Medio Ambiente

OFRECIDO POR
Banner

Ciudades verdes para generar esperanza

Los científicos apuntan a la creación de zonas verdes en las ciudades y la preservación del medio ambiente como la vía principal a la hora de frenar el desgaste del planeta y evitar nuevos desastres meteorológicos o epidemiológicos.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
13
May
2022
ciudades

Artículo

En los últimos años, el mundo ha entrado en una vorágine de cambios alarmante. A las alteraciones climáticas evidentes se ha sumado también un auge realmente devastador en enfermedades y patologías nunca antes experimentadas por el ser humano. La última de ellas ha sido la covid-19, que sumió a la población mundial en un auténtico estado de emergencia a nivel global, cuestionando las bases de las sociedades actuales y forzando, esta vez de forma urgente, a buscar explicaciones a todo este proceso.

Paradójicamente, la gran mayoría de expertos en la materia han tenido claro desde el principio hacia dónde había que enfocar. «La reciente pandemia está estrechamente relacionada con la falta de respeto que tenemos a los animales y la naturaleza, lo que está aumentando nuestra exposición a nuevos patógenos». No son palabras de un científico cualquiera, sino de una eminencia como Jane Goodall, Mensajera de la Paz de Naciones Unidas y una de las personas cuyo trabajo ha tenido un mayor impacto en el siglo XX. La experta no guarda dudas respecto a que la situación actual no es más que el precio a pagar por décadas de maltrato hacia el medio ambiente. «Hay que pensar en términos más amplios cuando se habla de ecosistema. No es tan fácil como los humanos y el resto», explica la activista, fundadora del instituto que lleva su nombre y desde el cual encabeza proyectos humanitarios y para la protección del medio ambiente.

La radiografía que Goodall hace de la situación actual es compartida por infinidad de colegas de profesión, muchos de los cuales llevan décadas alertando de esta situación. «La contaminación, por ejemplo, es responsable del aumento de los casos de cáncer. También en el incremento del estrés o la ansiedad», explica Sonia Gutiérrez, responsable de Investigación Clínica de Sanitas. Dentro de este caldo tan negro, la buena noticia es que pese a que la crisis está avanzada, existe todavía una posibilidad de revertirla.

Al menos, siempre que la acción debe ser real y conjunta. «Ahora sabemos que necesitamos de la naturaleza, de lo verde, para cuidar de nuestra salud física y mental», explica Goodall, quien insiste en la necesidad de, por un lado, frenar la invasión de los hábitats de otras especies y, al mismo tiempo, reforzar las zonas verdes en las ciudades, a fin de proveer a las personas del contacto con la naturaleza. «Necesitamos reconectar a la infancia con la naturaleza. Uno de cada 10 escolares lleva un bote de broncodilatador junto al bocadillo», evidencia el pediatra Juan Antonio Ortega García, presidente del Comité de Salud Medioambiental de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Ciudades sanas por el cambio

Las declaraciones de estos prestigiosos profesionales tuvieron lugar durante la presentación de la séptima edición del programa Healthy Cities, una iniciativa impulsada por Sanitas que trata de potenciar la promoción de hábitos de vida saludables a la vez que propone soluciones de regeneración urbana de espacios verdes que contribuyan a construir ciudades más saludables. Un tipo de proyecto que Goodall no dudó en catalogar como «necesario» y al que este año se han adscrito más de 200 empresas, que engloban a un total de 350.000 empleados.

La séptima edición del programa ‘Healthy Cities’ busca potenciar la promoción de hábitos de vida saludable y soluciones para la regeneración urbana

De esta manera, la iniciativa, que esta vez parte del compromiso de Sanitas de donar fondos para plantar un árbol por cada persona que cumpla el doble reto de caminar 6.000 pasos diarios y dejar el coche de combustión privado en casa al menos un día a la semana durante los dos meses que dura el evento, se abre al ámbito internacional, participando de ella ciudadanos de países como Chile, Polonia y México a través de las empresas de Bupa, la matriz de Sanitas.

Además, a través de colaboraciones con instituciones públicas y privadas como son el Ayuntamiento de Madrid, WWF y el Instituto Jane Goodall, el proyecto potenciará su función en lugares como Madrid, Barcelona, Valencia o Senegal. «Los pediatras debemos prescribir naturaleza. Los niños deberían estar al menos una hora al día en contacto con zonas verdes. El beneficio es enorme: mejora de la memoria y la agudeza visual, disminuye el cortisol, el exceso de peso, etc», insiste Ortega sobre las bondades de este tipo de proyectos sobre, en concreto, los ciudadanos del futuro.

Basta escuchar a los expertos para saber que la posibilidad de garantizar una buena salud y un planeta en calma depende, única y exclusivamente, del ser humano y su capacidad para actuar de forma responsable con el medio que le rodea. Ampliar la mirada hacia una visión más ética y sensible debe ser el camino a seguir. De ello depende el futuro, motivo más que suficiente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Cambio climático y pandemias

Pedro Sánchez Felguera

Reducir el riesgo de que se dé otra pandemia dependerá de nuestra capacidad de proteger los ecosistemas.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.