Sociedad

POWERED BY

Una fórmula magistral para mejorar la salud del planeta

A lo largo de la historia, la ciencia ha sido la principal aliada del desarrollo de la sociedad. Ahora, más conscientes que nunca de la importancia de cuidar el planeta, debemos avanzar también conjuntamente para seguir evolucionando mientras garantizamos la protección del medio ambiente y los recursos naturales.

Ilustración

Carla Lucena
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
planeta

Ilustración

Carla Lucena

La ciencia ha demostrado su eficacia para contribuir al avance de la sociedad y, en sus diferentes formas, la innovación la transforma en herramientas para cuidar de nosotros a la vez que lo hacemos del planeta. En un momento en el que hemos ganado en esperanza de vida y las proyecciones de crecimiento poblacional se incrementan, es obligatorio conjugar la atención a las necesidades del ser humano con la protección de nuestro hogar. Se lo debemos, y es esencial que lo hagamos para poder seguir mirando al futuro con optimismo.

En el mundo empresarial, compañías como la alemana Bayer se han propuesto alcanzar la neutralidad climática en 2030 transformando el epicentro de sus actividades: los nueve centros de trabajo (tres de ellos son plantas de producción) que tiene repartidos por España. Desde el año pasado, todos han basado el 100% de su consumo eléctrico en energías verdes, una contribución clave a la hora de reducir la huella de carbono de la marca. Los resultados ya son más que tangibles, con una reducción de emisiones que roza el 50%.

Revisar los espacios de la compañía basándose en criterios de sostenibilidad ha supuesto un paso clave para avanzar hacia un modelo de edificios más eficientes que miran al ecodiseño y la naturaleza para reducir su impacto ambiental. Un buen ejemplo de ello es el centro ubicado en Sant Joan Despí (Barcelona), donde, entre otras medidas, se ha incrementado la flexibilidad laboral para limitar los desplazamientos y se ha sustituido la maquinaria menos eficiente hasta reducir el consumo eléctrico en un 30%. La renovada infraestructura de esta sede, compuesta por paneles solares, un sistema de recuperación pluvial y luminarias de bajo consumo, ha llevado al centro catalán, que está a punto de alcanzar la neutralidad climática, a ganar el premio Smart Point 2020 en la categoría de protección medioambiental.

La biocientífica alemana se ha propuesto alcanzar la neutralidad climática en 2030

Además, en Alcalá de Henares, la empresa ha logrado recuperar más de 6.000 metros cúbicos de agua utilizados en la producción y reciclar el 100% de los residuos no peligrosos. Mientras tanto, en la sede de Quart de Poblet (Valencia), Bayer ha mejorado el aislamiento de la infraestructura a través de la rehabilitación energética. Por otro lado, en La Felguera (Asturias), la producción consume ahora 13.000 kWh anuales menos que hace unos años. Se trata de una aproximación meticulosa que analiza cada espacio en busca de las soluciones que mejor se le adapten.

No obstante, Bayer mira hacia la transformación integral como la herramienta necesaria para llegar a la línea de meta. Por eso ha centrado su línea de acción en el resto de pilares que la sostienen: la agricultura y la ciencia. Respecto a la primera, la compañía se ha convertido en un referente en investigación para una agricultura sostenible, ya que ha creado en el sur de España uno de los mayores hubs de desarrollo agrícola del mundo y varias estaciones de mejora hortícola con el objetivo de contribuir a la calidad de vida de más de 100 millones de agricultores de todo el mundo y, a la vez, surtir a la cadena alimentaria con productos asequibles que cumplan con los máximos estándares de sostenibilidad.

Ha sido precisamente en los hubs de San Nicolás, El Ejido y Níjar donde se han aplicado nuevas tecnologías para, por ejemplo, desarrollar dispositivos capaces de conocer las necesidades reales de agua en el suelo o recurrir a los residuos de las plantas cultivadas para fabricar compost. Los resultados abren paso a la esperanza: Bayer ha conseguido, por un lado, reciclar 20.500 kilos de plásticos en el sector y, por otro, minimizar su consumo eléctrico gracias a los LED, detectores de presencia y cámaras de cultivos.

El cambio social y verde que Bayer busca motivar también deriva en las diferentes acciones que la empresa ha llevado a cabo a la hora de acercar la ciencia a los ciudadanos. Esto incluye en su estrategia dar visibilidad a la mujer en la ciencia y ofrecer apoyo educativo a profesores y alumnos para acercar esta disciplina a las aulas, donde están las generaciones futuras de la medicina, la ciencia y la humanidad que continuarán escribiendo nuestra historia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POWERED BY

La buena (y nueva) energía

Manuela Sanoja

El sector energético se halla inmerso en una profunda transformación con la que avanzar hacia una transición sostenible.

POWERED BY

La ruta hacia la diversidad

Pelayo de las Heras

Empresas como GLS Spain convierten las distintas capacidades humanas en uno de sus rasgos más definitorios.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.