Innovación

Emprendedores en un sidecar

Os narramos la breve historia de un soñador. Un joven subido a una furgoneta -y próximamente a un sidecar- con la ilusión de comunicar, enseñar y hacer deporte. Un soplo de optimismo en mitad de la crisis.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
23
Oct
2012
El Hombre Acuarela

“Be (Ser) for (para) Get (tener)” es el fundamento y el pilar en el que se sustenta esta idea cocinada a fuego lento en la cabeza de Ramón Romero, su fundador, quien cree firmemente que «el negocio crece en proporción al crecimiento de la propia persona y de sus capacidades adquiridas a lo largo de los años».

Esas propiedades personales no se sostienen por la premisa del tener más en el sentido material, sino del ser mejor. «Encontrarse bien por dentro para relacionarse con los demás por lo que son y no por lo que tienen y poder transmitir lo que cada uno sabe». Esa es la filosofía que lleva a Ramón a cambiar de vida.

Trabajó con importantes clientes, aprendió a llevar la careta que nos imponen y sintió que estaba cerca de alcanzar la soñada felicidad. Sin embargo, ésta nunca llegaba. A sus veintitantos Ramón volvió a nacer. Dejó sus trabajos, su careta y se volcó en rutinas más saludables. Exploró su propia persona, sus miedos, su ansia de felicidad insatisfecha…se alejó de lo material para vivir intensamente con poco; el deporte también ayudó. Fue soltando amarras hasta encontrar su verdadero yo, el que le reconfortaba y le permitía la consecución de esos momentos de felicidad de los que ahora sí disfrutaba. Comenzó a trabajar con pequeños comercios a los que ayudaba a enfocar su comunicación a través de Internet e inició paulatinamente una vida nómada pasando largos periodos a bordo de su furgoneta. Ahora podía vivir de sus pensamientos y de sus clientes; clientes que en la mayoría de los casos eran como amigos y a los que podía llamar por su nombre.

A lo largo de sus viajes fue conociendo nómadas como él, personas que respiran de un amanecer junto al mar, que se alimentan del susurro de la brisa y conviven con sus propios pensamientos y también con los ajenos. Se iba fraguando un reto.

Así nace BeForGet, una vez que Ramón se da cuenta de que ahora puede desarrollar su verdadera vocación sin depender de nadie. No trabaja con empresas sino con compañeros de “viaje” ante los que se presenta tal y como es, no tal y como se espera que sea. Su labor es la de establecer el mejor mensaje a través de los canales de comunicación que conocemos, pero siempre con la referencia de aquello que le permite a uno ser nómada y, en extensión, libres: la cultura y el deporte.

«El fin importa lo mismo que el medio, BeForGet colabora a la gente a transmitir, a conocer y conocerse, porque en ocasiones los proyectos no transmiten las ideas que de verdad le pueden dar ese salto de calidad», explica Ramón.

La próxima aventura tendrá salida en noviembre desde Madrid, recorriendo en sidecar la distancia que separa a la capital de Valencia. Su objetivo «gozar y hacer gozar» transmitiendo el mensaje en los diferentes lugares y escuelas del camino. Un viento de optimismo en mitad de esta gran crisis.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.