Derechos Humanos

85 ricos acaparan tanto dinero como 3.570 millones de pobres

Cerca de la mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población, que posee en conjunto unos 110 billones de dólares.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
20
Ene
2014

Artículo

Cerca de la mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población, que posee en conjunto unos 110 billones de dólares (81 billones de euros), según los datos que se recogen en el informe Gobernar para las élites: secuestro democrático y desigualdad publicado por humanitaria Intermóm Oxfam.

Este estudio concluye que la concentración del 46 por ciento de la riqueza en manos de una minoría supone un nivel de desigualdad «sin precedentes», que amenaza con «perpetuar las diferencias entre ricos y pobres hasta hacerlas irreversibles». 85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo.

España no se escapa de este abismo de desigualdad: 20 personas poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de la población más pobre, y es el segundo país más desigual en la Unión Europea (sólo por detrás de Letonia). La crisis no ha hecho sino acentuar esta tendencia. No es extraño que ocho de cada diez españoles opinen que las leyes favorecen a los más ricos.

El texto se publicó la semana en la que se celebraba el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), una reunión en la que se analizarán los problemas más acuciantes del mundo y se tratará de aportar soluciones para las crecientes situaciones de desigualdad.

La organización humanitaria calcula además que hay 18,5 billones de dólares (13,6 billones de euros) no registrados y en terceros países de baja tributación, por lo que en realidad la concentración de riqueza es mucho mayor.

Según sus datos, 210 personas se incorporaron el año pasado al club de los multimillonarios cuya fortuna supera los mil millones de dólares, formado por 1.426 personas que concentran una riqueza de 5,4 billones de dólares (casi 4 billones de euros).

Oxfam denuncia que la masiva concentración de los recursos económicos en una minoría provoca un «secuestro democrático» por el que los gobiernos pasan a servir a una élite acaudalada con «políticas fiscales injustas, prácticas corruptas y arrebatando los ingresos naturales a los ciudadanos».

El texto sostiene que las medidas de austeridad aumentaron la brecha de desigualdad en Europa, donde la fortuna de las diez personas más ricas supera el coste total de las medidas de estímulo aplicadas en la Unión Europea entre 2008 y 2010.

Oxfam apunta además que el aumento de la desigualdad, una tendencia que no ha dejado de crecer en los últimos 30 años, puede repercutir negativamente en el crecimiento económico, así como multiplicar los problemas sociales.

Entre las políticas diseñadas en los últimos años que favorecen a la minoría de ricos, la organización enumera la desregulación y opacidad financiera, los paraísos fiscales, la reducción de impuestos a las rentas más altas o los recortes de gasto en servicios e inversiones públicas. El informe constata cómo, en el caso de Europa, “las tremendas presiones de los mercados financieros han impulsado drásticas medidas de austeridad que han golpeado a las clases baja y media, mientras los grandes inversores se han aprovechado de los planes de rescate públicos”.

Por todo ello, Oxfam exigirá en el marco del Foro Económico Mundial de Davos a sus asistentes que adopten compromisos en áreas como los paraísos fiscales (que no se permita que se utilicen para evadir impuestos); que se hagan públicas las inversiones en empresas y fondos; que respalden sistemas fiscales progresivos; que exijan a sus Gobiernos que los impuestos se destinen a servicios públicos o que si lo son inviertan en atención sanitaria y en educación universales, o que las empresas que representan paguen salarios dignos a sus empleados y los países legislen en esta dirección, fortaleciendo umbrales salariales y derechos laborales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.