Siglo XXI

«No hay tantos anuncios en Airbnb como para influir en el precio de la vivienda»

Entrevistamos a Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb en España y Portugal.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
29
Oct
2018
airbnb arnaldo munoz

La revolución tecnológica ha generado cambios en todas las industrias, y la del turismo no es una excepción. Algunos estudios confirman que un viajero promedio tiene más de 400 interacciones con decenas de empresas, agencias de viajes, amigos y conocidos a la hora de planear su viaje. Airbnb es, sin duda, uno de los invitados a esta fiesta. La plataforma de ‘homesharing’ ha dinamizado el turismo internacional, pero tiene por delante grandes desafíos que afrontar. ¿Cómo impactan estas iniciativas en el entorno? Se lo preguntamos a Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb en España y Portugal.

La revolución tecnológica ¿puede ayudarnos a impulsar un turismo más sostenible?

Entramos en una época en la que las empresas digitales toman mayor responsabilidad de lo que pasa en el mundo real. Airbnb cree que puede ser una fuerza promotora del turismo sostenible en lugares que han estado plagados por el turismo de masas y en mercados emergentes, donde puede ayudar a crear una base de turismo que beneficie a comunidades enteras, desde el principio.

Vuestro reciente informe Turismo y destinos sostenibles destaca que, en algunas de las ciudades más saturadas, el número de huéspedes que se alojan a través de Airbnb es catorce veces menor que los que lo hacen en hoteles.

A través de la comunidad global de Airbnb, es posible mostrar a los viajeros lugares que buscan una forma más sostenible y auténtica de turismo, y llevarlos. Esto aporta empoderamiento económico a las familias y a las comunidades locales y aleja a los huéspedes de los distritos hoteleros para acercarlos a barrios menos visitados. Al menos dos tercios de todos los huéspedes que se alojan a través de Airbnb lo hacen fuera de las zonas turísticas tradicionales.

«Al menos dos tercios de todos los huéspedes que se alojan a través de Airbnb lo hacen fuera de las zonas turísticas tradicionales»

La economía colaborativa ha transformado el paisaje. ¿Cómo puede contribuir a los retos sociales y medioambientales?

Hay empresas que creen que los robots pueden sustituir a las personas. Airbnb cree que la tecnología puede incrementar la capacidad de las personas. Los robots no pueden aportar hospitalidad. En un momento en el que la tecnología y el mundo digital están polarizando la sociedad y separándola, Airbnb acerca a las personas y las empodera económicamente.

La irrupción de los alquileres vacacionales ha contribuido a la subida de los precios y a la masificación de algunas ciudades. ¿Falta regulación?

Airbnb ayuda a la gente normal a usar sus hogares, que habitualmente son su mayor gasto, para ampliar sus ingresos y mantener a sus familias. La gran mayoría de los anfitriones comparten el hogar en el que viven, no eliminan hogares del mercado, y usan los ingresos adicionales para pagar facturas o poder seguir en sus casas. Los fundadores de Airbnb prácticamente no podían permitirse vivir en San Francisco, así que empezaron para poder llegar a fin de mes. Ahora se escuchan muchas historias como la suya en todo el mundo. Los expertos afirman que la economía colaborativa puede ayudar a las familias a llegar a  fin de mes y, además, el número de anuncios en Airbnb es demasiado pequeño para tener un impacto significativo en los precios de la vivienda.

¿Qué demanda el turista del siglo XXI, al que la economía colaborativa ha bautizado como prosumidor?

Los huéspedes de Airbnb quieren sentir que pertenecen al lugar al que viajan. Sumergirse en las comunidades locales y descubrir barrios menos conocidos: no quieren alojarse en los principales distritos, sino estar en contacto con la gente de la zona. Los anFItriones de la plataforma de Airbnb comparten sus hogares, sus habilidades y sus experiencias.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME