Internacional

Tu próximo ‘coworking’ está en Tailandia

El fenómeno de los nómadas digitales se ha popularizado masivamente entre muchos sectores profesionales en los últimos años, especialmente después de la pandemia. Muchos países han hecho esfuerzos para llamar su atención y facilitar su llegada con incentivos como la exención fiscal, pero ¿por qué la mayoría prefiere este país del sudeste asiático?

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
20
Dic
2022
Tailandia

El fenómeno de los nómadas digitales ya se había popularizado antes de la pandemia, pero el cambio en la cultura de trabajo de muchas organizaciones después del confinamiento ha facilitado las condiciones para que numerosos profesionales, sobre todo los más jóvenes, aprovechen las ventajas del trabajo a distancia para poder trabajar mientras viajan a otro país.

Como una forma de captar talento internacional, muchos países han optado por ofrecer condiciones favorables para atraer a este tipo de trabajadores, no solamente por mejorar su reputación, sino también por la cantidad de dinero que estos profesionales invierten durante su estancia, pudiendo ser considerados turistas de larga duración.

Algunos de los incentivos que se ofrecen son excepción de impuestos o menos requisitos para obtener visados, así como espacios y resorts de lujo para trabajar con buena conexión a Internet y los mejores servicios diarios. También se ha popularizado su versión reducida, llamada workation, que consiste en unas vacaciones un poco más largas en las que se teletrabaja mientras se visita la destinación.

El clima, las playas y el bajo coste de vida son algunas ventajas que señalan los que han elegido Tailandia como destino de trabajo remoto

Algunos países, como Italia, ya han mostrado su voluntad de atraer un 5% de nómadas digitales en los próximos años. Pero las opciones preferidas siguen concentrándose en una región concreta del mundo: el sudeste asiático. Concretamente, Tailandia es el país que mayor cantidad de nómadas digitales en los últimos años. El clima, las playas y el bajo coste de vida comparado con países occidentales son algunas de las ventajas que señalan los que han elegido este país como destino para trabajar remotamente.

Además, Tailandia está haciendo grandes inversiones en espacios de coworking que sirven a la vez de oficina, alojamiento y paraíso vacacional, adaptados completamente a las necesidades de este tipo de profesionales. Lo mismo han hecho Indonesia, Vietnam o Egipto. Sin embargo, Tailandia sigue siendo el destino favorito.

No obstante, el fenómeno de los nómadas digitales también tiene un lado negativo. Si bien su contribución en la economía del país es un hecho, en la mayoría de destinos la llegada masiva de este tipo de profesionales ha generado un encarecimiento del coste de vida, así como incrementado la competencia por los recursos o creado lo que Kate Hooper y Meghan Benton, autoras del informe del Instituto de Política Migratoria, han descrito como «burbujas de privilegio».

Algunos sectores ya denuncian que los incentivos ofrecidos a los nómadas digitales generan «burbujas de privilegio» que afectan a los vecinos locales

Además, hay que tener en cuenta que la mayoría de nómadas digitales provienen de orígenes privilegiados, normalmente de países del Norte Global, que buscan en estos destinos un nivel de vida superior al que podrían encontrar en sus países de origen con su salario. Otro aspecto a tener en cuenta en este tipo de prácticas son las emisiones de carbono que conlleva tener un estilo de vida nómada que normalmente implica viajes en avión a grandes distancias.

A esto hay que añadir, además, los impactos que tiene este tipo de filosofía de trabajo en la cultura organizativa de las empresas, el trabajo en equipo y el distanciamiento o la creación de lazos comunitarios mucho más débiles. Algunos expertos opinan que este tipo de opciones vitales refuerzan comportamientos como el individualismo, donde aspectos como el bienestar del grupo o la garantía de una igualdad de oportunidades queda muy atrás en las prioridades comunes. En este aspecto, por ejemplo, ya encontramos sectores críticos con las ventajas que consiguen los nómadas digitales respecto al resto de la población.

La mayoría de los nómadas digitales lo tienen claro: este estilo de vida permite lo mejor de ambos mundos (vacaciones y trabajo). Sin embargo, sus efectos e impactos en la vida local siguen siendo vistos desde un punto de vista cuanto menos crítico. ¿Van a aumentar este tipo de trabajadores en el futuro? ¿Van a surgir estilos de nomadismo digital mucho más sostenibles? Y, sobre todo, ¿qué tendencias nuevas marcará para el futuro del trabajo?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La economía de los robots

Luis Meyer

Mientras la sociedad intenta comprender en qué consiste el metaverso, el mundo se vuelve digital a marchas forzadas.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.