Desigualdad

Los peores (y mejores) países para las mujeres

Según un informe de Equal Measures que analiza la realidad de las mujeres en 129 países, ninguno de ellos está encaminado a alcanzar la igualdad real antes del año 2030. España ocupa el puesto número 23, con 79,7 puntos.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
04
Jun
2019
indice de genero ODS

A pesar de los muchos logros sociales conseguidos por el movimiento feminista en las últimas décadas, hoy ningún país ha alcanzado aún la igualdad real entre mujeres y hombres. Desde los países que han conseguido avanzar en ese largo camino, muchas veces no somos conscientes de que alrededor de 2.800 millones de mujeres y niñas viven en países que no llevan a cabo medidas suficientes para mejorar sus condiciones de vida o garantizar sus derechos más básicos. Aunque el retroceso es algo al alza a lo largo del globo: por ejemplo, hace unas semanas, sorprendía la prohibición del aborto en el estado de Alabama (EE.UU.), un tema que lleva meses sobre la mesa en países como Argentina. El ejemplo norteamericano nos enseña que todos los derechos conseguidos en los últimos años pueden desaparecer cuando parecían incuestionables. La realidad es que, a solo once años del 2030, ningún país está cerca de alcanzar la tan ansiada igualdad de género, o al menos así lo asegura el primer índice global que cuantifica las medidas que la promueven en 129 de los 193 países que se comprometieron con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Índice de Género de los ODS (SDG Gender Index), creado por la organización independiente Equal Measures 2030, afirma que el 40% de las mujeres y niñas del mundo –es decir, 1.400 millones de personas–, viven en países que fracasan estrepitosamente a la hora de asegurar la igualdad de género. Otros 1.400 millones, lo hacen en países que «aprueban por los pelos». Tampoco los países con mayor puntuación en el ranking están libres de crítica: aún les queda mucho por hacer, sobre todo en cuestiones complejas como el cambio climático, los presupuestos específicos para políticas de género y servicios públicos, la presencia de mujeres en puestos de poder, la brecha laboral y la violencia de género. La conclusión del informe es clara: «ningún país ha recorrido aún la última milla de la igualdad de género».

A once años del 2030, ningún país está cerca de alcanzar la tan ansiada igualdad de género

Para realizar este índice, Equal Measures analiza 52 indicadores diferentes de 14 de los 17 ODS, que cubren tanto los relacionados específicamente con el género como aquellos que tratan de cuestiones que afectan más a mujeres y a niñas. El 95% de las mujeres y niñas del mundo viven en los países analizados en el estudio que, además, tiene en cuenta el contexto específico desde el que partía cada país cuando se comprometieron con la Agenda 2030 en 2015. En una escala de 0 a 100, los países con un 90 o más se estarían moviendo en la dirección correcta, pero, por desgracia, ninguno alcanza esta puntuación. La media mundial se situaría en un 65,7%, una puntuación extremadamente baja, según los creadores del índice. De hecho, tan solo 21 países superan los 80 puntos. Dinamarca encabeza la lista con una nota de 89,3 puntos, y lo siguen Finlandia, Suecia, Noruega, Holanda, Eslovenia, Alemania, Canadá, Irlanda y Australia. En la cola del ranking encontramos a los países con sistemas más frágiles o vulnerables según la OCDE: Sierra Leona, Liberia, Nigeria, Mali, Mauritania, Níger, Yemen, Congo, República Democrática del Congo y, en último lugar, Chad. España, por su parte, se encuentra en el puesto 23 con 79,7 puntos.

Analisis ODS indice de genero

El índice de género analiza 14 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

Melinda Gates, copresidenta de la Fundación Bill y Melinda Gates, reconoció en declaraciones al diario británico The Guardian que el índice, publicado este lunes, «tiene que ser una llamada de advertencia para el mundo entero». La infrarrepresentación de las mujeres en los parlamentos —a pesar de que haya más mujeres con cargos de responsabilidad dentro de los gobiernos del África subsahariana que en el resto del mundo, colocándose casi a la par con Europa—, la brecha salarial y la violencia machista son las áreas con las que los países están teniendo más dificultades. Además, muchos países aún tienen pendiente afrontar cuestiones tan básicas como erradicar la mutilación genital femenina o el matrimonio infantil y asegurar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva.

España se encuentra en el puesto 23 del ranking, con 79,7 puntos sobre 100

Los autores del estudio muestran una especial preocupación con la posibilidad de que las políticas de Trump y el lenguaje que utiliza su Administración puedan extenderse al resto del planeta y legitimen el retroceso en los derechos de las mujeres en otros lugares. Alison Holder, directora de Equal Measures 2030, asegura que no se observa que ningún país «esté llevando a cabo las acciones necesarias para atajar problemas inextricables que no van a desaparecer por sí solos, incluso en los países con mejor puntuación». De hecho, Holder teme que todos los logros desaparezcan casi sin darnos cuenta.

El índice concluye con una paradoja: los países con mayores ingresos están más predispuestos a tener una igualdad de género mayor que los países más empobrecidos y, sin embargo, algunos de los países más vulnerables son también los que han desarrollado medidas específicas que afectan a la seguridad física de las mujeres de manera más positiva. Ruanda, por ejemplo, es uno de los cinco países en los que ellas se sienten más seguras a la hora de caminar solas por la calle durante la noche. Además, las mujeres brasileñas, chinas, costarricenses, nicaragüenses, tailandesas y uruguayas tienen más posibilidades de acceder a métodos de planificación que las canadienses, danesas, holandesas, noruegas o suecas —a pesar de que estos últimos se encuentran en el top 10 de puntuación—. Y, en el África subsahariana, aún suspendiendo en el índice, encontramos la mayor concentración de mujeres con cargos de responsabilidad en Gobiernos, parlamentos e instituciones públicas —superados por pocos países occidentales—. Aunque estas investigaciones creen que no llegaremos a la igualdad real en el año 2030, reflejan importantes avances en el camino hacia ella. ¿Cuándo podremos tachar esta cuenta pendiente?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Cuando la edad no está bien vista

Francisco Olavarría Ramos

«El edadismo (discriminación por cuestión de edad) genera exclusión, baja autoestima, mala salud y maltrato».

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME