Lujo natural vs fast fashion

El secreto de L’Envers es ir al revés del mundo: huir del
'fast fashion' y del 'low cost'

Comparte este artículo

Ética y estética son los dos elementos que ha logrado conciliar L’Envers, una firma de ropa de confección artesanal y materias primas sostenibles. Su secreto: ir al revés del mundo. Es decir, huir del fast fashion y, también, del low cost. Porque, ¿acaso un producto es caro solo cuando afecta a nuestros bolsillos y no cuando impacta en el medio ambiente?

De origen francés pero afincada en Madrid, L’Envers apuesta por el ‘lujo natural’. Su primera colección está diseñada por la joven parisina Alice Hammer y tejida en su taller de la capital con lanas naturales hiladas en el centro de Francia. La lana, un recurso natural, sostenible y sano, es una fibra renovable que una vez tejida requiere poco mantenimiento, ya que no almacena el polvo y se ensucia poco. La selección de primera mano de las materias permite conocer las condiciones de fabricación y garantizar la durabilidad de los productos, así como las condiciones de trabajo dignas y unos procesos respetuosos del medio ambiente.

L’Envers también apuesta por la ruptura de estereotipos de género. Jane & Serge es un jersey unisex que introduce la idea de las prendas intercambiables, tejido en lana merina 100% francesa, un material flexible, ligero y resistente. De este material también está confeccionado Gaby, el cardigán femenino, tejido en una mezcla 100% de lana merina y lana de yak procedente del comercio justo. Más suave y resistente que el cachemir y más cálida que la merina, la lana de Yak es un material antibacteriano e hipoalergénico por naturaleza.

El material proviene de la hilatura de Rougnat, creada en el año 1880. Esta empresa familiar de 18 empleados gestiona todas las etapas de la fabricación de la lana, desde el lavado hasta la puesta en conos. Para garantizar la protección de la naturaleza en todo el proceso de producción, trabaja exclusivamente con fibras naturales de primera calidad y usa suavizantes ecológicos y tintes regidos por las normas europeas REACH.

Julie Charvet-Robinne, fundadora de L’Envers, ha impulsado este negocio sostenible para perpetuar una tradición familiar, procedente de la industria textil del Norte de Francia, y para aportar una alternativa a la industria de la moda actual. Más allá de una voluntad de crear un camino diferente y lanzar su propia marca de moda, L’Envers es para ella una aventura humana que combina el gusto por la belleza y la preocupación por hacer las cosas bien.

Página web: http://www.lenversfashion.com/


Los comentarios están cerrados.