Derechos de las mujeres: secar el papel mojado

mujeres-musulmanas

Viviana Waisman: «Las feministas de la generación anterior lograron muchos avances legislativos. Falta llevarlos a la práctica»

Comparte este artículo

Empecemos con una buena noticia. La anterior generación feminista alcanzó muchos logros en el reconocimiento de la igualdad de derechos entre géneros. Sigamos con la mala: demasiadas veces, en muchas regiones del mundo, estas normativas se ningunean, bien por el desconocimiento de los jueces acerca de las nuevas leyes y logros alcanzados en los derechos de las mujeres, bien por simple dejadez. Dicho llanamente: la discriminación entre géneros sigue imperando hoy en día.

Viviana Waisman, abogada argentina especializada en derecho internacional y parte del tercer grupo de Personas Expertas de la Comisión Europea en Trata de Seres Humanos entre 2011 y 2015, fundó Women’s Link Worldwide una década antes, cuando percibió que existía una necesidad de crear y difundir nuevos mecanismos de aplicación de los estándares las legislaciones respecto al género femenino, tan necesitadas de ser llevadas de la teoría a la práctica. Hoy lidera la organización con dos oficinas en España y Colombia, y participa en investigaciones, litigios y entrenamientos en diferentes áreas que incluyen los derechos de las mujeres migrantes, trata de personas, derechos sexuales y reproductivos, los crímenes internacionales de género y discriminación interseccional.

«Empecé hace 15 años. Había muchos tratados internacionales, era una época con muchas conferencias y congresos para hablar sobre los derechos de las mujeres», cuenta Waisman. «Es cierto que hay una generación feminista de antes de mí que logró que se reconocieran marcos legales sobre nuestro género, pero estaba claro que había una gran brecha sobre estos derechos en papel y su aplicación. Por eso emprendí un proyecto que crease herramientas para abogados y abogadas en diferentes partes del mundo, para ver cómo se estaba implementando el derecho en los diferentes tribunales de cada país. También tenía la idea de que se contemplara el desarrollo de la jurisprudencia en el derecho de las mujeres, no solo a nivel nacional, también en cada región. Y eso me llevó a fijarme en lo que estaban haciendo los tribunales regionales, en Europa y América Latina». Women’s Link Worldwide ha añadido una tercera región: África del Este.

Esta plataforma, que ya forma parte de la red de emprendores sociales de Ashoka, abrió sus puertas en 2001, y desde entonces implementa acciones de promoción, defensa y litigio para establecer estándares que impulsen los derechos humanos de las mujeres y las niñas. «Se nos reconoce por nuestra capacidad para abrir nuevos horizontes al desarrollar teorías y estrategias legales; en especial, respecto a violaciones de los derechos humanos de mujeres invisibilizadas o ignoradas», cuentan desde la organización. «Trabajamos incansablemente para garantizar que los avances logrados sobre el papel se traduzcan en diferencias significativas para la vida de las personas», añaden.

Aclaran que no existe una formula única para crear un marco de derechos adecuado y sostenible. «Los cambios ocurren en diversos niveles interconectados: en los tribunales, en los pasillos de las instituciones gubernamentales y de la sociedad civil, en los medios de comunicación, en el debate publico y en las conversaciones personales. Contribuimos en todos estos ámbitos al fortalecimiento de una movilización social que resulta indispensable para garantizar los derechos de las mujeres y las niñas».

Los logros de Women’s Link Worldwide se fundamentan con hechos: en 2006, por ejemplo, lograron que la Corte Constitucional colombiana declarase inconstitucional la prohibición total del aborto. También obligan a rendir cuentas a posteriori:  la violencia fue usada en Guatemala como táctica para destruir y atemorizar a las poblaciones mayas durante el conflicto armado de los años 80. En abril de 2013, una abogada de Women’s Link Worldwide presentó ante los tribunales un peritaje sobre las atrocidades cometidas en mujeres y niñas por parte de los militares guatemaltecos. Fue la primera vez que las abyectas experiencias de las supervivientes de violencia sexual se presentaron como crímenes internacionales en ese país, en vez de como ‘daños colaterales’.

La pregunta es clara: ¿Cómo afronta esta organización tamaña tarea? «Trabajamos cruzando fronteras, generando alianzas con activistas de todo el mundo. Estudiamos el contexto, diseñamos estrategias, redactamos informes legales y comparecemos ante el poder judicial en los tribunales nacionales, regionales e internacionales», cuentan. «Representamos a nuestras clientas, ofrecemos formación, capacitación y herramientas prácticas y promovemos intercambios profesionales». Objetivos que requieren, obviamente, financiación para ser exitosos: « Nuestro trabajo es posible gracias a las fundaciones y a las cientos de personas que año tras año apoyan de una manera muy generosa la labor que desarrollamos», cuentan en Women’s Link Worldwide.

Por el momento, han logrado que en muchos contextos la igualdad de género no sea papel mojado. El verdadero reto es que, de una vez por todas, deje de ser objeto de controversia. Mientras tanto, organizaciones como Women’s Link Worldwide seguirán siendo del todo necesarias.


COMENTARIOS

  1. ¡ Bravo !


  2. Resolviendo injusticias de hace 30 años. Esto sí que es dedicación y ética.


  3. Grande Waisman y su equipo. Demuestran que sí se puede cambiar el sistema desde dentro. El feminismo es transversal.


  4. La conciencia social cambió tras muchos años, y aún falta camino. Es cuestión de tiempo que las instituciones también abran los ojos, no hay que dejar de hacer presión. Algún día dejará de ser una guerra continua.


  5. Es un problema de base, la falta de un marco legal unitario y firme no permite hacer justicia. Hay que seguir luchando.


  6. Ir más allá de las protestas y revoluciones para ayudar y resolver cada caso de manera efectiva. Heroínas (y seguro que también héroes) los trabajadores de WLW.


  7. Si van a combatir en una guerra ..que no sean unos desgraciados violadores .todo lo bueno que hagan ya lo han fastidiado en la guerra y en vuestra alma .no hay exusa .no sois hombres


  8. Y yo


  9. Comparto.


Deja un comentario