Siglo XXI

¿Es verdad eso del 'teletrabajo'?

Cuando hace ya algún lustro se empezó a hablar del ‘teletrabajo’ no eran pocos quienes mantenían que se trataba sólo de una teoría de escuela de negocios que en España no iba a tener recorrido.

Artículo

Adriana Pujol
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
15
Ene
2013

Cuando hace ya algún lustro se empezó a hablar de ‘teletrabajo’ como una fórmula eficaz que favorecía el clima de bienestar y la productividad de las organizaciones no eran pocos quienes mantenían que era sólo una teoría de escuela de negocios que iba a tener poco recorrido en un país como España, en el que la cultura de la presencia en el lugar de trabajo estaba -y aún está- tan extendida.

Sin embargo, con el paso del tiempo, muchas organizaciones han demostrado que el ‘teletrabajo’ -una herramienta clave para asentar una política seria de conciliación de la vida laboral y familiar- ha mejorado sus ratios de productividad.

Esta semana, Repsol ha presentado el Libro Blanco del Teletrabajo, que recoge las conclusiones de una experiencia que arrancó en 2008 con un proyecto piloto que implicaba a 131 empleados con distintos perfiles y de la que en estos momentos se benefician más de 1.000 trabajadores de esta compañía en todo el mundo (900 de ellos en España).

En el acto de presentación de este libro -al que también asistió la ministra de Empleo Fátima Báñez- el presidente de Repsol, Antonio Brufau, subrayó que el objetivo de la compañía es “convertirse en un modelo de gestión de la diversidad en España y situarse al mismo nivel que los países más avanzados en cultura empresarial”.

Según señalan desde esta compañía, “todos los puestos de trabajo son susceptibles de poder teletrabajar parcialmente, con excepción de aquellos cuya actividad esté directamente relacionada con el centro físico de trabajo”.

“Dado que todos tenemos orígenes y capacidades diferentes, esta iniciativa pretende potenciar el valor de las personas, motivarlas, ya que por encima del negocio, está el respeto a los trabajadores”, señaló Brufau. El trasfondo de este discurso es un cambio de cultura empresarial en el que los objetivos son explícitamente más relevantes que la presencia física en la oficina.

No son pocos los beneficios del ‘teletrabajo’: aumenta la planificación del trabajo, permite ahorrar tiempo en desplazamientos, una mayor conciliación entre la vida personal y profesional, más concentración y motivación. Todo esto se traduce en una mayot productividad.

Las encuestas internas de Repsol arrojan un gran consenso dentro de su plantilla respecto a este programa: la nota que alcanza es una 8.27 sobre 10. En la clausura del acto, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quiso destacar que estas iniciativa ha sido apoyada desde el principio por los sindicatos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME