Sin categoría

Venecia: ¿la sostenibilísima?

Los 23 millones de turistas que pasan por la ciudad cada año mantienen la economía de la isla pero también amenazan su ecosistema.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
01
Ene
2014

Los 57.999 habitantes de una de las más bellas ciudades del mundo conocen bien las dificultades que resultan de vivir en un isla rodeada por mareas de agua y turistas.

En Venecia, la sostenibilidad es más que una necesidad: es una forma de vida. Los venecianos llevan siglos produciendo y consumiendo productos locales. La artesanía y la tradición son un pilar, que además de nutrir el encanto de esta ciudad, sirve como principal fuente de ingresos.

El único transporte en barco dificulta la recogida

El único transporte en barco dificulta la recogida

El turismo de masas (más de 23 millones al año) mantiene la buena economía de la isla pero también pone en peligro el equilibrio de su ecosistema. En los últimos años han aumentado las iniciativas para proteger el medio ambiente y el reciclaje de los desechos y se han multiplicado los esfuerzos por mantener la ciudad limpia y salubre.

«No es fácil reciclar en un espacio de tierra tan reducido en el que no hay contenedores y las recogidas se hacen 2 veces por semana en carro, pero es nuestro deber», señala Pierpaolo Cocchi, director del emblemático hotel Papadopoli, un establecimiento miembro de la prestigiosa MGallery hotel collection que, sin renunciar al clasicismo que el contexto impone, se ha convertido en uno de los paladines del turismo sostenible de la ciudad gracias a su gestión eficiente. Este hotel, situado al lado de la Plaza de Roma, ha desarrollado un sistema de ahorro energético a través de lámparas eficientes, solo usa dertergentes biodegradables y dispone de calderas de recuperación de calor. Además de su posición estratégica entre jardines y canal (con embarcadero propio), alberga un jardín–invernadero con más de 30 especies de plantas. El desayuno incluye una propuesta saludable y equilibrada basada en una mayoría de productos del Veneto.

Instalación en el marco de la exposición "Recycling the future" de la Biennale di Venezia

Instalación en el marco de la exposición "Recycling the future" de la Biennale di Venezia

En el Papadopoli, cada uno de los empleados ha seguido una estricta formación en torno a la gestión sostenible del hotel. Si les preguntas donde ir a correr te revelarán unas cuantas «rutas verdes» por la ciudad. Para los días más calurosos, se recomienda uno de los sabrosos y ecológicos helados de Grom, a la vuelta de la esquina, como los de antaño y sin generar residuos. Venecia, ¿la sostenibilísima?

Embarcadero del Hotel Papadopoli

El jardín de invierno del Papadopoli, con más de 20 especies de plantas

El jardín de invierno del Papadopoli, con más de 30 especies de plantas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El management del III Reich

Por Javier Fernández Aguado, socio director de MindValue

¿Cómo un pueblo aparentemente civilizado llegó a convertirse en una máquina de matar? ¿Cómo fue diseñada la cultura de...

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME