Sociedad

2021: El año en el que rompimos con el tabú de la salud mental

La salud psicológica es fruto de un equilibrio perfecto: si se ignora, se tensa; si se tensa, se rompe; si se rompe, se trata. Durante el año pasado, marcado por la asfixiante incertidumbre de la pandemia, la sociedad comenzó a hablar de salud mental como una necesidad más, rompiendo con el miedo a la estigmatización que había perdurado durante siglos.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
28
Ene
2022
salud mental

La salud psicológica es inherente al ser humano. Forma parte del engranaje que nos convierte en seres vivos y no en meros supervivientes, siendo fruto de un perfecto equilibrio entre biología, cognición y contexto. Si se ignora, se tensa. Si se tensa, se rompe. Si se rompe, se trata. O al menos eso es lo que vemos a día de hoy como normal, aunque no siempre ha sido así.

La construcción del discurso en torno a la salud mental ha atravesado épocas convulsas. Encontramos los primeros relatos al respecto en los textos sagrados que la asociaban a la divinidad. El libro de Daniel es un claro ejemplo de ello: Nabucodonosor, rey de la dinastía babilónica, fue castigado por presumir de sus logros, condenándole Dios a perder la cordura y vivir alejado de los hombres como un animal salvaje. Así, mientras una sociedad atribuía la locura a los designios de los dioses, otra culpaba a fuerzas demoniacas o naturales. En ambas el tratamiento era idéntico: sacrificios, trepanaciones del cráneo para expulsar el mal o, en el mejor de los casos, condenar a la persona al exilio.

Simone Biles era una de las grandes favoritas de los Juegos Olímpicos de Tokio, pero dijo «basta» por motivos psicológicos

Esa visión estigmatizante de la salud mental fluctuó durante los posteriores siglos. Hipócrates, por ejemplo, defendió un trato más humano, profesional y honesto. Sin embargo, durante la Edad Media se recuperó la visión teísta de la locura, esta vez bajo el dogma de la fe cristiana. Las personas con trastornos mentales eran exorcizadas, asesinadas por La Inquisición o recluidas en sanatorios donde se les torturaba hasta la muerte. 

Todo se transformó durante la Edad Moderna, donde los avances científicos dieron pie a que las enfermedades mentales se equiparasen a las físicas, asociándolas a daños en los nervios y derivando en el popular término ‘neurosis’. A la vez, se comenzó a hablar de la importancia del contexto, sobre todo en los círculos de filósofos británicos como David Hume, George Berkeley y John Locke. En otras palabras: la sociedad empezó a comprender la complejidad de la mente humana y, sobre todo, de la salud mental. 

El debate entre biología y contexto, tratando erróneamente ambos factores como irreconciliables, dura hasta nuestros días y ha influido en las bases de la psiquiatría y la psicología; ambas disciplinas que se unifican con un único fin: promover la salud mental, un concepto que a día de hoy está en boca de todos. Porque, en 2021, algo cambió. Estos fueron los principales hitos alcanzados en materia de salud mental.

La recurrente ola de la salud mental

En ese año, paradójicamente, la aparición de una enfermedad física en nuestra vida hizo que valorásemos más que nunca la salud psicológica. «La segunda ola será mental», decían los expertos. Tras la oleada de contagios provocada por la covid-19, el discurso cambiaba, pero solo en el inicio. «La tercera ola será mental», y la cuarta, la quinta, y así sucesivamente hasta que perdimos la cuenta. Lo que no podíamos ignorar eran las secuelas que sufrimos por la incertidumbre, el aislamiento y la ansiedad socioeconómica: depresión, ansiedad, ataques de pánico, insomnio, estrés postraumático y abusos de sustancias.

El «vete al médico» de Carmelo Romero a Íñigo Errejón

Cuando la sociedad empieza a hablar de salud mental y los medios de comunicación se en eco, es de esperar que la clase política reaccione. Aquí no cabe duda de que la figura más reivindicativa ha sido Íñigo Errejón, quien empezó hablando de la falta de recursos y del estigma en sus redes sociales y no tardó en elevarlo al Congreso. La reacción no fue la que esperaba.

«Si digo Diazepam, Valium, Lorazepam, Tranquimazin o Lexatin, ¿por qué todos sabemos de lo que estoy hablando? ¿En qué momento hemos normalizado vivir permanente medicados?», preguntaba Errejón al presidente del Gobierno. Carmelo Romero, diputado del PP, le respondió «¡Vete al médico!» ante el silencio sepulcral del resto de congresistas que rápidamente respondieron con un abucheo generalizado. Carmelo pidió disculpas por su frase desafortunada, pero sin pretenderlo dio la razón a su rival político: si sufres, se medicalizará tu dolor.

El discurso de Simone Biles en los Juegos Olímpicos

Simone Biles era una de las grandes favoritas de los Juegos Olímpicos de Tokio, pero a las puertas de luchar por el oro la gimnasta estadounidense dijo basta. Decidió poner fin a su participación por motivos psicológicos. «Creo que debería hablarse mucho más del tema de la salud mental», reflexionaba la atleta haciendo hincapié en la presión que sienten los deportistas de élite a diario. «Sé que algunos de nosotros estamos pasando por las mismas cosas. No somos solo entrenamiento, somos humanos». A su voz se sumaron la de las tenistas Paula Badosa y Naomi Osaka, el surfista Gabriel Medina y el futbolista Sergio Ruiz.

La nueva ley de Salud Mental

En 2021. el Hospital Sant Joan de Déu, el Hospital Universitario Infanta Leonor, el Hospital Clínico San Carlos y el Hospital Ramon y Cajal alertaron de un aumento de problemas psicológicos graves, especialmente Trastornos de la Conducta Alimenticia y conductas suicidas. No obstante, la total falta de recursos les impidió afrontar las peticiones de ayuda. En este clima de desamparo psicológico surge la Proposición de Ley General de Salud Mental, que busca triplicar el número de psicólogos clínicos, psiquiatras y enfermeros especialistas en salud mental en la sanidad pública. No es el único objetivo, también promete garantizar una atención libre de coerción, protección a los trabajadores y un protocolo de prevención del suicidio.

El suicidio, un tema vetado que se normaliza poco a poco

La necesidad de un plan de prevención del suicidio se hace palpable en una sociedad en la que, cada día, 11 personas se quitan la vida. Son anónimas la vasta mayoría, pero también figuran caras públicas como la actriz Verónica Forqué. En respuesta a esta problemática tan acuciante han surgido movimientos colectivos como la manifestación que tuvo lugar el pasado 10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental, frente al Ministerio de Sanidad, o la creación del hashtag #YoTeEscucho, que ofrecía a las personas con ideas suicidas un espacio seguro para hablar de su situación crítica. Si bien estas formas de apoyo mutuo no sustituyen a la atención psicológica profesional, sí demuestran que el suicidio está dejando de ser un tabú.

La nueva ley de Salud Mental busca triplicar el número de psicólogos clínicos, psiquiatras y enfermeros especialistas en salud mental en la Sanidad

¿Qué podemos esperar de este 2022? Cabe destacar los protocolos de prevención contra el suicidio que han entrado en vigor en las escuelas de cinco comunidades autónomas: Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Baleares y Extremadura. Los docentes, que se encontraban completamente desbordados ante el aumento de conductas autolíticas, agradecen contar con una guía que les explica qué hacer cuando un alumno muestra señales de alarma o confiesa abiertamente querer quitarse la vida.

Esta medida se complementa con la nueva línea telefónica de atención a personas con ideas suicidas, que entrará en vigor en los próximos meses, junto a nuevos espacios de apoyo psicológico destinados a colectivos vulnerables y población adolescente, actuaciones que evidencian que, si el 2021 fue el año en el que por fin nos atrevimos a hablar de la salud mental, el 2022 será el año en el que pasaremos a la acción.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.