Cambio Climático

¿Salvaremos al lobo ibérico?

El Congreso insta al Gobierno a que el lobo ibérico sea declarado como especie protegida en todo el territorio español.

Artículo

Sara Maroto
¿QUIÉRES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 25 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
11
May
2017

La desprotección del lobo ibérico ante la caza autorizada lleva años provocando la extinción de la especie en toda España. Tras las reclamaciones de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA) y las manifestaciones ciudadanas, el debate ha llegado al Congreso de los Diputados. La Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha aprobado una Proposición No de Ley para la conservación del lobo y su declaración como especie protegida en todo el territorio nacional. La iniciativa ha sido presentada por el grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y apoyada por asociaciones como Ecologistas en Acción, Lobo Marley y WWF.

Es es el último avance de un conflicto con historia. El lobo ibérico desapareció casi por completo de los bosques españoles en los años 70. «El pasado siglo, el lobo fue objeto en nuestro país de una intensa persecución al ser considerado, al igual que el resto de depredadores, como una alimaña a exterminar», recuerda Juantxo López de Uralde, parlamentario de Equo y encargado de prensentar la propuesta. «Sin embargo, cuando la mayoría de estas pasaron de ser alimañas a especies estrictamente protegidas, como el oso o el lince ibérico, al lobo se le mantuvo al margen de esa protección, debido fundamentalmente a los daños que en determinados momentos puede generar al ganado doméstico». Se estima que en España podría haber 2.000 ejemplares.

La industria ganadera reclama más protección ante la esquilmación de los rebaños y hace uso de los cupos de caza habilitados por las comunidades. Por su parte, expertos y asociaciones animalistas señalan que estas prácticas, sumadas al daño que hacen los furtivos, no son efectivas y que la legislación española no respeta la normativa europea, la cual considera al lobo de interés comunitario. El portavoz de la formación verde señala el carácter conciliador de la PNL: «Busca precisamente que se reconozca que la convivencia entre la ganadería extensiva y el lobo es posible. Son las comarcas con mayor densidad de lobo aquellas donde los ataques al ganado doméstico son mínimos. Años de caza y de persecución del lobo no han tenido ningún efecto en la reducción de daños».

Se estima que en España podría haber 2.000 ejemplares

Ante esta situación de desprotección, la Proposición No de Ley establece la declaración del lobo ibérico como especie de interés especial al norte del Duero a través de su incorporación en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, desarrollado por el Real Decreto 139/2011, «por motivos ecológicos, científicos, sociales, culturales y éticos»; y que todas las poblaciones situadas al sur del río Duero se incluyan en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de ‘En peligro de extinción’.

Y a sabiendas de que las soluciones unilaterales nunca funcionan, reclaman que las administraciones informen, sensibilicen y ayuden a la población rural, y que se celebren foros de debate entre los distintos sectores sociales interesados en la gestión del lobo con el ánimo de fomentar la cooperación, el consenso y los acuerdos. López de Uralde confirma que el objetivo es «trabajar con el sector de la ganadería extensiva para ver cuáles son las mejores fórmulas para que se pueda garantizar la convivencia entre la ganadería y la protección del lobo ibérico».

En este sentido, la proposición establece la elaboración de una nueva Estrategia Nacional de Conservación del Lobo Ibérico consensuada con todos los sectores implicados y la elaboración de un proyecto de investigación serio y riguroso que aporte conocimientos sobre su etología, sus patrones de predación o su dinámica poblacional, que permita adecuar la estrategia al conocimiento de la especie. Algo que hoy en día, a pesar de su evidente necesidad, no existe.

El sector ganadero se vería también beneficiado gracias a la creación de una mesa sectorial que establezca de manera consensuada los criterios para la compensación económica de los daños directos y los colaterales. De la misma forma, serían claves ayudas de carácter permanente a las explotaciones ganaderas existentes en territorios con presencia de lobos a través del instrumento del Contrato Territorial de Explotación.

En declaraciones a Ethic, Uralde afirma que «es un día histórico en la conservación de la naturaleza. Es la primera vez que el lobo gana en el Congreso, lo que refleja la toma de  conciencia. Ahora la pelota está en el tejado del Gobierno». Y es que, a pesar del logro conseguido, debemos recordar que las Proposiciones No de Ley no tienen carácter vinculante. Queda esperar que esta importante declaración de intenciones se traduzca en la adopción efectiva de medidas que garanticen la conservación de la ganadería española y de la sostenibilidad ambiental.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME