Medio Ambiente

POWERED BY

El chocolate que no amarga el planeta

Proteger y restaurar los árboles es vital para evitar los peores impactos del cambio climático. Mondelez International acaba de anunciar un un plan pionero en su sector para proteger los bosques de las regiones productoras de cacao.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
25
Mar
2019
chocolate

Mordisquear una galleta de chocolate es un goloso placer, no cabe duda. Ahora imagina ese dulce momento sabiendo que, además, detrás de ese manjar hay un intento real por preservar el planeta. El planeta necesita muchos dobles placeres de ese tipo para luchar contra el calentamiento global. Bajo esa visión, Mondelēz International ha anunciado un ambicioso plan para proteger y restaurar los bosques de las regiones productoras de cacao. El reto es garantizar un futuro sostenible para el sector y hacer que las explotaciones sean más resistentes al cambio climático.

Esta compañía –propietaria de algunos de los snacks más emblemáticos como las galletas Oreo, el chocolate Suchard, Milka o Toblerone–quiere ayudar a la gente a consumir de forma responsable y de favorecer cambios positivos en la cadena de suministro del cacao. Por ello lanzaron Cocoa Life, un ambicioso programa para la sostenibilidad global en el sector del cacao que trabaja en la protección y restauración de los bosques y ayuda a los agricultores a ser más productivos adoptando técnicas innovadoras. Hasta la fecha, Cocoa Life –que cuenta con un apoyo de 400 millones de dólares a lo largo de 10 años y el objetivo de llegar a más de 200 000 agricultores de seis países–, ha dado formación a más de 115.000 agricultores sobre buenas prácticas agrícolas y ha plantado más de 1.200.000 árboles que dan sombra y protección al cultivo en los campos de cacao.

Con la finalidad de seguir combatiendo la deforestación en el sector del cacao, Mondelēz International ha hecho público recientemente su compromiso de cartografiar el 100 % de las explotaciones del programa Cocoa Life antes del final de 2019. «Al cartografiar y supervisar las granjas podremos entender mejor las necesidades de los agricultores para ayudarles a implementar cambios eficaces. Además, nuestros planes incluyen incentivos financieros que fomentarán la participación de agricultores y comunidades en la protección y la renovación de los bosques», ha explicado Cedric van Cutsem, director asociado de operaciones de Cocoa Life. Sus planes abarcan a los dos mayores proveedores de cacao de la empresa, Ghana y Costa de Marfil, y al tercero, Indonesia.

La compañía quiere cartografiar el 100% de las explotaciones antes de finales de este año

Alain-Richard Donwahi, ministro de Bosques y Recursos hídricos de Costa de Marfil –un país con un gran peso en la producción mundial de cacao–, ha subrayado que Mondelēz International es un interlocutor clave de la Iniciativa Cacao y Bosques en Costa de Marfil. «Su plan de acción es totalmente compatible con la estrategia de preservación, rehabilitación y desarrollo adoptada por el gobierno en enero de 2019. Juntos esperamos crear una cadena de suministro de cacao dinámica y resistente y transformar el estilo de vida de los agricultores y sus comunidades», cuenta. En este sentido, Mondelēz International es miembro fundador de la Iniciativa Cacao y Bosques CFI, una colaboración público-privada iniciada en 2017 para poner fin a la deforestación y promover la restauración y la protección de los bosques en la cadena de suministro del cacao. Los gobiernos de Costa de Marfil y Ghana –junto a 31 compañías líderes del sector del cacao y el chocolate que representan el 85 % del consumo mundial de cacao–, firmaron los Marcos de acción de la CFI y acordaron la publicación de planes de acción que destacan los compromisos fundamentales y los objetivos necesarios para una cadena de suministro libre de deforestación y respetuosa con los bosques.

Además de supervisar todas las explotaciones del programa Cocoa Life a finales de 2019, la compañía es la primera organización en introducir incentivos en forma de pagos por servicios ambientales en el sector del cacao para fomentar la protección y la restauración de los bosques entre los agricultores. Del mismo modo, involucra a a toda la comunidad contra la deforestación, un problema que no solo afecta a los agricultores. Por ello, está trabajando para que en el año 2022 casi 1300 comunidades productoras de cacao cuenten con programas activos de restauración y protección forestal dentro de un programa que demuestra que un mordisco de chocolate puede endulzarte un un instante… pero puede significar mucho para el planeta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME