Cambio Climático

La ONU advierte: el calentamiento global no puede superar los 1,5 grados

Si no se limita el aumento de la temperatura a 1,5 grados, los efectos del calentamiento global serán «duraderos o irreversibles», señala un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
08
Oct
2018
Calentamiento global

En diciembre de 2015 se reunieron en París líderes de casi 200 países para dar «una respuesta progresiva y eficaz a la amenaza apremiante del cambio climático». A pesar de la determinación y la voluntad mostrada en el prólogo del Acuerdo de París, los firmantes sabían que revertir al 100% los efectos del cambio climático era una batalla que ya no se podía ganar. Por eso, se centraron en establecer los límites a los que podían llegar sus efectos con medidas de contención: se comprometieron a «mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 grados» y a «proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 grados».

Anoche, cerca de la una de la madrugada de España, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU publicó un informe en el que se constata la necesidad de fijar en los 1,5 grados el techo del calentamiento global: «La limitación del calentamiento global a 1,5 grados en lugar de a 2 grados tendría beneficios claros para las personas y los ecosistemas naturales y podría ir acompañada del afianzamiento de una sociedad más sostenible y equitativa». Medio grado para el que advierten que se van a necesitar «cambios de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad».

Se necesitan «cambios de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad», señala el IPCC

«Uno de los mensajes fundamentales arrojado de forma contundente por el informe es que ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1 grado, con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico, entre otros cambios», señala Panmao Zhai, copresidente del Grupo de trabajo I (bases físicas del cambio climático) del IPCC. Si se supera el límite de los 1,5 grados, estos efectos que estamos presenciando ya se podrían volver «duraderos o irreversibles», advierte Hans-Otto Pörtner, copresidente del Grupo de trabajo II (impactos, adaptación y vulnerabilidad) del panel de expertos.

Medio grado: vida o muerte

El informe señala que, si el aumento de la temperatura global alcanza los dos grados, el océano Ártico se deshelaría por completo en verano una vez cada diez años. Pero, si el calentamiento se limita a un grado y medio, lo haría una vez al siglo. Una diferencia abismal con consecuencias fundamentales para la vida tal y como la conocemos, ya que contener el deshielo a una vez al siglo supondría que en 2100 la elevación del nivel global del mar sería 10 centímetros inferior respecto al escenario en el que este se produce una vez cada década. Ese medio grado supone la extinción definitiva (más del 99%) de los arrecifes de coral o la opción de brindarles una oportunidad, aunque sea mínima (desaparición de entre el 70% y el 90%).

Además de a la biodiversidad, la mayor o menor subida del nivel del mar es crucial para los seres humanos. El Informe Mundial Sobre Desplazamiento Interno 2018 señala que en 2017 se registraron 18,8 millones de desplazamientos asociados con desastres naturales en 135 países, de los cuales 8,6 millones fueron por inundaciones y 7,5 millones por tormentas tropicales y sentencia que «si no se aborda el desplazamiento de larga duración se corre el riesgo de socavar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible». Las estimaciones del Banco Mundial coincide con este planteamiento y vaticinan que en 2050 el número de personas obligadas a abandonar sus hogares por cuestiones climáticas superará los 140 millones.

Si la temperatura aumenta más de 1,5 grados, los efectos del cambio climático serán «duraderos o irreversibles»

«Si esto se confirma, las migraciones climáticas se solaparían, superándolas en número, con los desplazamientos transfronterizos por motivos políticos, religiosos o étnicos, generando crisis humanitarias permanentes de dimensiones desconocidas», reflexionaba Fernando Mudarra, director general de Ayuda en Acción, en una tribuna para Ethic.

Renovables sí, de inmediato

Limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados no solo es necesario para no acabar con ciertas formas de vida, sino que «daría margen a las personas y los ecosistemas para adaptarse y permanecer por debajo de unos umbrales de riesgo pertinentes», explica Pörtner. La buena noticia, señala el IPCC, es que algunos tipos de medidas que se necesitarían para limitar el calentamiento global a la temperatura establecida ya se están llevando a cabo en todo el mundo. La mala es que es necesario acelerarlas.

El informe explica que se necesitarían transiciones «rápidas y de gran alcance» en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. El IPCC insta que las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano disminuyan en 2030 alrededor de un 45% respecto de los niveles de 2010 y sigan disminuyendo hasta alcanzar el «cero neto» en 2050. Para lograrlo, a medidos de siglo, entre el 70% y el 85% de la energía producida debe proceder de fuentes renovables libres de gases de efecto invernadero.

En lo que respecta a los combustibles fósiles, el estudio solo da una cierta posibilidad al gas natural al señalar que el 8% de la energía podría proceder de esta fuente. Aunque si este fuera el escenario, habría que aplicar medidas que absorban el CO2 para impedir que el calentamiento global supere el grado y medio en 2100. Unas técnicas cuya efectividad «no está probada a gran escala y algunas de ellas pueden conllevar importantes riesgos para el desarrollo sostenible».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME