Derechos Humanos

Las trabas burocráticas frustran las ayudas a Somalia

Un 38% de los recién llegados a los campos sufren desnutrición aguda, y 4 de cada 10 niños están en esa misma situación.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
23
julio
2011

Artículo

Ante el empeoramiento de la crisis nutricional en el Cuerno de África, la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) insta a todas las partes en Somalia, a los países vecinos y a la comunidad internacional a que mejoren significativa e inmediatamente la asistencia a la población somalí en la región, así como a que eliminen todos los obstáculos que están impidiendo la expansión de la ayuda independiente dentro del país.

«La crisis en el Cuerno de África está afectando principalmente a la población somalí, por lo que para evaluar las necesidades de la población y ampliar la capacidad de reacción de las organizaciones humanitarias en este entorno complejo, es esencial que se garantice un acceso independiente e inmediato de las mismas al interior de Somalia», advierte la organización humanitaria.

Debido a la limitada capacidad de asistencia que existe hoy en día en el país, miles de somalíes están llegando cada semana a los distintos campamentos existentes en las zonas fronterizas de la vecinas Kenia y Etiopía. Los equipos de MSF llevan semanas informando de que entre el 37% y 38% de los recién llegados a los campos sufren desnutrición aguda, y de que 4 de cada 10 niños están en esa misma situación. Debido a la política oficial de fronteras cerradas y a los obstáculos administrativos que les ponen en los centros de recepción por los que tienen que pasar, ellos y sus familias se enfrentan a numerosos retrasos para llegar a los campos.

«Tras días y días de caminar sin apenas comida ni agua, e innumerables horas de espera en estos campos de tránsito, se ven obligados a tener que competir por la limitada ayuda que queda disponible en unos campos caóticos y superpoblados como los de Dadaab, en Kenia, o los de Dolo Ado, en Etiopía», explican desde MSF.

MSF está tratando a más de 10.000 niños con desnutrición severa en los diversos centros nutricionales y clínicas que tiene en toda la región afectada por la crisis. «Hay que garantizar que todos los afectados reciban la ayuda, tanto en Somalia, como en su huida a los países vecinos”, advierte Alfonso Verdú, responsable de operaciones de MSF para Kenia Etiopía y Somalia.

«Kenia y Etiopía, países que dan acogida a la gran mayoría de los refugiados somalíes, tienen que dar prioridad a la apertura de nuevos campos y mejorar los existentes. Y la comunidad internacional tiene que asumir que tiene un responsabilidad compartida en todo esto y debe prestar ayuda a los somalíes que buscan refugio, asegurarles un registro eficiente, hacer una distribución adecuada de las raciones de alimentos, así como proporcionarles refugio y protección en los campos existentes y en los nuevos. Las actuales restricciones y trabas burocráticas están causando demoras innecesarias, y es absolutamente prioritario que se tomen todas las medidas necesarias para responder a la emergencia».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Vivienda digna y derechos humanos

Ignasi Martí | Susanna Salvador

El derecho a una vivienda digna se incluyó como parte sustantiva en la Agenda de Desarrollo Sostenible.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME