Siglo XXI

Operaciones digitales: claves en la mejora de la sostenibilidad

Las tecnologías digitales y las redes en tiempo real serán elementos clave a la hora de garantizar que la industria juegue un papel activo en la acción contra el cambio climático. Y es que las soluciones digitales conectadas incrementan la rentabilidad, pero también la eficiencia.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
22
Jun
2022
sostenibilidad

Artículo

La industria tiene un papel crítico y activo que desempeñar en el avance de la acción contra el cambio climático. Para ello, las tecnologías digitales y las redes en tiempo real serán elementos clave, y las empresas podrán beneficiarse considerablemente de su adopción. «No hay avance ecológico sin tecnología digital», afirma Pekka Lundmark, nuestro director general. Y es que las soluciones digitales conectadas están facilitando a las empresas el seguimiento y la gestión de las emisiones, el control del consumo de energía y la optimización y reajuste de sus operaciones.

Todo ello tiene un impacto directo en los resultados finales: el informe Business Futures 2021 de Accenture reveló recientemente que las empresas con buenas calificaciones medioambientales, sociales y de gobierno corporativo presentan unos márgenes operativos 3,7 veces superiores al resto, además de una rentabilidad para los accionistas 2,6 veces mayor. 

Así, al proporcionar una mayor visibilidad de las operaciones generales, las tecnologías digitales pueden impulsar la seguridad, la productividad y la eficiencia en industrias físicas como la minería, la fabricación y el petróleo y el gas, según Nokia Bell Labs Consulting. Esto requiere una conectividad crítica en la base operativa, por un lado, como catalizador de la automatización, la eficiencia, la agilidad y las nuevas aplicaciones; y, por otro, como herramienta para medir el rendimiento de la sostenibilidad en toda la operación.

Operaciones conectadas para un futuro renovable

El sector energético es un gran ejemplo de cómo la digitalización y la sostenibilidad van de la mano. «Los avances en la tecnología digital prometen aumentar la eficiencia y reducir los costes en las cadenas de valor de las energías convencionales y renovables», apunta el reciente informe de Deloitte, The 2030 Decarbonation Challenge. 

Las energías renovables son esenciales, tanto para la sostenibilidad a largo plazo del sector energético como para alcanzar los objetivos climáticos mundiales. No es de extrañar, pues, que las fuentes renovables representen prácticamente el 70 % de la nueva capacidad total de generación de energía para finales de 2021, como calcula la Agencia Internacional de la Energía.

Dado que estas suelen estar situadas en entornos remotos o en alta mar, la conectividad es fundamental: la red es una línea de vida y una plataforma para garantizar un rendimiento óptimo, la seguridad y la calidad de vida de los trabajadores. Así, las tecnologías LTE (4,9G) y 5G privadas son las mejores y las más asequibles y resistentes para llegar a estos entornos remotos y difíciles.

La digitalización aporta ventajas de sostenibilidad a cualquier sector

Cualquier industria con piezas móviles o activos distribuidos puede ser más rentable, innovadora, competitiva y respetuosa con el clima si adopta tecnologías digitales como la inteligencia artificial (IA), la automatización y las redes avanzadas. En la minería, el transporte y la logística, por ejemplo, los sistemas portuarios digitalizados y la mejora de la automatización pueden ayudar a minimizar la inactividad de los barcos en alta mar, protegiendo los entornos costeros.

También, como se señala en Forbes, la combinación de las tecnologías digitales y la IA puede dar a las empresas del sector ganancias a corto plazo en la optimización operativa y la seguridad, con el fin de lograr viajes más eficientes y una mayor eficiencia de combustible. 

En la base de todos estos esfuerzos se encuentra la infraestructura que ayuda a las personas, las máquinas y los sistemas a actuar juntos: una sólida red de conectividad omnipresente de gran ancho de banda e inteligencia para la era de la Industria 4.0. 


Luis Bueno, director Comercial para Empresas en Nokia, España y Portugal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

El agua es la respuesta

Ángel Simón

La pandemia ha puesto en evidencia lo que ya sabíamos: que el agua es un bien esencial.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.