Siglo XXI

Objetivos de Desarrollo Sostenible: qué dicen (y qué no) los programas electorales

El feminismo y el cambio climático irrumpen en la precampaña, pero ¿cómo de comprometidos están los principales partidos políticos españoles con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU?

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
21
Mar
2019
ODS

Nueva York, 25 de septiembre de 2015. Representantes de los 193 países que conforman Naciones Unidas firman un documento que recoge un amplio conjunto de objetivos globales a cumplir antes de 2030 para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Más de tres años después, los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) han de estar en el centro de la política local, nacional e internacional, y los nuevos representantes municipales, autonómicos, estatales y europeos que salgan de las urnas en abril y mayo de este año, sin duda, tendrán que incluirlos en sus políticas. Pero ¿hasta qué punto están comprometidas las distintas formaciones con los retos a los que nos enfrentamos? Analizamos los programas electorales de las elecciones de 2016 de los partidos con representación parlamentaria y de las nuevas formaciones que aspiran a ello.

PSOE: la transición ecológica como palanca del desarrollo

La España que quieres es el lema de la precampaña del Partido Socialista Obrero Español, pero su programa para las últimas elecciones no solo marca objetivos a nivel nacional sino también a nivel internacional e integra los ODS, al completo, en sus propuestas. El PSOE lleva como estandarte el primero de ellos, el fin de la pobreza, y lo menciona en reiteradas ocasiones haciendo referencia al territorio nacional —­«nuestras prioridades de gasto público se orientarán a restablecer el gasto en las políticas del estado de bienestar, luchar contra la pobreza y la inversión productiva»— y al internacional —«la Unión Europea es indispensable para nuestra prosperidad y nuestra seguridad, para la defensa de la Paz y los Derechos Humanos, para la promoción de la democracia y para garantizar el desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza»—. Estrechamente relacionado con la pobreza, encontramos la promesa del PSOE de luchar contra el hambre y por la mejora de la seguridad alimentaria, que promueve específicamente con «un Plan Estratégico de la Agricultura Ecológica que contemple los aspectos relacionados con la producción pero que aborde seriamente estrategias para el fomento del consumo de productos ecológicos». Es más, existe una clara intención de incluir la sostenibilidad en todos los planes estratégicos a largo plazo dirigidos a la agricultura, la ganadería y la pesca.

La protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático también se encuentran en el epicentro de las propuestas del PSOE. Conscientes de que nos encontramos en un punto de inflexión a nivel climático, plantea unas políticas claras de acceso al agua, reindustrialización inclusiva y sostenible, humanización de las ciudades, transición energética hacia un modelo verde y asequible, gestión de residuos de manera eficiente y ecológica y protección de nuestros ríos, mares, bosques y su biodiversidad. El objetivo de fondo de todas estas propuestas radica en paliar los efectos catastróficos que el aumento de la temperatura podría tener en nuestro país.

El PSOE plantea políticas de acceso al agua, reindustrialización inclusiva, humanización de las ciudades y transición energética

La sostenibilidad no solo se menciona en relación al medio ambiente, sino también a la economía, haciendo especial hincapié en la economía colaborativa y social. Además, se quiere acabar con la desigualdad en todos los niveles, fomentar la innovación, promocionar la sanidad pública y facilitar el acceso a la justicia. En su programa, los socialistas también  apuestan por la educación pública a través de «un nuevo modelo eficaz y garante de escuela inclusiva, comprometida con los valores constitucionales y democráticos, con la igualdad entre mujeres y hombres, la interculturalidad, la coeducación, la atención a la diversidad, el bilingüismo, los estilos de vida saludables y que promueva la participación activa de toda la comunidad educativa».

Como nexo de unión de todas las propuestas socialistas se presenta la igualdad entre hombres y mujeres. El feminismo se incorpora de manera transversal en todas las propuestas sociales y económicas, y a todos los niveles. El programa, además, plantea un reto primordial: erradicar la violencia de género de la sociedad española.

Promueve una alianza internacional que proteja los ODS

El PSOE no se olvida del panorama internacional en su programa político. Así, promueve una alianza internacional que proteja los ODS: «Ni la UE, ni mucho menos España están en condiciones de afrontar por sí solas las amenazas violentas, la pobreza o la agudización de las desigualdades globales, las turbulencias económicas y financieras, los retos energéticos y el cambio climático, o las epidemias y pandemias». Es más, el partido de Sánchez dedica todo un capítulo de su programa a tratar puntos clave de las relaciones internacionales de España, como «devolver la cooperación al corazón de la acción exterior», y, entre otros, propone «elaborar un Libro Blanco del Desarrollo —similar al que se ha realizado en otros países europeos— en el que se consideren, además de la cooperación, otros ámbitos de las políticas públicas que sirven para construir la cooperación al desarrollo».

PP: pinceladas sobre el cambio climático

Por su parte, el Partido Popular también incluye algunos de los ODS en su programa político, aunque de una manera más genérica. En específico, hace hincapié en acabar con la pobreza y la exclusión social a nivel nacional: «Seguiremos avanzando en la adaptación de nuestras políticas a los nuevos cambios sociales, con especial atención a los nuevos modelos familiares, así como a las familias numerosas, monoparentales y a aquellas en situación de exclusión social, pobreza sobrevenida o cuyos miembros lleven largo tiempo en situación de desempleo». Para ello, prometen consolidar «los programas destinados a la erradicación de la pobreza infantil con especial incidencia en las familias que se encuentran en situación de privación material severa».

La lucha contra el cambio climático parece cobrar importancia en las propuestas de gobierno de los populares y explican que «ahora es el momento de construir una política energética que mire a largo plazo, aproveche al máximo nuestros recursos, impulse la competitividad y la creación de empleo, haga la energía más accesible para todos y colabore en la lucha contra el cambio climático de forma eficiente». Relacionada con la preocupación climática, encontramos la apuesta por una «agricultura para la protección del clima» que potencie su papel en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Además, el Partido Popular habla de crear «instrumentos que faciliten la adaptación de esta actividad (la agricultura) al cambio climático». Es más, el programa incluye la gestión y el cuidado de la biodiversidad marina y de los montes, la lucha contra los incendios forestales y «la pesca sostenible desde el punto de vista económico, social y medio ambiental».

El PP reconoce que ahora es el momento de construir una política energética que mire a largo plazo

En materia educativa, el PP promete trabajar «por una educación inclusiva que atienda a todos los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo»; mientras que, en cuanto a las ciudades, busca potenciar aquellas que sean «inteligentes, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente». En materia de igualdad de género, en su programa asegura que potenciará «las líneas de acción esenciales para impulsar la igualdad entre mujeres y hombres: luchar contra la discriminación, fomentar el empleo y la formación de las mujeres, impulsar el emprendimiento femenino, aumentar el acceso de las mujeres a los puestos de dirección y apoyar las políticas de igualdad en la empresa».

Por último, a nivel de cooperación internacional, el Partido Popular habla de «la promoción de la democracia, el papel de la mujer como factor de desarrollo y la protección de sus derechos y la lucha contra el cambio climático y la pobreza serán sus elementos fundamentales».

Unidas Podemos: igualdad y lucha climática, en el centro

La confluencia Unidas Podemos refleja en su programa las tradicionales demandas de los partidos que la conforman. Por ello, el feminismo y la lucha contra el cambio climático y la pobreza aparecen en el núcleo de las propuestas de su programa electoral. La igualdad entre hombres y mujeres, entre personas de contexto sociocultural diferentes y la no discriminación por orientación sexual o identidad de género aparecen como fundamentales.

Por un lado, habla de la «adopción de forma inmediata de un plan de choque para erradicar la pobreza y la exclusión infantil en todo el territorio europeo», que se presenta como el centro del programa y que pone el foco en tomar «medidas urgentes contra la pobreza infantil y la exclusión social». Además, apuesta por una educación y sanidad inclusivas, en la que estará muy presente «la educación ambiental como parte del desarrollo curricular de los centros».

Podemos apuesta por una educación y sanidad inclusivas, en la que estará muy presente la educación ambiental

La sostenibilidad, el medio ambiente y el cambio climático son motores básicos del programa de Podemos, e impregnan sus propuestas en materia medioambiental, industrial y económica. Por ello, hablan de crear «un Plan Nacional de Transición Energética que movilice la inversión público-privada en eficiencia energética y energías verdes en un 1,5 % anual del Producto Interior Bruto (PIB) durante un periodo de veinte años». La finalidad de este plan nacional radica en «transformar el aparato productivo, el modelo inmobiliario y el sistema de transportes para avanzar hacia una economía baja en carbono y caracterizada por el uso de fuentes de energía renovables». Además, con este plan se pretende impulsar el uso de energías verdes de baja emisión. En este sentido, se propone una reindustrialización sostenible e inclusiva, acompañada de una apuesta por la pesca, la ganadería y la agricultura responsable y sostenible, y una gestión del agua que respeta al medio ambiente.

En cuanto a las políticas económicas, Podemos apuesta por la economía del bien común y la colaborativa: «Potenciaremos una economía del bien común por medio de la introducción de medidas como un balance del bien común o un etiquetado ético, con el fin de identificar las huellas ecológica y social de los productos y la compra pública ética. Además, impulsaremos políticas públicas orientadas al fomento de un consumo responsable por parte de los consumidores, a partir de acciones educativas y de divulgación».

A nivel internacional, la coalición busca cooperar con los países de nuestro entorno, en específico a la hora de implementar los ODS en ellos. Por ejemplo, proponen «un nuevo Plan África para apoyar los esfuerzos de los países africanos para ser democráticos, proteger los derechos humanos y favorecer un desarrollo económico duradero e inclusivo. También fortaleceremos la lucha contra la evasión fiscal y la transparencia en el control de las riquezas naturales de los países africanos». Además menciona cómo mejorar las relaciones dentro de las Naciones Unidas y las relaciones con otros países impulsando un Pacto por la Justicia Global para que la política internacional sea solidaria y cooperativa; una Ley de Solidaridad y Cooperación Internacional que permita a los ciudadanos participar de las decisiones políticas de cooperación con otros países; un Ministerio de igualdad y Solidaridad para ocuparse de las decisiones políticas de ayuda al desarrollo, cooperación y solidaridad con otros países. Es más, sus propuestas pasan por aumentar la partida presupuestaria destinada al desarrollo económico y social de otros países.

Ciudadanos: un Pacto de Estado… para los «Objetivos del Milenio»

Para Ciudadanos también se presenta como esencial la lucha contra la pobreza, específicamente la laboral y la infantil. En su programa para las últimas elecciones, el partido de Rivera menciona en repetidas ocasiones esta lucha y promete poner en marcha un «plan de choque contra la pobreza infantil. Dotaremos una ayuda a los hogares por hijo a cargo para combatir de forma eficaz la pobreza infantil». Además, plantea que «en ningún caso puedan darse situaciones de pobreza entre nuestros pensionistas».

Ciudadanos promoverá una nueva Ley de Cambio Climático que regule de forma coherente y estable las políticas que afectan al clima

La lucha contra el cambio climático es el ODS que más se repite en el programa de Ciudadanos. Tajantemente indica que promoverán «una nueva Ley de Cambio Climático, que regule de forma coherente y estable las políticas que afectan al clima» y que «se armonizará el desarrollo económico y social de las zonas especiales de conservación y protección, con la necesaria preservación de los valores ambientales». A su vez, se diseñará una estrategia de adaptación de la costa al cambio climático. Además, prometen impulsar la inversión en I+D+i en el sector de las energías renovables y promover el abaratamiento del precio del agua y «un mix energético competitivo, diversificado, sostenible y equilibrado».

En cuanto a igualdad entre hombres y mujeres, Ciudadanos apuesta por «promover activamente la igualdad de género dentro de las empresas» a través de la transparencia de los procesos de selección y de las estadísticas de contratación. Además, fomentará la representación de mujeres en los altos cargos de las empresas y en sus consejos de administración. A nivel internacional, Ciudadanos pretende impulsar «un Pacto de Estado de política exterior, asumiendo los nuevos Objetivos del Milenio definidos por la ONU para 2030» (aunque estos fueron reemplazados por los ODS en 2015) e invirtiendo en cooperación y ayuda humanitaria.

¿Incluyen otros partidos los ODS en sus programas?

Tras conseguir 12 escaños en las elecciones andaluzas, Vox irrumpía en el panorama político español con un discurso bastante claro, pero que olvida los ODS por completo. Su recién estrenado programa deja de mencionar temas tan urgentes como la lucha contra el cambio climático –incluso una de sus líderes lo tildó de «camelo»– o la igualdad entre hombres y mujeres —incluso llega a prometer la derogación de la ley de violencia de género—. Sin embargo, menciona brevemente y sin entrar en desarrollo su intención de crear «un Plan de la Energía con el objetivo de conseguir la autosuficiencia energética de España sobre las bases de una energía barata, sostenible, eficiente y limpia».

El programa de Esquerra Republicana, con 9 escaños en el Parlamento y grupo propio, sienta las bases de una hipotética república catalana en la que, según sus propuestas, se quiere promocionar la educación de calidad inclusiva y no sexista en todos los niveles educativos. En relación con el medio ambiente, proponen impulsar leyes que favorezcan la agricultura ecológica, la protección de la biodiversidad, los bosques y las aguas catalanas y el turismo sostenible. Además, se comprometen a lanzar políticas que reduzcan la desigualdad social y protejan los derechos humanos dentro y fuera de sus fronteras.

El PNV, que también cuenta con grupo parlamentario propio formado por cinco diputados, incluye entre sus propuestas el respeto a los derechos humanos y el «desarrollo sostenible humano», es decir, quieren impulsar la integración y la inclusión social, la movilidad sostenible, la economía competitiva baja en carbono y favorecer la economía circular. El Partido Nacionalista Vasco también quiere potenciar el empleo verde y promulgar una ley específica de medio ambiente, cambio climático y conservación de la naturaleza.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME