Medio Ambiente

ODS 7: ¿Seguimos a años luz del acceso igualitario a la energía?

En los últimos años, el número de personas sin electricidad ha pasado de 1.200 millones en 2010 a 840 millones en 2017. Un informe firmado por la Agencia Internacional de la Energía, la ONU y el Banco Mundial asegura que, aunque muchos países no están llevando a cabo todas las medidas necesarias, estamos a tiempo de cambiar las tornas.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
23
Ago
2019
ODS 7

Suena el despertador y abrimos los ojos en medio de la oscuridad. A tientas, buscamos un interruptor y encendemos la luz. Vamos a la cocina y ponemos en marcha la maquinaria eléctrica que nos facilita la tarea de hacer el desayuno. A lo largo del día realizamos infinidad de gestos similares, ponemos lavadoras, cargamos móviles y ordenadores, pero… ¿Somos conscientes de dónde sale toda la energía que usamos de forma constante? ¿Proviene de combustibles fósiles o de renovables? ¿Qué pasa con los millones de personas en el mundo que no pueden realizar esas mismas rutinas porque carecen de acceso a las fuentes de energía necesarias? En los últimos años se han dado pasos importantes para lograr un acceso (casi) universal a una energía asequible y no contaminante como marca el séptimo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por Naciones Unidas en el año 2015. Cada vez se oye hablar más de la apuesta por las renovables y la movilidad sostenible pero, a pesar de las inversiones y los avances, muchos países se están quedado cortos a la hora de cumplir los objetivos en materia energética.

El Informe sobre el progreso del ODS 7 de 2019, llevado a cabo por la Agencia Internacional de la Energía (IEA), la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), la ONU, el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS), sostiene que aún es posible asegurar una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos en 2030. Sin embargo, para conseguirlo, los estados deben unirse en un esfuerzo común para lograr que las poblaciones más empobrecidas del planeta sean capaces de mejorar el despliegue y acceso de sus fuentes de energía, en especial a las limpias.

Es posible asegurar una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos en 2030

Para monitorizar el ODS 7, las instituciones que llevan a cabo este seguimiento analizan uno por uno los subobjetivos en los que se divide: acceso universal a electricidad y a combustibles limpios y tecnologías para cocinar, instalación y desarrollo de energías renovables y mejora de la eficiencia energética. En el caso de que no se cumplan los cuatro, será imposible ejecutar la agenda a la que los estados se comprometieron en 2015. El informe muestra que, a pesar de que se han hecho muchos progresos en los últimos años –sobre todo en el apartado de energías renovables y acceso a electricidad–, el progreso es lento, desproporcionado e insuficiente.

Si bien es cierto que se ha reducido el número de personas sin acceso a electricidad en el mundo –se ha pasado de 1.200 millones en 2010 a 840 millones en 2017–, durante ese mismo periodo de tiempo, el número de personas sin acceso a energías limpias para cocinar tan solo ha descendido de 2.960 millones a 2.900 millones: tres mil millones de personas en todo el planeta siguen quemando biomasa para ello, principalmente madera y carbón. El humo procedente de este tipo de combustibles es nocivo para aquellos que lo respiran, sobre todo en espacios cerrados. Esto produce cuatro millones de muertes prematuras al año de, en su mayoría, mujeres y niños. Además, se ha detectado un acceso dispar entre las zonas rurales y urbanas: el 83% de las ciudades del planeta disponen de un espacio seguro para preparar la comida frente a tan solo el 34% de los pueblos.

El avance de las renovables, que parecen tan arraigadas en los países europeos o en China, continúa de forma lenta: su consumo ha pasado del 16,6% en 2010 al 17,5% en 2016, un crecimiento modesto y desequilibrado entre las distintas regiones y continentes. En África es donde se observan mayores dificultades y desigualdades a la hora de electrificar los distintos territorios: el acceso a la electricidad de la población aún es heterogénea, variando de país a país y de localidad a localidad. En términos generales, Myanmar, Bangladesh y Kenia son los tres países que más progresos han hecho respecto al acceso a la energía de todos sus ciudadanos en la última década.

El 83% de las ciudades del planeta disponen de un espacio seguro para cocinar frente a tan solo el 34% en los pueblos

Pese a los inconvenientes y limitaciones, desde 2010 algunos países han visto un aumento drástico del consumo y producción de energías renovables. Las instituciones autoras del informe entienden que esta «revolución verde» deriva de la rápida expansión y modernización de este tipo de tecnologías. Por ejemplo, Brasil destaca como el país del mundo que más ha crecido en su uso tanto en electricidad (el 80% del consumo viene del sol, el viento o el agua),  como en calefacción (45%) y transporte (20%). Le siguen Canadá y España en electricidad (65% y 39% respectivamente), Francia y México en calefacción (empatados al 18%) y Francia y Alemania en transporte (7% y 5%). Sin embargo, apostar por las fuentes no contaminantes no significa ser eficiente energéticamente hablando. En ese tercer aspecto del ODS 7, China es el país que más ha mejorado, seguido por Reino Unido, Japón, Indonesia e India.

Las conclusiones del informe son tajantes: todos los esfuerzos realizados hasta ahora han sido necesarios y han conducido al planeta en la dirección adecuada, pero no son suficientes. Cuando queda poco más de una década para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aún queda mucho trabajo por hacer para ver la luz al final del túnel del acceso igualitario a la energía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME