Medio Ambiente

OFRECIDO POR
Banner

Lo bebido es deuda

Desde la ropa que nos ponemos hasta lo que bebemos, todos los días consumimos enormes cantidades de agua sin apenas darnos cuenta. Ante un escenario futuro de previsible escasez, resulta esencial devolver a la naturaleza el agua que nos ‘presta’.

Fotografía

José Luis Regalado

Fotografía

Beltrán de Ceballos
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Agua
Marismas del río Guadalquivir en Trebujena, Sevilla.

Fotografía

José Luis Regalado

Fotografía

Beltrán de Ceballos

Si en este mismo instante, uno se levanta, se acerca a la cocina y abre el grifo, se encontrará con un flujo constante de agua. Hace décadas, acceder al agua potable –o tenerla directamente en cada domicilio– era un lujo al que pocos podían acceder; ahora, en cambio, el agua se ha convertido en los países desarrollados en un bien de primera necesidad tan accesible que pocos son los que se plantean cómo sería la vida sin tener ese caudal constantemente disponible.

Sin embargo, esta presencia familiar –y este acompañamiento constante– no quiere decir que el agua no se enfrente a complejos retos. Que esté siempre ahí no garantiza que vaya a estarlo también en el futuro. Quizás, para la ciudadanía, lo que ocurrió este verano –cuando las elevadas temperaturas y la falta de lluvias agravaron el estrés hídrico– ha sido el ejemplo más claro y práctico de la compleja situación del agua.

Naciones Unidas lleva años alertando de los riesgos del estrés hídrico: el 35% de la superficie de la Unión Europea lo sufrirá en 2070

Naciones Unidas lleva años alertando de los riesgos del estrés hídrico; que es lo que ocurre cuando la demanda de agua de una zona es muy superior a la capacidad que tienen sus acuíferos para soportarla. Esta pasada primavera, la ONU lanzaba un aviso concreto a Europa: el cambio climático va a hacer que el acceso al agua en el Viejo Continente se complique. En 2070, el 35% de la superficie de la Unión Europea sufrirá de un «elevado estrés hídrico». No es un problema únicamente europeo, por supuesto: por cada grado que suba la temperatura global, se perderá un 20% de los recursos hídricos renovables, según los datos del organismo. 

Establecer políticas de protección de los acuíferos y comprender los riesgos del cambio climático –y actuar teniéndolo muy presente– es fundamental para cambiar el rumbo de los acontecimientos. También lo es la actuación de las empresas. Aquí no solo es importante entender cómo afecta su actividad a las reservas hídricas, sino también asumir el potencial de la economía circular. Si las compañías logran compensar el agua que gastan, reintegrándola en la naturaleza, se estará atajando una parte importante del problema

Recuperar el 100% del agua

Conseguir devolver a los acuíferos el 100% del agua que se ha consumido parece, a primera vista, ciencia ficción. Sin embargo, es algo completamente factible (y algo que, por tanto, ya buscan algunas empresas pioneras en este ámbito). Algunas ya han creado planes diseñados para cumplir esos objetivos y han empezado a trabajar para establecer un ciclo completamente circular en su uso de esta materia prima. Esta es, de hecho, la esencia de la estrategia de Coca-Cola en el consumo de agua.

Agua

Flamencos en las marismas del río Guadalquivir.

Ahora mismo, Coca-Cola usa por cada litro de refresco que produce 1,83 litros de agua que llegan de la red pública o de pozos propios en sus fábricas. Un litro acaba en la propia botella –y el consumidor lo beberá– y 0,83 se destina a los diferentes procesos vinculados a la producción. El objetivo es no solo reducir el agua necesaria en todo este proceso –las previsiones de la compañía están en bajarla para 2025 en un 20% respecto a 2010– sino también en devolver a la naturaleza toda el agua que se ha ido empleando, compensando incluso lo que se ha bebido.

Para lograrlo, el gigante de las bebidas apuesta por impulsar proyectos locales de reabastecimiento hídrico que recuperan y ahorran agua en las comunidades en las que opera mientras protegen ecosistemas vulnerables. Gracias a estas acciones, en 2021 Coca-Cola ha logrado devolver 3.669 millones de litros de agua en zonas de estrés hídrico en España. Es decir, han devuelto un 242,3% respecto al agua embotellada.

Uno de estos proyectos es Misión Posible: Desafío Guadalquivir es una iniciativa en la que Coca-Cola trabaja desde 2018 en colaboración con WWF. Este proyecto se ha centrado en lo que ocurre en el tramo final del Guadalquivir, un estuario en una situación crítica por culpa del consumo de agua excesivo en su cuenca. El proyecto ha querido neutralizar el impacto que el uso productivo del agua del río ha tenido en el entorno, centrándose en dos objetivos, la mejora de la cantidad y de la calidad del agua, a través de dos intervenciones concretas y directas sobre el entorno.

Agua

Naranjos en áreas agrícolas del río Guadalquivir.

Gracias a sus actuaciones, han mejorado la eficiencia en el uso de agua en el cultivo de cítricos, pero también han colaborado en la recuperación de las marismas. En los tres años siguientes se ha logrado evitar el uso de 1.540.000 m3 de agua para el cultivo y restaurar seis hectáreas de marisma. Con ello, han vuelto especies vegetales y animales a la zona, pero también se han abierto nuevas oportunidades, como el ecoturismo. Incluso se han logrado beneficios indirectos en otras áreas: usar de forma más eficiente el agua conlleva usar menos fertilizantes

«En este tiempo hemos aprendido la importancia de relacionarnos con la naturaleza de otra manera», asegura Enrique Segovia, director de Conservación de WWF. Y sentencia:«Esperamos que las lecciones aprendidas y las opciones de futuro nos permitan conservar en buen estado el estuario del Guadalquivir».

 Infografía agua


Los datos ofrecidos en esta información han sido publicados en los informes anuales de sostenibilidad de Coca-Cola o facilitados y publicados por su socio embotellador, Coca-Cola Europacific Partners.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Curar, pero también cuidar

Luis M. Maínez

Muchos sanitarios extendieron sus funciones para mantener el bienestar de sus pacientes durante la pandemia.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.