Sociedad

Pueblos ‘Vivaces’, o cómo ver llena la España vacía

El mundo rural es un vector económico fundamental para España, pero vive un momento contradictorio: la multitud de proyectos que nacen en los pueblos tienden a quedarse invisibilizados, incrementando las desigualdades entre entornos rurales y urbanos. Por eso, nueve empresas españolas acaban de poner en marcha ‘Vivaces’, una alianza con la que buscan potenciar el desarrollo del mundo rural, dar visibilidad y generar igualdad de oportunidades.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
17
Jun
2022

Artículo

Hace seis años, la escritora Maribel Medina acudió al club de lectura de la biblioteca de La Puebla de Almoradiel, en Toledo, para presentar su último libro. En una localidad como esta, ubicada en plena España vacía y con poco más de 5.000 habitantes, el evento registró un lleno absoluto. Superó todas las expectativas. La respuesta de los vecinos, acostumbrados a tener que acudir a la ciudad para poder disfrutar de este tipo de actividades, evidenció una realidad que a veces cae en el olvido: el mundo rural también existe y sus habitantes también tienen pleno derecho a disfrutar de los servicios más básicos, como lo es la propia cultura.

De hecho, si el circuito social deja descolgado al mundo rural se pierde algo más que la cultura: el valor de un país. Bajo esta premisa y espoleados por la gran convocatoria de aquella presentación, la biblioteca de Almoradiel se animó a organizar el festival Almoradiel Lee –posteriormente quedaría bautizado como Mi Pueblo Lee–, una red cultural mucho más amplia que, durante los últimos años, ha acercado a las zonas rurales autores tan destacados como Rosa Montero, Alberto Vázquez Figueroa, Marta Sanz, Carlos Zanón o Juan Gómez-Jurado.

Esta es una de las tantas iniciativas que han surgido en distintos puntos de la geografía española con el objetivo de visibilizar el mundo rural mientras se potencia la igualdad de oportunidades, desde todos los sectores, respecto a las zonas urbanas. Algo esencial a la hora de vertebrar el territorio y afrontar el futuro con garantías. En un momento como el actual, trufado de incertidumbre y cambios constantes, la España vacía debe estar en el centro del debate. Es de esa asunción de la que surge Vivaces, una alianza empresarial para visibilizar el potencial del medio rural y fomentar su desarrollo.

‘Vivaces’ es una alianza empresarial que tiene por objetivo poner en valor el medio rural y contribuir a la vertebración del territorio y la igualdad de oportunidades

«El mundo rural es un vector económico fundamental en nuestro país, pero vive un momento contradictorio. Por eso, Vivaces es una plataforma fundamental», explica Laia Mas, directora de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Danone, una de las nueve empresas que forman parte del proyecto. Además de la multinacional agroalimentaria, Amazon, Bayer, BlaBlaCar, Booking.com, Eurona, Grünenthal, Harmon y la Agencia EFE componen un ambicioso plantel cuya influencia puede resultar capital de cara a lograr resultados tangibles. «Vivaces es una herramienta para buscar soluciones: vamos a intercambiar proyectos y buscar sinergias actuales y de futuro en el medio rural», detalla Mas, quien se marca el objetivo empresarial de «llegar a 2025 con el relevo asegurado en todas nuestras granjas».

Para ello, el trabajo que se haga desde iniciativas como Vivaces debe implementarse de una forma inteligente. En un país como España, donde los municipios de tipo rural suponen un 84% de la superficie nacional, la población empadronada en estas zonas apenas supera el 16%. Unos números que evidencian un problema: las zonas rurales corren el riesgo de quedarse desiertas.

Es precisamente ahí, en el desafío de evitar que esto termine ocurriendo y generar el movimiento inverso, donde Vivaces se antepone como un eje fundamental. «La cooperación debe involucrar a los emprendedores locales y a pequeñas y medianas empresas, que configuran los tejidos económicos característicos del medio rural, pero también a las grandes empresas, que actúan e influyen en todo el territorio», apuntó la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en el evento de presentación del proyecto, donde no dudó en catalogar Vivaces como «un ejemplo de inclusión desde la perspectiva demográfica».

Maderuelo: «En los pueblos se desarrollan muchos proyectos que no se ven, por eso queremos focalizar esas oportunidades y generar sinergias»

Más allá de planteamientos teóricos, lo que buscan las nueve empresas que componen Vivaces es un cambio real. A través de un grupo de trabajo exploran vías de colaboración con iniciativas surgidas del mundo rural, acelerando así su desarrollo y amplificando el efecto. «Queremos dar voz a los proyectos que se desarrollan desde una perspectiva de la innovación social desde el territorio, focalizar las oportunidades que se dan en el medio rural. En los pueblos se desarrollan multitud de proyectos que no se ven porque son muy micro. Lo que buscamos es visibilizarlos para generar sinergias con otras entidades presentes en el medio rural», apunta Pablo Maderuelo, director de Salud y Compromiso Social en Harmon.

La suya es una voz más que autorizada a la hora de hablar de estas cuestiones: hace un año, Maderuelo lanzó el podcast La España medio llena, donde cada episodio se centraba en iniciativas y proyectos de interés surgidos en zonas rurales. Dada su relevancia en un aspecto tan importante como es la comunicación, el programa ha pasado ahora a formar parte de Vivaces. De hecho, esta alianza no deja escapar un solo minuto: también ha puesto en marcha otros proyectos que incluyen iniciativas para transporte sostenible, como es el caso de BlaBlaCar, o para la salud ambiental, como hace Bayer.

Pero además, Vivaces vertebra su función sobre tres ejes fundamentales. En primer lugar, la generación de conocimiento sobre el potencial del medio rural; en segundo lugar, la creación de sinergias y espacios compartidos con las iniciativas de innovación social que se desarrollan en el medio rural; y, en tercer lugar, la difusión y visibilización de la importancia de la cohesión territorial. Tres pilares que abarcan toda la dimensión de la cadena y de cuyo éxito depende, en buena parte, el futuro de una España que, lejos de estar vaciada, lo que ha estado es olvidada durante demasiados años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Iberia vaciada

Carlos Taibo

¿Qué hay que preservar y qué hay que introducir (o recuperar) en los espacios rurales de nuestro país?

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.