Sociedad

¿Alteraron las drogas nuestra conciencia?

La faceta de las drogas como factor capaz de alterar y potenciar las capacidades físicas y cerebrales es la que mayor controversia despierta en el debate social sobre su eventual legalización. Investigadores como Antonio Escohotado profundizaron en los efectos (negativos y ‘positivos’) de estos productos.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
29
Nov
2021
drogas
Fotograma de ‘Confessions of an Opium Eater’ (1962).

Artículo

Hace unos días falleció Antonio Escohotado (80 años), el prolífico y controvertido filósofo español que se hizo conocido, entre otros estudios, por sus investigaciones y divulgación sobre las drogas abordadas desde una perspectiva antiprohibicionista. Enemigo de la ortodoxia moral mainstream, Escohotado fue un firme defensor de la legalización de los ‘fármacos’ (como en ocasiones se refería a las sustancias estupefacientes), postura que argumentó practicando una erudita apología de las drogas –con las que tuvo un intenso idilio– en la que la única sobredosis que se le conoció fue la de la investigación rigurosa. Suya es la obra Historia general de las drogas (1989), un exhaustivo tratado de más de 1.500 páginas que escribió tras su estancia en el penal de Cuenca durante la década de los ochenta.

La aproximación de Escohotado a los narcóticos tocó muchos de los palos: el antropológico –remontándose a la relación de las antiguas civilizaciones con las drogas–, el cultural –explorando su percepción en las distintas sociedades y la estigmatización con la que cargan en muchas de ellas–, el político –reflexionando acerca de los motivos que han llevado a regímenes políticos ideológicamente antagónicos a perseguirlas por igual (él mismo pasó dos años en la cárcel acusado de tráfico)– y el químico –sus efectos sobre cuerpo y mente–.

El filósofo Antonio Escohotado se hizo conocido por sus investigaciones sobre las drogas desde un ángulo antiprohibicionista

Precisamente es esta última faceta de las drogas como factor que puede alterar y potenciar las capacidades físicas y cerebrales la que mayor controversia despierta en el intermitentemente abierto debate social sobre su eventual legalización. Los efectos nocivos para salud de las distintas drogas son sobradamente conocidos: adicción, problemas inmunológicos, cardiovasculares y respiratorios; deficiencias cognitivas, alteraciones del sueño, cambios de humor, problemas relaciónales, depresión, ansiedad y, finalmente, la muerte. Un catálogo de los horrores lo suficientemente imponente como para poner a las drogas a la cabeza de la lista de lacras sociales. Sin embargo, no es ningún secreto que las drogas también tienen efectos que de alguna forma podrían llegar a considerarse positivos. Sin ir más lejos, los que proporcionan los millones de ‘drogas legales’ como los ansiolíticos o los antidepresivos con los que la industria farmacéutica inunda los botiquines de todo el mundo mediante prescripción médica. 

De vez en cuando, una investigación científica nos recuerda que no sólo las drogas expedidas con receta y adquiridas en farmacia pueden ser tolerables para la humanidad. Un estudio de la Universidad de Sussex, por ejemplo, ha demostrado científicamente la capacidad de las drogas psicodélicas como el LSD para elevar la conciencia humana a un nivel superior. Sus trabajos observaron un incremento significativo en la diversidad de la señal neuronal –una de las claves para un buen funcionamiento del cerebro– en los voluntarios que participaron en el experimento bajo la influencia de drogas psicodélicas respecto a cuando lo hicieron sin ese estímulo.

La relación entre drogas y creatividad ha sido largamente documentada por caras conocida como Baudelaire, Warholl o Stravisnky

Otro estudio, llevado a cabo por investigadores del Royal Netherlands Academy of Arts and Sciences de Ámsterdam y del Imperial College de Londres, ahonda en esa idea de la multiplicación de la conciencia. En concreto, esta investigación explora el fenómeno de la disolución del ego, un efecto que provoca que, de algún modo, la conciencia individual de la persona se expanda y llegue a confundirse con la del entorno. Desde un punto de vista neuronal, los científicos detectaron un mayor nivel de conexión e intercambio de información entre las distintas áreas del cerebro a consecuencia del consumo del LSD. 

Poder creativo

A las drogas prohibidas se les conocen distintos efectos que nada tienen que ver con la película de terror descrita anteriormente. Desde las propiedades relajantes del opio o el hachís, hasta los efectos analgésicos de la morfina, pasando por el trance introspectivo y de autoconocimiento al que pueden inducir drogas naturales como la ayahuasca, consumida por los indígenas en México o el Amazonas.

Por ello, la relación entre drogas y creatividad ha sido largamente documentada. Baudelaire o Van Gogh acostumbraban a trabajar embriagados de absenta. Andy Warholl o Philip K. Dick eran más partidarios de las largas horas de resistencia para el trabajo que les proporcionaban las anfetaminas. Hemingway o Chaikovski fueron notables bebedores; Stravisnky ensayó con las drogas sintéticas, Jimi Hendrix y Janis Joplin se pasaron de frenada con la heroína; Yeats probó el peyote, Hisrst le dio a la cocaína y se dice que Picasso a casi todo. ¿Hasta qué punto el consumo de estas sustancias influyó o no en la calidad o la cantidad de su trabajo? ¿Restan estos excesos un ápice de genialidad a sus creaciones?

«Yo creo que la humanidad va a usar las drogas para lo que fueron inventadas, es decir, para aumentar la capacidad de trabajo y de introspección», dijo Escohotado en una de sus últimas entrevistas. Ya no podrá ver cumplido su vaticinio. Quizá ninguno lo veamos. Porque al ser humano nunca ha gustado admitir que se vale de ‘extras’ para alcanzar una versión mejorada de sí mismo. El doping está mal visto para la vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.