Estados Unidos, el país donde hay más tiroteos que días del año

Si bien es cierto que el país estadounidense no ha sido el único donde han ocurrido tiroteos, nunca ha tomado medidas tan contundentes como las de otras naciones, que han visto desaparecer estas masacres una vez reguladas las armas de forma estricta. ¿Por qué Estados Unidos todavía no puede poner freno a este tipo de asesinatos?

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
05
Ago
2022

Artículo

Estados Unidos es el único país del mundo donde hay más armas que civiles y donde hay más tiroteos masivos que días del año: en el año 2021, por ejemplo, ocurrieron 693 tiroteos masivos, de los cuales 34 fueron en escuelas. Sin embargo, este país no es el único lugar donde ocurren tiroteos masivos. Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Noruega y Finlandia también han sufrido estas horribles tragedias. Y aunque algunos de estos Estados también tienen altos índices de posesión de armas entre civiles, los tiroteos masivos son mucho menos prevalentes que en Estados Unidos.

En 1996, un devastador tiroteo en la escuela primaria de Dunblane, en Escocia, acabó con la vida de 15 niños de apenas 6 años de edad y de su maestra. Esta tragedia motivó al Gobierno a establecer algunas de las medidas más estrictas de control de armas hasta el momento. Entre ellas, una prohibición casi total de las pistolas, especialmente aquellas con mucha capacidad de balas.

Según el especialista en justicia criminal, James Densley, los resultados tuvieron mucho éxito: «No ha habido ni un solo tiroteo escolar en Reino Unido desde entonces. Han pasado 26 años. Así que eso demuestra que ese tipo de medidas realmente funcionan. Lo interesante también es que casi inmediatamente después de la masacre de Dunblane, ocurrió la tragedia en Port Arthur, en Australia. Y la estrategia en Australia fue muy similar: se regularon las armas rápidamente y no ha ocurrido ningún otro tiroteo de esa magnitud».

Numerosos estudios demuestran ya que las regulaciones más estrictas sí se traducen en menos violencia armada

Hoy en día, los tiroteos masivos en Reino Unido y Australia son escasos. Y estas naciones cuentan con algunas de las tasas de violencia armada más bajas del mundo. El escenario se repite en países como Alemania, Nueva Zelanda, Noruega y Canadá, donde los Gobiernos también respondieron a sangrientas masacres con mayor control de armas.

En Canadá, por ejemplo, varios tiroteos impulsaron regulaciones graduales, como la verificación de antecedentes y entrenamientos de seguridad para poder comprar un arma. Y en 2020, tras el peor tiroteo masivo del país, el Primer Ministro Justin Trudeau prohibió totalmente las armas de asalto, como los rifles y pistolas semiautomáticas capaces de disparar decenas de balas a la vez.

Es cierto que las leyes no necesariamente han erradicado los tiroteos en esos países. Pero los estudios demuestran que las regulaciones más estrictas sí se traducen en menos violencia armada. Actualmente, Canadá es el quinto país con más armas entre civiles, con 35 armas por cada 100 habitantes. Y aunque afronta niveles de violencia armada más altos que la mayoría de los países desarrollados, sus cifras son radicalmente menores que las de Estados Unidos.

En este aspecto, los datos y las investigaciones concluyen que más armas en manos de civiles conllevan a más tiroteos masivos, a más violencia armada y a más suicidios. Estados Unidos, además de tener algunas de las estadísticas más alarmantes, cuenta con las leyes de porte de armas más flexibles del mundo. Allí las armas no solo son parte de la cultura, también son un derecho protegido por la Constitución.

Densley: «Esto no es un debate político: la ciencia demuestra que existen otras medidas que realmente se deben tomar para poder salvar vidas»

«Durante 200 años, la interpretación de la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos indicó que se trataba de un derecho colectivo de portar armas para la seguridad del Estado. Solo en años recientes se ha cambiado esta interpretación. Ahora establece que es un derecho individual para la autoprotección. Y esa interpretación le da pie a leyes de armas mucho más permisivas», explica Densley.

En gran parte, esa reinterpretación es consecuencia del arduo esfuerzo de presión política realizado por la Asociación Nacional del Rifle (NRA), un poderoso organismo que ha logrado influir sobre las decisiones de los políticos. Así, ha dificultado durante décadas la aprobación de cualquier medida que intente regular las armas en el país. Sin embargo, los ciudadanos sí exigen este tipo de leyes: una encuesta realizada por el centro de investigación YouGov, afirma que más de la mitad de los estadounidenses quieren regulaciones más estrictas para controlar los tiroteos.

Tras 30 años de inacción, el Gobierno estadounidense logró aprobar en junio de 2022 una histórica ley de control de armas. La medida endurecerá los estudios de antecedentes para los menores de 21 años que busquen comprar armas. También permitirá que las autoridades confisquen las armas de aquellas personas que consideren que pueden representar un peligro y aportará financiamiento para programas de salud mental y de seguridad en las escuelas.

Pero Densley asegura que eso no basta para mitigar el problema: «[La legislación] no va lo suficientemente lejos, según la evidencia. Y quiero ser claro: esto no se trata de un debate político. Está basado en la ciencia y en las investigaciones. Existen otras medidas que realmente se deben tomar para poder salvar vidas». Por ejemplo, la ley no prohíbe que menores de 21 años puedan comprar armas de asalto, que casi siempre se utilizan en tiroteos masivos. Tampoco prohíbe la venta de cargadores de municiones de alta capacidad. Además, los estudios de antecedentes solo aplicarán para los menores de 21 años.

Aunque las medidas aprobadas son imperfectas, representan un hito importante. Quedará por verse si lograrán reducir la incomprensible cantidad de tiroteos masivos en este país.


Este contenido fue emitido en formato audiovisual por el programa de televisión ‘Efecto Naím’ , una producción de Naím Media y NTN24. Forma parte de un acuerdo de colaboración de este programa con la revista Ethic.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.