Por qué Google es percibida como la empresa más responsable

La percepción del comportamiento responsable de una compañía construye el 40% de su reputación

A Google le siguen Microsof, Walt Disney, BMW y Lego

Comparte este artículo

Casi el 18% de los consumidores no es capaz de valorar el compromiso social de las empresas debido a su desconocimiento de las políticas y acciones que estas realizan. Ciudadanía, integridad, respeto del medioambiente… la responsibilidad social corporativa (RSC) va más allá de las buenas intenciones y los propósitos encomiables.

El informe 2016 CSR RepTrak, que elabora la consultora Reputation Institute, confirma que la percepción del comportamiento responsable de una compañía construye más del 40% de su reputación. «Es fundamental que una compañía sea percibida como responsable para construir y defender su reputación», afirma Fernando Prado, socio director de Reputation Institute España y Latinoamérica. «Sin embargo, y a pesar de la creciente importancia de las políticas de RSE en la estrategia corporativa, las empresas siguen sin saber cómo rentabilizar económicamente su compromiso social», continúa Prado.

Para cambiar esta tendencias -advierten desde RI– las compañías deben practicar un diálogo abierto acerca de sus actividades con todos sus públicos, facilitar información suficiente y veraz sobre su desempeño en cualquier ámbito y ser coherentes en lo que dicen y defienden..

En definitiva: comunicación, ámbito en el que el líder sigue siendo Google, compañía que lidera el ranking de las empresas percibidas como más responsables por tercer año consecutivo, aunque su ventaja ya no es tan significativa como el pasado año. El top five lo componen Google (75’4), Microsof (75’1), The Walt Disney Company (74’7), BMW (73’9) y Lego (73’8). Para recabar estos datos se han entrevistado a 80.000 personas en 15 países (Reino Unido, España, Italia, Alemania, Francia, Rusia, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Japón, China, India, Australia y Corea del Sur).

«Vivimos en la Economía de la Reputación, un nuevo entorno donde las percepciones de los stakeholders tienen un impacto directo en la cuenta de resultados. Si una empresa es percibida como responsable, mejora su reputación y, por tanto, las actitudes de apoyo hacia ella. Además, y para satisfacción de las áreas financieras de una compañía, todo ello es cuantificable. En definitiva, una buena reputación es lo que aporta sostenibilidad a la inversión en RSE», concluye Prado.

La base de datos de Reputation Institute incluye las percepciones de 25 stakeholders diferentes (público general, reguladores, inversores, medios de comunicación, ONGs…) tienen de más de 7.000 empresas de 50 países y 25 sectores de actividad en 50 países.

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario