Siglo XXI

El éxito de emprender desde la familia

Calidad Pascual celebra su 50 aniversario con un recorrido por la historia de la empresa familiar, pionera en la comercialización de leche uperizada envasada en tetabrick.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
29
May
2019
calidad

«Una empresa vale lo que valen las personas». Con esta filosofía hace 50 años que un joven Tomás Pascual, conocido entre sus allegados como Don Tomás, a secas, logró crear un imperio en el que a día de hoy trabajan más de 2.500 empleados. Primero conocida como Leche Pascual S.A y posteriormente como Calidad Pascual, la cooperativa lechera del emprendedor segoviano —creada cuando todavía no resonaba el concepto de emprendimiento—, fue pionera en introducir en España la leche uperizada o de larga duración, envasada en tetrabrick, y también fue responsable de la comercialización de leche desnatada en el país. Pero, sobre todo, fue una de las primeras empresas nacida en la postguerra que se atrevió a conjugar cuatro valores sociales: vocación de servicio, familia, innovación y calidad integrados en un mismo negocio.

«Mi padre fue un revolucionario. Su obsesión era ver cómo podía alimentar mejor a todos los españoles», declaró la hija de Don Tomás y actual Consejera de la compañía Pilar Pascual, durante la celebración del 50 aniversario de Calidad Pascual que reunió a más de 1.000 empleados, clientes, accionistas y autoridades en el WiZink Center de Madrid. Su interés por servir a los demás le vino en la niñez, cuando a mediad¡os de la década de los 30 con 11 años comenzó a vender bocadillos a los pasajeros de los trenes de la estación de Aranda del Duero. Fue ahí, en medio de la agitación de la guerra, donde comenzó a consolidarse su espíritu emprendedor. Su hija le recuerda como «un empresario ejemplar: apasionado, autoexigente, con gran sentido del deber, un inigualable vendedor, comprometido con su tierra su empresa, su familia y trabajadores».

Tomás Pascual: «La de Pascual es una historia de empresarios que se arriesgaron para mejorar la calidad de vida de los demás»

En la misma línea, Tomás Pascual Gómez-Cuétara, actual presidente de la compañía de su padre, defendió que «la historia de Calidad Pascual es una historia de tenacidad, una aventura de empresarios que se atrevieron a arriesgar para mejorar la calidad de vida de los demás». Y añadió, que el liderazgo de la empresa en productos de alimentación y bebidas se debe a que «todos participamos de un modo u otro a Pascual». Porque, según explicó, si hay algún valor que les transmitió su padre fue que las personas son las verdaderas protagonistas de cualquier negocio.

El valor social se convierte así en uno de los rasgos identitarios de la compañía. Pero no es el único. La participación de la tercera generación de la familia Pascual en las líneas empresariales ratifica la importancia de la unidad y el carácter familiar como sustento del negocio. A su vez, subraya el afán de la compañía por renovarse y renovar las relaciones con los consumidores del futuro. Los nietos de Don Tomás, Tomás Pascual Recuero y María Torres confesaron que «desde pequeños vamos dando pasos para integrarnos y armonizar la relación familia – empresa». No obstante, aunque conscientes de que deben seguir con la línea familiar, saben que en el futuro hay espacio para muchas transformaciones. Así, concluyeron que  «aunque cambien muchas cosas, algunos principios del legado que hemos recibido deben ser vigentes, por lo que seguiremos siendo sostenibles y rentables».

Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de Calidad Pascual.

La apuesta por la sostenibilidad se presenta también como uno de los pilares del negocio. Para el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, Pascual ha sabido enfrentarse a los grandes retos de la industria agroalimentaria, que en la actualidad supone el 11% del PIB español. Entre ellos se encuentran la apuesta por la digitalización, la sostenibilidad, la innovación, la internacionalización y la calidad. Si bien Pascual cuenta con un ambicioso plan medioambiental para reducir las emisiones y residuos de cara a la 2020, paralelamente ha decidido renunciar al modelo de producción clásica y se ha sumado la carrera por la innovación, no solo tecnológica, sino a nivel sinérgico.

Según Pedro Rollán, presidente de la Comunidad de Madrid, la evolución de Calidad Pascual durante el último medio siglo ha redefinido el panorama del sector de la alimentación en España. Pero no solo por su apuesta por el progreso, sino porque la calidad es uno de sus distintivos. La compañía da una gran importancia a que los alimentos estén cultivados localmente, las granjas tengan una certificación ecológica y la cadena de valor sea de sello sostenible para todos sus productos. En este aspecto, la calidad ha dejado una huella inborrable en los 50 años de la empresa y, junto a la familia, la innovación y la sostenibilidad, formará parte del futuro de una empresa que ya en sus orígenes llevó leche a todas las casas, convirtiéndose en parte importante del gran mosaico alimentario del país.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POWERED BY

¿Es posible un mundo sin plástico?

Guadalupe Bécares

El nuevo número de la Revista Tres Sesenta de DKV Seguros centra su reportaje de portada en el desafío del plástico.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME