Opinión

Sobre la regulación de los informes de sostenibilidad

Alberto Andreu, el hombre que lidera las políticas de sostenibilidad de Telefónica a nivel mundial, defiende la regulación de los informes de responsabilidad social de las empresas.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
16
enero
2011

En estos últimos días desde Europa y Estados Unidos han surgido voces e iniciativas que piden por la regulación de los informes de Sostenibilidad o de Responsabilidad Corporativa.

En estos últimos días desde Europa y Estados Unidos han surgido voces e iniciativas que piden por la regulación de los informes de Sostenibilidad o de Responsabilidad Corporativa.

En Europa, la Dirección General de Mercado Interior y Servicios ha publicado los resultados de la consulta pública sobre el futuro de la información no financiera (ESG) con el fin de mejorar las políticas existentes. Aunque conviene leer el informe completo, la conclusión es que la situación actual no es buena, que la fórmula “reporta o explica” adoptada en Dinamarca puede ser un avance, y que avanzar en un modelo basado en estándares internacionales (GRI, GC, ISO26000) puede ser una solución.

En Estados Unidos, los académicos Ioannis Ioannou (London Business School) y George Serafeim (Harvard Business School) publicaron  ”The Consequences of Mandatory Corporate Sustainability Reporting” ven efectos positivos en la obligatoriedad de los informes de ESG. Para ellos, y tras sus investigaciones, los informes de sostenibilidad no sólo aumentan la transparencia, sino que también pueden cambiar el comportamiento de las empresas. La divulgación de la información de ESG (Ambiente, Social, Gobierno) fuerza a las empresas a manejar estos asuntos de manera eficaz a fin de evitar tener que revelar rendimientos negativos a sus partes interesadas”.

Después de darle muchas vueltas, hay una expresión popular que viene como anillo al dedo y que es muy socorrida para elegir entre lo malo y lo peor. ¿Qué prefieres?-le dice uno al otro- ¿Susto o muerte? Y esa misma pregunta la lanzo aquí: ¿Qué es peor? ¿Que se regule el informe de Sostenibilidad ? ¿O que siga siendo voluntario?

Lea el artículo completo en el blog de Alberto Andreu, director de Reputación y Sostenibilidad Corporativas de Telefónica

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Todos blanqueamos a Bildu

Víctor Lapuente

No son los jóvenes quienes han olvidado ETA, sino que somos nosotros quienes no se lo hemos recordado.

Deseo de ser ‘idiotés’

Gonzalo Núñez

Ser idiota en el sentido clásico del término empieza a ser la actitud más encomiable de resistencia política.

COMENTARIOS

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME