Diversidad

El liderazgo femenino, en el centro del cambio social

Woman 21 es una una iniciativa creada por Ethic, Novartis y Fundación Reale con el objetivo de impulsar la igualdad de oportunidades y y el liderazgo femenino. No te pierdas la crónica de la primera jornada.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
11
Dic
2013
Isabel Pallarés

“Tengo la convicción de que el futuro está marcado por el liderazgo femenino y nuestro compromiso social pasa por buscar el cambio para aportar un panorama más diverso y plural”.

Así cerraba Ana Bujaldón, presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (Fedepe), la primera edición de Woman 21, una iniciativa creada por Ethic, Novartis y Fundación Reale con el objetivo de impulsar la igualdad de oportunidades y y el liderazgo femenino y buscar soluciones frente a los desafíos pendientes: techo de cristal, conciliación de la vida familiar, barreras culturales…

Durante su intervención, Bujaldón señaló el avance que supone que la sociedad empiece a entender que aunque existe una igualdad formal en los papeles, todavía queda mucho por hacer y el conjunto de la sociedad ganará el día que empresa y la sociedad piensen de una forma más plural, inclusiva y diversa. “Nosotras queremos empoderar a las mujeres para que no tengan que elegir en la disyuntiva de carrera profesional o familia. Somos la mitad y queremos tomar la mitad de las decisiones, queremos gestionar la mitad de los recursos económicos y queremos también disfrutar de la mitad de los beneficios”, apuntó al tiempo que condenó los asesinatos machistas, considerándolos un ejemplo evidente de la desigualdad.

El ejemplo de liderazgo lo pusieron tres mujeres de perfiles diversos que debatieron sobre el tema en una mesa redonda. El punto en común: sus logros y el mensaje de sí se puede llegar a una igualdad. La pluralidad en esta primera jornada de Woman 21 estaba en una mujer del sector social, una emprendedora y una directiva que han conseguido romper barreras.

Ana Bella, instigadora de la fundación que lleva su nombre, contó que se puede salir de los malos tratos y triunfar. Esta emprendedora social, víctima en primera persona de la violencia de género, narró cómo ella consiguió dejar atrás su pasado de “mujer de ojo morado” y cambiar su situación. Primero, Bella se atrevió a denunciar. Su segundo paso fue enseñar a otras mujeres a vivir en igualdad para no ser más maltratada. Actualmente, desde su entidad sin ánimo de lucro ayuda a una media de 1.200 mujeres víctimas de la violencia a que rompan el silencio, se empoderen y empiecen una nueva vida. “Las mujeres que hemos sido maltratadas no somos el problema; somos parte de la solución y podemos actuar como agentes de cambio social ofreciendo nuestros testimonios positivos”. Para Bella, una de las conquistas logradas pasa porque empiezan a aparecer en los medios de comunicación no solo como muertas, sino por estar cambiando el mundo con unos valores diferentes. “No quiero que nos vean como víctimas del maltrato, sino por las cualidades positivas que tenemos como mujeres superadoras”, apuntó.

woman 21

Carlota Mateos, fundadora y consejera delegada de Rusticae, una empresa de éxito donde más de un 80% de su plantilla son mujeres, señaló lo importante de esos valores femeninos intrínsecos en su empresa para el buen hacer de su compañía. Para ella, romper los techos de cristal es una misión de todos. “La Administración tiene que ayudar. Por supuesto, la conciliación es necesaria, igual que las cuotas, pero también las empresas tienen que hacer un cambio fundamental. Es el tiempo de los maridos”, apuntó. A la mujer, por su parte, afirmó Mateos, le toca afrontar los retos y empoderarse, romper la dinámica del juego que dice que no se pueden superar esos techos de cristal.

En cuanto a medidas correctoras de la desigualdad, Monserrat Tarrés, presidenta de la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) y directora de Comunicación del Grupo Novartis en España, habló de cómo la conciliación puede ser una trampa si se entiende que solo atañe a las mujeres. La directiva –que renegó dirigir con patrones masculinos- subrayó la importancia de abogar por la diversidad, pero no solo en el género, también en las edades, en las culturas, las razas, las opciones sexuales… “Las organizaciones tienen que pensar diferente y aprender a tener respeto a lo que significa diversidad”, concluyó la directiva de Novartis, una compañía cuyo comité de dirección está integrado por un 50% de mujeres.

El acto fue dirigido por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa. Sandra Gallego-Salvá, fundadora de la revista Ethic, subrayó al finalizar que «estamos en un momento de cambio social imparable y la diversidad y la igualdad de la mujer tienen que situarse en el centro de este cambio».

Woman 21 cuenta con la colaboración de Dircom, la Cátedra de Ética Económica y Empresarial de la Universidad Pontificia Comillas (ICAI-ICADE) y la agencia de noticias Servimedia.

[No te pierdas el análisis sobre liderazgo femenino e igualdad que se publicará en el próximo número en papel de la revista Ethic]

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Un premio a la diversidad de talentos

Mauricio Hdez. Cervantes

La Fundación Randstad premiará a quienes buscan recobrar el impulso a inclusión ralentizado por la crisis.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.