Derechos Humanos

Las armas no son un juego de niños

Esteban Crespo denuncia en su cortometraje ‘Aquel no era yo’ la situación que viven los más de 250.000 menores de 18 años que, en la actualidad, son utilizados como soldados en conflictos armados.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
13
Feb
2012

Artículo

Flavia Zugasti

El director y guionista español Esteban Crespo denuncia en su cortometraje Aquel no era yo (Producciones Africanauan) la situación que viven los más de 250.000 menores de 18 años que, en la actualidad, son utilizados como soldados para participar activamente en conflictos armados en 21 países del mundo. También se trata de un homenaje a quienes arriesgan sus vidas para erradicar esta lacra.

El cortometraje narra la historia de Paula y Kaney, dos personajes –un niño africano y una mujer española– que podrían no tener nada en común, pero que llegarán a unir sus vidas irremediablemente a través de un disparo. Un disparo que da vida.

https://vimeo.com/33178122

Kaney es un niño soldado de un país africano. Con él viven muchos otros niños soldado, acatando las órdenes del hombre que se ha convertido en su padre, el General del Ejército Rebelde. Paula es una cooperante española llegada a África siguiendo a su pareja, Juanjo con el objetivo de ayudar y de rescatar a los niños soldado que viven allí.

En un puesto fronterizo, Paula y Kaney se encuentran y ése será el punto de partida de esta dramática historia, en un escenario de miedo, violencia, terror y redención.

«Aquel no era yo nació por el deseo de mostrar la dureza de la realidad de los niños y niñas soldado y lo que muy pocas veces vemos: sus secuelas. Y por otro lado, por el deseo de homenajear la labor altruista y llena de ideales de las personas que arriesgan su vida por mejorar la de los demás», explica Esteban Crespo.

“Ser un soldado no es difícil: o te acostumbras o te matan. Lo más duro es conseguir vivir con tus recuerdos y volver a ser tú mismo después de haber hecho las cosas que has hecho”, dice un niño ex-soldado del conflicto de Sierra Leona.

Varias ONG han lanzado una serie de iniciativas de promoción de este cinta con el objetivo de recaudar fondos contra el uso de niños soldados. Para más información visitar la web: www.aquelnoerayo.com.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.