Educación

El inquietante auge de las pseudociencias

¿Cuáles son las líneas que separan a las prácticas científicas de las pseudocientíficas? La proliferación de las llamadas ‘terapias alternativas’ ha avivado el debate en torno a sus beneficios o riesgos para la salud.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
01
Jul
2017
homeopatia pseudociencias
Francisco Igea

El prefijo «pseudo» proviene del griego y su significado es claro: falso. Por eso cuando hablamos de «pseudociencias» hablamos, simplemente, de terapias falsas, tal y como indica su nombre.

En medicina, la eficacia de los tratamientos se evalúa mediante un sistema de comparación del tratamiento propuesto con el placebo y con la terapia standard. Es la diferencia estadísticamente significativa entre el resultado de ambos métodos lo que marca su eficacia o no. Esta y no otra es la manera en la que la ciencia señalas sus avances.

Frente a este método, lento y farragoso pero seguro, se ha desarrollado en todo el mundo una corriente mágica y postmoderna en la que la verdad no es necesaria. Se trata de una vuelta a los arcanos de las creencias y las religiones, una vuelta al mundo de la magia: las pseudociencias.

Quizás esto ocurre como reacción a un mundo en el que se ha vuelto incomprensible el proceso del enfermar y el morir. En un mundo tan avanzado tecnológicamente, hay a quien le resulta una antigualla eso de morirse. Uno de los más afamados gurús de estas nuevas técnicas, Enric Corbera, llegó a afirmar con rotundidad esta tremenda simpleza: «Solo se mueren los gilipollas». Lamento informarles en ese caso de que el mundo está lleno de gilipollas.

Pues bien, es a estos charlatanes a quienes queremos señalar, no porque tengamos prevención contra la libertad de credo o religión, sino porque ponen en peligro la salud de los pacientes generándoles falsas esperanzas y demorando en ocasiones tratamientos eficaces. Nada tenemos contra la búsqueda personal del bienestar ni contra la libre decisión de cada uno, pero un estado moderno debe impedir que campen a sus anchas quienes se aprovechan del miedo y la ansiedad de pacientes graves que pueden perder una oportunidad de curación por seguir falsos tratamientos que solo benefician a quienes cobran por ellos.

Eso es lo que defendemos: máxima libertad con las creencias y preferencias personales, máxima responsabilidad con la ciencia y el tratamiento de los pacientes. Ni son incompatibles, ni podríamos permitirnos otra opción desde la responsabilidad política.

Francisco Igea es médico y portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario de Ciudadanos (GPCs)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Mayoría selecta

Javier Gomá

Javier Gomá publica ‘Filosofía mundana’, donde reúne sus microensayos completos. En el siguiente extracto, el filósofo analiza qué es «la selecta mayoría».

economia-cowboy-consumo

Economía cowboy

Brenda Chávez

Brenda Chávez habla sobre economía responsable en el libro 'Tu consumo puede cambiar el mundo'.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME