Cultura

‘Silas’: un héroe llega a Madrid

‘Silas’ narra la historia de Silas Siakor, un activista liberiano que dedica su vida a luchar contra la corrupción de su país y el mal uso de la tierra que hacen las grandes multinacionales. El documental se puede ver el sábado 6 de octubre en el Another Way Film Festival.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
04
Oct
2018
Silas ANWFF

A 3.801 kilómetros en línea recta de Madrid se encuentra Monrovia, capital de Liberia. El país, situado en la costa este de África, se independizó en 1847, como dice el historiador Omar Freixa, «no de un Estado sino de una empresa». Fue la American Colonization Society (SAC, por sus siglas en español) la encargada de fundar el asentamiento en 1817 para trasladar a exesclavos negros estadounidenses. De ahí su nombre y el lema de su escudo «el amor por la libertad nos trajo aquí».

El gran motor económico de Liberia se ha sustentado en el sector primario; en su origen «estaba dominado por la Compañía Norteamericana Firestone del Caucho», explica Freixa. Este emplea al 60% de la población y «los principales cultivos comerciales de Liberia son el caucho, el cacao y la madera», según datos de Oficina Económica y Comercial de España en Accra. Las dos guerras civiles que ha vivido el país, de 1989 a 1996 y de 1999 a 2003, estuvieron bajo la sospecha de la corrupción por talas masivas ilegales para financiarse.

La sospecha se convirtió en hechos probados cuando Silas Siakor, un liberiano nacido en 1970, demostró que el expresidente Taylor había costeado la segunda Guerra Civil con dinero ilegal de la tala de bosques. La denuncia de Silas causó que la ONU prohibiera exportar madera de Libia y que él fuera galardonado con el Premio Ambiental Goldman en 2006. Un triunfo que lejos de suponer el colofón de su trayectoria, impulsó su activismo y le llevó a fundar el Sustainable Development Institute. «Hacemos investigaciones para reunir evidencias que demuestren las ilegalidades que se están cometiendo», explica Silas en el documental homónimo que narra su historia y que se puede ver en Madrid el sábado 6 de octubre dentro de la programación del Another Way Film Festival (AWFF).

Silas Siakor denunció la tala ilegal de bosques liberianos para financiar la Guerra Civil del país

Detrás de la película Silas está Anjali Nayar, una cineasta canadiense que conoció a Silas entre 2009 y 2010 cuando trabajaba de periodista. Nayar lo entrevistó por teléfono «a través de una línea terrible entre Kenia y Liberia», explica a Ethic, y solo con esa conversación tuvo claro «lo inspirador que es como pensador y líder trabajando para garantizar que las comunidades no se queden al margen del ‘progreso’ o ‘desarrollo’».

«La historia de Silas es especial no solo a un nivel muy personal, sino también porque ayuda a aclarar lo que está sucediendo en todo el mundo en este momento, donde las grandes empresas se mudan y adquieren tierras ilegalmente, desplazando a millones de personas. Hay una oportunidad para detenerlo, y personas como Silas y su Sustainable Development Institute están liderando el camino», cuenta Nayar. «Cuando ellos demuelen los árboles y despojan la tierra, están demoliendo a nuestra gente y despojando nuestra vida», dice Silas en un momento del documental.

Ella acompañó durante cinco años al activista liberiano, una logística que ha sido posible gracias a la producción ejecutiva de Edward Zwick (Diamante de sangre, Shakespeare in Love) y Jonathan Stack (The Farm: Angola, USA; Liberian: An Uncivil War). «Estuvieron allí desde el principio, viendo corte tras corte», dice la directora. Fue Zwick el que consiguió que Silas estuviera producida por un trío de ases hollywoodiense al convencer a Lonardo DiCaprio. «Tardó solo un par de horas en querer ser parte del documental», asegura Nayar.

El documental ‘Silas’ se proyecta el 6 de octubre en el Matadero dentro del Another Way Film Festival

Denunciar a un hombre -el expresidente Taylor- que llegó al poder de manera violenta puede llegar a resultar fácil. Denunciar a una mujer -Ellen Johnson-Sirleaf, presidenta hasta enero de 2018- educada en Harvard, alabada mundialmente por ser la primera en ocupar la presidencia de un país africano y premiada con el Nobel, requiere una convicción especialmente fuerte en los ideales que se defienden. Cuando Sirleaf volvió a ser elegida en 2012, Silas publicó en The New York Times lo siguiente: «Entre 2006 y 2011, la presidenta otorgó más de un tercio de las tierras de Liberia a inversores privados para su uso en empresas madereras, mineras y agroindustriales. Hoy, más de siete millones de acres se han convertido en concesiones forestales y agrícolas. En 2009 y 2010, el gobierno de la Sra. Johnson Sirleaf otorgó más de 1,6 millones de acres para la producción de aceite de palma».

AWFF, cuatro años de compromiso

El sábado 6 de octubre a las 21:30 Silas desembarca por primera vez en España, concretamente en Madrid, de la mano de AWFF. Marta García Larriu, directora del festival, cree que «es de obligado cumplimiento para el cine hoy día mostrar esta realidad» y no duda de que puede inspirar a mucha gente «ver a una persona que está denunciando de manera organizada en un país que es completamente caótico y que está consiguiendo cambios legislativos».

Además, la proyección de Silas va acompañada de un coloquio con Laura Furones, de Global Witness, una ONG que se dedica a proteger y ayudar a activistas amenazados. «Va a ser muy interesante ver los extremos a los que estamos llegando. Por defender la naturaleza les están amenazando. Creo que, desde luego, hay que poner el puño sobre la mesa y unirnos para acabar con esta maquinaria», opina Larriu.

El festival de cine documental sobre progreso sostenible celebra su cuarta edición en el Matadero de Madrid del 4 al 7 de octubre con 19 documentales, 10 de ellos inéditos en España y uno a nivel mundial. «Conseguir que sean estrenos ha sido un reto porque el interés por este tipo de cine documental está en auge. Los festivales asentados como San Sebastián, e incluso Seminci, están empezando a sacar secciones medioambientales. Aunque ha sido el mayor reto, nos ha permitido, de una manera muy bonita, exigirnos a nosotras mismas ir más allá», reconoce Marta García Larriu.

Para conocer el listado completo de documentales, actividades y comprar entradas, pincha aquí.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ethic 38 ya está en la calle

Entrevistamos a Javier Bardem, Àngels Barceló y Félix de Azúa, y analizamos los retos para frenar el cambio climático.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME