Energía

OFRECIDO POR
Banner

Energía digitalizada para un futuro de cero emisiones

Las tecnologías digitales aplicadas al sector de la energía disparan la eficiencia de la generación, la distribución y el consumo, y crean modelos inteligentes que abren el camino hacia una economía descarbonizada.

Ilustración

Carla Lucena
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Energía

Ilustración

Carla Lucena

Se trata de dos procesos simultáneos, hermanados por un objetivo compartido: la transición total hacia energías renovables: digitalización y descarbonización caminan de la mano, se retroalimentan en sus dinámicas de eficiencia y se complementan ante un horizonte energético totalmente electrificado donde no hay lugar para los combustibles fósiles.

El uso de tecnología digital mejora las prestaciones de la energía limpia. Y mientras que la energía renovable se extiende, también se reduce el impacto de aquella que contamina optimizando su generación, distribución y consumo. José Bogas, consejero delegado de Endesa, sintetizaba en una reciente columna publicada en El Economista esta tendencia insoslayable: «La generación renovable y un entorno digitalizado nos van a permitir prestar un servicio de mayor calidad mientras la electrificación se va implantando con fuerza».

Inmaculada Ordiales, autora de un informe sobre digitalización y descarbonización publicado por la Fundación Alternativas, sostiene que un gran desafío –quizá el mayor– pasa por «sacar partido a los contadores inteligentes». Explica Ordiales que en España ha habido una implantación masiva de este tipo de aparatos, muy por encima de países como Alemania. Contamos con «un instrumento de enorme potencial para mejorar la eficiencia de los consumos». Con ellos se abre un abanico de opciones sustentadas en conceptos al alza: internet de las cosas, inteligencia artificial (IA), sensorización… En esta línea se sitúa RC4ALL, un sistema creado por Endesa y la Universidad Pontificia de Comillas que permite ofrecer recomendaciones personalizadas de consumo mediante el uso de IA, en concreto del machine learning y el big data.

Uno de los grandes retos pasa por sacar mayor partido a los contadores inteligentes

En la fase de distribución, el contraste entre los dos tipos de redes resulta enorme. Las de alta tensión, continúa Ordiales, ya son «superinteligentes». Mientras que las de baja tensión (aquellas que llegan al consumidor) «están infradigitalizadas». El reto es inmenso, ya que hay más de 800.000 kilómetros de cableado repartido por todo el país. Pero digitalizarlo –sobre todo para que permita un «doble flujo de entrada y salida»– daría un impulso definitivo en áreas como el autoconsumo.

Según Ordiales, solo de esta manera se consolidaría la figura del pro-sumidor, término de nuevo cuño que funde al productor y al consumidor, quien vertería los excedentes de su energía producida a la red. Los flujos ágiles facilitarían la expansión de las redes inteligentes (las smart grids, en inglés), otro campo fértil para la innovación y que permiten atisbar una integración total, altamente eficiente, de todo aquello que precisa de energía a nivel individual y colectivo.

En los últimos años, Endesa ha apostado fuerte por ampliar su oferta con servicios y programas que pivotan en torno al concepto de smart grid y con una fuerte inversión en digitalización. La Smartcity Málaga traslada esa idea de red inteligente a toda una ciudad, mientras que proyectos como Pastora combinan la inteligencia artificial y el big data para crear redes inteligentes que permiten mejorar el control en tiempo real y el mantenimiento preventivo de la red de distribución.

«La digitalización, la flexibilidad o el impulso de nuevas tecnologías engloban la respuesta tecnológica a los retos a los que nos enfrentamos para hacer de las redes unas infraestructuras más resilientes, fiables y flexibles que contribuyan al crecimiento de la economía y a la creación de empleo de calidad», señala José Manuel Revuelta, director general de Infraestructuras y Redes de Endesa.

Con el 5G, la energía limpia está de enhorabuena. Desde DigitalES, su consultora de sostenibilidad, Sara Hernández, cita un reciente informe de la GSMA (entidad organizadora de los Mobile World Congress) que prevé para 2030 –siempre y cuando se den circunstancias favorables– una «reducción del 20% en las emisiones globales de CO₂». Solo como consecuencia del 5G, sin tener en cuenta otros factores.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Viaje por la España del vidrio

Raquel C. Pico

Desde fábricas con siglos de historia a la plantas transformadoras de última generación pasando por la artesanía.

OFRECIDO POR
Cabecera

La buena (y nueva) energía

Manuela Sanoja

El sector energético se halla inmerso en una profunda transformación con la que avanzar hacia una transición sostenible.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.