La farmacia, el establecimiento sanitario más accesible en la pandemia

La crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que, en momentos de dificultad, la farmacia es un pilar básico en nuestro Sistema Nacional de Salud y en nuestro Sistema de Protección Social, como concluye la encuesta sobre el ‘Papel de la Farmacia en la crisis del COVID-19’ realizada por GAD3.

Fotografía

Luis Meyer
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
14
May
2020

Fotografía

Luis Meyer

Cuando todo estaba cerrado, la puerta de las farmacias ha permanecido más abierta que nunca. La pandemia ha realzado el enorme valor sanitario de los farmacéuticos que, pese a las dificultades, han sido un ejemplo de solidaridad con la población. Desde el inicio de la crisis sanitaria, las farmacias han sido el principal centro de información para los ciudadanos sobre la posible incidencia del coronavirus en su estado de salud. La confianza de la sociedad española hacia los farmacéuticos es prácticamente unánime (98%), junto con la veracidad de la información facilitada y la calidad en la atención recibida (94%). Unos datos que se extraen la encuesta Papel de la Farmacia en la crisis del COVID-19, realizada por GAD3 y presentada recientemente por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos y la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar).

Más de 30 millones de personas han acudido a la Farmacia en el primer mes de confinamiento

En el primer mes de confinamiento, más de 30 millones de personas han acudido a la farmacia, casi dos terceras partes de la población, es decir, tres de cada cuatro españoles de entre 45 y 64 años han acudido a su farmacia. Además, 2,2 millones de ciudadanos han recibido atención telefónica por parte de su facultativo, y otros 850.000 han recibido atención farmacéutica en su domicilio, especialmente los mayores de 65 años. El presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Jesús Aguilar, ha indicado que la máxima obsesión de los farmacéuticos ha sido que ningún ciudadano se quedase sin su medicamento, en especial los más vulnerables, ya que eran conscientes de que una situación excepcional requería medidas excepcionales para frenar el impacto social y sanitario. «La fortaleza social de la farmacia española, única en el mundo por su capilaridad y nivel de cobertura territorial, se ha mostrado más que nunca en esta crisis», explica. La mayoría de los ciudadanos que han ido a la farmacia lo han hecho, en el 85,4% de los casos, para la dispensación de los medicamentos de uso habitual. Por otro lado, casi 5 millones y medio de personas han acudido para adquirir medicamentos relacionados con el coronavirus y material para protegerse.

Asimismo, la población ha manifestado su apoyo prácticamente unánime – 96,2% y 90,7% – a la atención domiciliaria prestada por los farmacéuticos durante el estado de alarma para garantizar el acceso a los medicamentos y a poder acceder a medicamentos de diagnóstico hospitalario en las farmacias. Del mismo modo, el 94% de los españoles señala no haber tenido ningún problema de desabastecimiento en sus farmacias.

El trabajo de los distribuidores ha sido esencial para facilitar el acceso a los medicamentos. «Gracias a la labor realizada por los mayoristas farmacéuticos, los establecimientos han podido seguir prestando un excelente servicio. Hemos desarrollado con normalidad nuestra labor para cubrir las necesidades de acceso a través de las farmacias a todos los medicamentos en condiciones de equidad, calidad y seguridad para el conjunto de la población», ha apuntado presidente de la Fedifar, Eladio González.

En esta crisis se ha reforzado la percepción social sobre el modelo español de farmacia. Así, 9 de cada 10 habitantes tienen una a menos de 10 minutos de su domicilio, siendo el recurso sanitario más accesible para los ciudadanos. «El 60% de los españoles considera que ha mejorado su imagen y percepción de los farmacéuticos a raíz de la labor desempeñada a lo largo de la crisis sanitaria. Su imagen se ha visto reforzada de manera homogénea en toda la sociedad, es decir, tanto en jóvenes como en mayores, en zonas rurales y en las grandes urbes», ha detallado Narciso Michavila, presidente de GAD3. En momentos de dificultad, la farmacia ha demostrado que es un pilar básico en nuestro Sistema Nacional de Salud y en nuestro Sistema de Protección Social.


La encuesta de GAD3 fue realizada entre el 4 y el 16 de abril a una muestra de más 3.400 personas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.