Innovación

Ciudades sostenibles… y atractivas

Valentín de Miguel, socio de Accenture, analiza los pasos que distintas ciudades del mundo -desde Chicago a Sydney o Seúl- están dando para convertirse en urbes adaptadas a las necesidades del nuevo milenio.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
01
Nov
2011

Las tecnologías inteligentes y una planificación más concienciada con el medio ambiente están suscitando el nacimiento de un número cada vez mayor de innovaciones en las grandes ciudades para aumentar su sostenibilidad y atractivo. Dichas innovaciones abarcan toda la gama de servicios de las ciudades. Los ejemplos son numerosos, tal como se sugiere a continuación.

Edificación

Para reducir los negativos impactos medioambientales de las actividades de construcción, algunas ciudades están recurriendo a las certificaciones y modernizaciones de edificios, que reducen el consumo de agua y energía por un lado, y que  también emplean tecnologías de contadores y construcción inteligentes para ayudar a optimizar el consumo, por otro.

Así por ejemplo, Chicago tiene previsto modernizar 400.000 viviendas, o lo que es lo mismo, aumentar la eficiencia energética de los edificios instalando nueva iluminación, sustituyendo las antiguas ventanas y utilizando otros métodos para reducir la huella global de carbono antes de 2020. Entre los años 2004 y 2008, la Windy City ahorró seis millones de dólares de costes de energía debido a los trabajos de modernización de sus espacios de oficinas. Otro aspecto de los edificios inteligentes conlleva la optimización del consumo de agua y energía por las personas y las empresas que los habitan. Ciudades como Ámsterdam, Sídney y Chicago han probado contadores inteligentes avanzados que proporcionan a los clientes información en tiempo real sobre la cantidad de energía que consumen y lo que cuesta dicho consumo.

Las normas, leyes y certificaciones de construcción constituyen otro aspecto importante para la creación de edificios aun más inteligentes. Muchas ciudades están trabajando en una normativa de mayor eficiencia para las nuevas construcciones. Así, Seúl tiene como objetivo exigir certificados de construcción ecológica a todos los nuevos edificios antes de 2030 y el objetivo de Singapur es conseguir que el 80% de sus edificios actuales obtengan la certificación BCA Green Mark de las autoridades gubernamentales de construcción antes de ese mismo año.

Gestión de recursos naturales

En términos de suministro básico de recursos naturales, muchas ciudades trabajan para reducir la intensidad de carbono de la energía facilitada a sus ciudadanos y mejorar la fiabilidad y eficiencia del suministro y de sus redes.

Las centrales eléctricas tradicionales solamente son eficientes en un 33%; dos terceras partes de los recursos naturales utilizados en la combustión para producir energía eléctrica -la mayoría gas natural y carbón- se pierden en la producción, transmisión y distribución. Si se centrasen en  realizar una generación más descentralizada, las ciudades podrían reducir considerablemente las pérdidas de energía. En este sentido, la ciudad de Sidney tiene previsto crear una red de generadores distribuidos que, antes de 2030, producirán el 70% del suministro eléctrico de la ciudad mediante “trigeneración”, el proceso de convertir gas natural de residuos en electricidad, energía térmica y refrigeración.

Otro factor importante del proceso es incrementar la dependencia de energías renovables, sobre todo energía hidráulica y eólica. Con anterioridad a 2010 más de cien países habían establecido objetivos sobre energías renovables, frente a los cincuenta y cinco que lo hicieron en el año 2005. Algunos de los objetivos más recientes se sitúan en el intervalo del 15% al 25% de utilización de energías renovables antes de 2020, aunque algunas áreas ya se encuentran muy por delante de estos objetivos -el 56% del consumo de energía estatal de Sao Paulo procede de fuentes renovables-.

Salud y seguridad

Las tecnologías de la información y las comunicaciones están transformando la capacidad de las ciudades de proporcionar atención sanitaria remota a los ciudadanos, sobre todo a los de mayor edad y otros colectivos dependientes. En Taiwán, el proyecto piloto Telehealth analiza las ventajas de proporcionar servicios de atención sanitaria remota destinada a su población mayor. El proyecto aprovecha la transmisión digital de los datos médicos recopilados de pacientes en centros comunitarios de salud, viviendas privadas y centros de atención sanitaria.

Las nuevas tecnologías, como no podía ser de otra manera, también forman parte del proyecto. Algunos pacientes reciben un dispositivo que mide la presión sanguínea y el nivel de glucosa en la sangre, junto con un aparato de televisión que funciona como un ordenador capaz de cargar los resultados de las pruebas en el Centro de servicios Telecare. A continuación, las enfermeras pertenecientes a dicho centro analizan los resultados y recomiendan cuidados adicionales. Una de las ventajas del programa es que los pacientes no tienen que abandonar sus áreas de residencia -a veces ni siquiera sus hogares- para obtener atención sanitaria básica.

Un factor clave en el camino hacia la ciudad inteligente es la necesidad de concienciar a los ciudadanos sobre cómo el cambio de conducta puede mejorar la sostenibilidad y salud medioambiental global de su entorno.  Son varias las ciudades que están liderando el camino en su forma de educar y comprometer a sus ciudadanos con los objetivos de sostenibilidad.

Un factor clave en el camino hacia la ciudad inteligente es la necesidad de concienciar a los ciudadanos sobre cómo el cambio de conducta puede mejorar la sostenibilidad y salud medioambiental global de su entorno. Son varias las ciudades que están liderando el camino en su forma de educar y comprometer a sus ciudadanos con los objetivos de sostenibilidad.

Educación y cultura

Este aspecto se refiere tanto a sistemas públicos como privados de educación, sobre todo a medida que se encuentran habilitados por nuevas tecnologías. También se incluyen las instalaciones culturales y de ocio, como las musicales, los teatros, los centros deportivos y otras actividades de tiempo libre. Un factor clave de la educación en el contexto de una ciudad inteligente, es la necesidad de concienciar a los ciudadanos sobre cómo el cambio de conducta puede mejorar la sostenibilidad y salud medioambiental global de su entorno.

Son varias las ciudades que están liderando el camino en su forma de educar y comprometer a sus ciudadanos con los objetivos de sostenibilidad. Melbourne ha establecido estructuras y modelos a través de los cuales las autoridades federales, estatales y locales trabajan en cooperación con la comunidad local para abordar los desafíos de sostenibilidad. Debido a este programa, Melbourne ha sido elegida una de las tres ciudades con mención de honor Lee Kuan Yew World City Prize 2010, un premio internacional bianual que otorga reconocimiento a las personas y organizaciones que han realizado contribuciones destacables en la creación de comunidades urbanas notables, adecuadas para vivir y sostenibles de todo el mundo.

Las aplicaciones y posibilidades son, en fin, inagotables. Estamos en los albores de una nueva era que nos llevará a unas ciudades más inteligentes, sostenibles, saludables, seguras, eficientes y atractivas. Ello exigirá un esfuerzo extra de innovación y creatividad, así como de impulso  y coordinación por parte de todos los agentes implicados. En eso estamos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Innovar para cambiar el futuro

Cristina Sánchez

Debemos adaptarnos sin miedo a las nuevas necesidades del planeta: nuestra salud (y nuestro futuro) depende de ello.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.