivo es elevar el nivel hasta el sexto grado de la población de jóvenes y adultos analfabeta o con escolaridad inconclusa— para contribuir a los procesos de alfabetización en el mundo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La universidad del (des)conocimiento

Jacob Guinot Reinders | Ricardo Chiva

¿Debe estar la universidad sometida a los dictámenes de la economía del mercado y los deseos de las empresas?

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.