Siglo XXI

Ahora o nunca: la hora del comercio justo

El comercio justo puede y debe actuar tanto a nivel local en los países productores como en los países consumidores, potenciando un modelo alternativo que dinamiza la recuperación económica en beneficio de toda la sociedad.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
02
Dic
2020
fairtrade

Artículo

Puede que, a pesar de todo, la actual pandemia que estamos viviendo a nivel mundial tenga ciertas consecuencias positivas. Tanto las empresas como los consumidores son ahora mucho más conscientes del deber de solidaridad que han de tener en sus actos de compra y en sus acciones comerciales. Las actuales circunstancias hacen que los consumidores sean mucho más responsables a la hora de repartir su presupuesto de compra. Puede que su presupuesto sea igual o incluso menor que antes de la pandemia, pero el movimiento de solidaridad y compromiso en el que nos hemos visto todos envueltos hace que, ahora, decida de una manera más responsable cómo repartir de forma solidaria y sostenible su consumo y sus compras. Los consumidores tienen ahora en su cabeza tanto la satisfacción de sus necesidades personales como un sentimiento de colaboración tanto con el comercio local como con los distintos componentes de la cadena de aprovisionamiento, como pueden ser los agricultores y productores que trabajan la materia prima de los productos que consumen.

La presencia de certificaciones como Fairtrade asegura, mediante una etiqueta en el envase, que los productos son sostenibles a nivel social, medioambiental y económico. Además, los consumidores son conscientes de que las necesidades de ayuda y de solidaridad son tanto locales como globales: una y otra se complementan y acompañan, y no pueden disociarse. Si ayudas al pequeño comercio local ayudas también a todas las empresas que están detrás en la fabricación de ese producto, y si ayudas al pequeño productor de café o cacao también ayudas al comercio local a tener productos sostenibles en sus establecimientos.

Las empresas tampoco son ajenas a este movimiento sostenible y solidario que atiende las necesidades de los consumidores y que cada vez está con mayor fuerza presente en el ADN empresarial. La apuesta por la responsabilidad sostenible está presente a la hora de pensar en nuevos productos o campañas de comunicación y es transversal a toda la organización. La sostenibilidad ya no es solo un informe anual que se cuelga en una página web, sino que se pone de manifiesto en cada una de las actividades empresariales y de manufactura de una empresa.

«Debemos ponernos como meta de trabajo el concepto de economía circular global»

Debemos ponernos como meta de trabajo el concepto de economía circular global. El comercio justo puede y debe actuar tanto a nivel local en los países productores como en los países consumidores, potenciando un modelo alternativo que dinamiza la recuperación económica en beneficio de toda la sociedad. Esto nos encamina a trabajar de forma transversal conceptos como; gestión de residuos, gestión de las materias primas o regeneración de sistemas naturales.

Ahora más que nunca la sostenibilidad tiene tanto un componente humano como medioambiental. Nuestro objetivo fundamental es luchar contra la pobreza, pero tanto a nivel de personas como del planeta, por encima de los beneficios económicos. Debemos aprovechar este momento de responsabilidad global para acelerar la transición ecológica. Desde Fairtrade desafiamos a los consumidores, a las empresas y al Gobierno a tomar las medidas responsables y sostenibles adecuadas para afrontar todos juntos esta crisis global.

Estamos navegando con el viento de la sostenibilidad a favor y debemos tomar este impulso para afrontar el futuro con mayor garantía. El año 2019 fue un año histórico para Fairtrade Ibérica: muestras ventas y desempeño se mantuvieron sólidos con aumentos muy significativos. España ha alcanzado los 130 millones euros en ventas y un consumo medio por habitante y año de 2,8 euros. Hemos conseguido el compromiso de empresas, distribuidores y consumidores en nuestro país, y ya tenemos disponibles cerca de 1.800 productos de más de 200 distintas marcas. Ahora más que nunca está en tus manos ayudar con tu compra responsable a los más desfavorecidos del planeta y a las empresas locales y sus productores. Es ahora o nunca.


Álvaro Goicoechea es director Fairtrade Ibérica.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.