«Los feminicidios quedan impunes en México»

Entrevista Julieta Venegas disco Algo Pasa

«Necesitamos movilizarnos, nos merecemos un futuro mejor»

«Puedes escoger entre pasar la vida quejándote o luchar por aquello que quieres»

Comparte este artículo

Sólo la casualidad quiso que naciera en Lonch Beach, California, en 1970. Por lo demás, Julieta Venegas es mejicana en cuanto a maneras, formas y esencia. Ha vendido alrededor de once millones de discos en todo el mundo, actuado en unos ciento cincuenta países y colaborado con un sinfín de artistas, desde Bunbury, Albert Pla o Kiko Veneno a Aterciopelados, Mercedes Sosa o Gustavo Cerati. En su haber, un Grammy y cinco Grammy Latinos. Tiene una hermana gemela, unos padres que se dedican a la fotografía y es la única de la familia que sintió vocación musical. Toca el piano, principalmente, aunque también la guitarra y su característico y festivo acordeón. Y ahora acaba de prensar su último disco.

Desde que es madre (fruto de su matrimonio con Álvaro Henríquez nació su hija Simona) procura no estar mucho tiempo fuera de casa. Alarga las giras pero regresa con mayor frecuencia. Ahora acaba de estar en España para presentar su último trabajo, Algo pasa (Sony Music). Es el séptimo disco de estudio.

«Siempre está pasando algo. La vida no se queda quieta nunca, por fortuna. Puedes escoger entre pasártela llorando, deprimido, quejándote o seguir luchando por aquello que quieres. Eso es lo que pasa. Basta mirar a tu alrededor para darte cuenta de lo afortunados que somos. Creo que la clave está en aprender de todo lo que vivimos, sea bueno o malo; además, la vida es eso, días maravillosos, increíbles, días malos, horribles, en los que no tienes ganas de nada…pero también días en los que puedes cargarte el mundo a tus espaldas», nos explica la propia Venegas.

La actitud es importante para la cantante. Ella cree que la actitud es capaz de enderezar cualquier situación, por desastrosa que parezca. «Es fundamental la actitud que pones en las cosas, así como te las tomes serán. Si crees que una situación te puede, seguro que lo hará, pero si te convences de que saldrás de ella, saldrás, y fortalecido. Este disco está rodeado de cosas lindas que pasaron alrededor y tiene algo de luminoso; las canciones que surgieron son alegres. En realidad no tanto alegres, porque no creo en la alegría desconectada de la vida, como luminosas. Desde luego, los temas de este disco son más positivos que los de ‘Los momentos’. Cambió el tono».

Aunque no saldrá a la venta hasta el 21 de agosto, en las radios ya se puede escuchar el single, ‘Ese camino’, un homenaje a la infancia. «La verdad, no soy nada nostálgica. La pasé bien, tengo buenos recuerdos de ella, pero fue algo que ya pasó. Me gusta volver de vez en cuando, pero no creo que fuese la mejor etapa de mi vida, ¡afortunadamente! Si no, ¿cómo podría vivir, ilusionarme por lo que venga?», explica la artista.

«Háblame con cuidado si vas a hablar de lo que fui. Mi pálida infancia ya está tan lejos de aquí… aún me estremezco ahora cuando me encuentro ahí por un momento con esa niña que solo quería ser feliz. Se quedará por siempre aquí la niña que un día fui», dice el texto de la canción. ¿Fue feliz Julieta Venegas? «Sí, lo normal… era una niña muy peleona, muy discutidora, como la Mafalda de la familia… me costaba entender por qué mis papás tomaban algunas decisiones, no era una niña de aceptar fácilmente todo lo que se le impusiera… pero tampoco tengo muchos recuerdos de aquella época; a veces, cuando estoy con mi mamá y mis hermanas y nos ponemos a recordar, me cuentan cosas que he vivido y que apenas puedo creer que sucedieran porque no consigo acordarme de lo que me dicen… Para mí, la infancia, más que imágenes o recuerdos, trata de sensaciones, la sensación de recorrer el mismo camino que tomabas para acudir a la escuela, determinados olores que te transportan… Es casi un estado del alma, más que otra cosa».

De eso mismo habla el tema que sirve como presentación del disco, de estados anímicos y de cualidades. «Cuando eres niño eres ingenuo todo el tiempo, eso es muy lindo, pero, claro, no se puede llegar a adulto con tanta ingenuidad porque no sobreviviríamos, y la perdemos, la ingenuidad y la inocencia, pero siempre queda algo de ellas en nosotros, algo que cuando se manifiesta, de alguna manera, nos hace más puros. Sí, siempre queda algo de esa primera impresión que nos dio el mundo».

Tinte social

Además de que ‘Algo sucede’ es un disco mucho menos artificial (en cuanto a sonidos) que el anterior, sorprende por insólito el tratamiento explícito de temas sociales, como los desaparecidos: «Van cayendo sin ruido (…) el mundo tiembla ante María, a quien encontraron ayer. Aquí termina su vida, nadie la defiende de ser nombre sin apellido; la levantaron y fue otra mujer sin vida. Que el mundo tiemble, que explote todo por aquí, que todo despierte, dime si vas a permitir que esto sucede ante ti», recoge el texto de ‘Explosión’.

2.©Belisa Giorgis

«La gente fuera de México conoce los feminicidios de Ciudad Juárez, pero los feminicidios se viven por todo el país… y quedan casi siempre impunes, casi nunca hay detenidos, porque las autoridades no lo consideran grave, no se les da importancia, al fin y al cabo son mujeres… es terrible… son crímenes normalizados, es algo habitual… no es la excepción, lo raro es que termine un solo día sin que una sola mujer en México muera violentamente. De esto habla esta canción».

Según datos oficiales, siete mujeres mueren diariamente en algún lugar de México, pero esta luctuosa realidad no es nueva. ¿Por qué ahora esta canción? «Porque se convirtió en un elefante que entró en mi casa, era imposible mirar a otro lado, imposible no pararme a escribir un tema sobre estas mujeres. Me cuesta mucho aunar mis convicciones políticas con mi música, creo que son dos ámbitos distintos, pero llegó un momento en que tenía que hablar de ellas. Me costó mucho componer esta canción, muchísimo, pero estaba dispuesta a hacer un tema pop sobre los desaparecidos en general, sobre toda esa gente que, a diario, muere y no le preocupa a nadie… quería que fuese una canción pop para que todo el mundo pudiera cantarla y se diera cuenta de lo que hablaba… Me costó un mundo terminarla».

Pero no es el único corte con vertiente social. Encontramos también ‘Una respuesta’, que reflexiona sobre la violencia con la que convivimos a diario. «Esta canción la necesitaba. Cuando nos enteramos de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, estaba de gira con ‘Los tigres del norte’. Me quedé muy impresionada al conocer la noticia, profundamente afectada. Y, al salir al escenario, me di cuenta de que no tenía la canción adecuada, de que solo tenía temas como ‘Limón y sal’ o ‘Adiós’, y de pronto sentí que aquello no encajaba, por eso escribí este tema».

«Justicia va por las calles pidiendo entrada en cualquier dirección; nadie le escucha ni mira, no saben bien para qué sirvió. Es la memoria perdida. ¿A quién toca despertar?», reza la canción. La violencia en México es tan endémica como la corrupción en España. Eso parece. ¿Es así? «No sé de qué modo está la corrupción en España, puedo decirte que México es un país corrupto a casi todos los niveles y sí, es endémico porque es una cuestión de educación, y la educación es un privilegio allá. Si tienes dinero, puedes permitirte acceder a una buena escuela, pero hay muchísimos jóvenes sin futuro porque no pueden recibir una formación adecuada… Además, el PRI, instalado tantos años en el poder, ha sembrado en la población una inmensa apatía, la mayoría de la gente cree que nada puede cambiar, que no hay manera posible de acabar con la corrupción, con las injusticias, con la violencia en las calles, y necesitamos movilizarnos, nos merecemos un futuro mejor», continúa la cantante.

Y de estas canciones nuevas, que suenan frescas y reflejan cierta luz estival, ¿por cuál siente preferencia Julieta Venegas? «Esto lo tengo claro. ‘Porvenir’. Es un tema que me hace parecer mucho más profunda de lo que soy. Es la más sencilla de todo el disco, con arreglos de piano y chelo que hizo Jacques Morelenbaum… cuando la canto me parezco a mí misma una sabia…». ¿Qué dice ese corte?: «Vamos caminando en soledad, pasando los días tranquilamente, ocupando el tiempo sin saber en qué. Puedo fácilmente prescindir de una sonrisa, de complicidades, sin nadie a mi lado, y así el porvenir un día aparece, te mira de frente y te dice ven, hay algo que tú no sabías ver…»

Esta mujer, bajita, de sonrisa fácil –que no dócil-, de rasgos hermosos, entre giras, desempeño de la maternidad, composición de bandas sonoras, colaboraciones, aún saca tiempo para ejercer como embajadora de Buena Voluntad de Unicef, y como embajadora Cultural de Buena Voluntad nombrada por el Consejo de Ministras de la Mujer de Centroamérica. «Para mí estas tareas son muy importantes, y me emociona poder contribuir a ellas, formar parte de este esfuerzo».

Antes de concluir la entrevista, Venegas nos pregunta por algo bueno que haya salido recientemente. No es fácil, conoce bastante bien nuestro territorio musical. Pensamos, la sugerencia tiene que sorprenderla. Y lo hace. Le recomendamos a Maui, una inclasificable artista que se subió a los escenarios de la mano de Martirio y que acaba de presentar su primer disco, Viaje interior. Busca en Spotify, donde encuentra el single, Baldosas amarillas. Escucha. Sonríe. Le gusta.


COMENTARIOS

  1. Una mujer valiente. Cuesta creer algunas de las informaciones que llegan de nuestro querido México. Lo duro es que son ciertas.


  2. siete mujeres mueren al día en México por violencia?? Me aterra que los crímenes de género estén tan normalizados


  3. “Siempre está pasando algo. La vida no se queda quieta nunca, por fortuna. Puedes escoger entre pasártela llorando, deprimido, quejándote o seguir luchando por aquello que quieres. Eso es lo que pasa. Basta mirar a tu alrededor para darte cuenta de lo afortunados que somos”. Esa es la filosofía. No conocía de Julieta Venegas más que algunas canciones. Me ha gustado!


  4. México tiene graves problemas que no se van a solucionar solos. Es tarea de personas como Julieta Venegas alzar la voz y no callarse ante las injusticias.


  5. Pues a mí me gustaba cuando cantaba canciones y no quería ser activista. Los artistas que hagan sus cosas, pero que no se metan tanto en política porque se desvirtúa el mensaje.


  6. Todos los artistas deberían tener tanta conciencia social. Bien por Venegas!


Deja un comentario