Transparencia

Las TIC al servicio de la sostenibilidad

España es el país europeo que más ha elevado sus emisiones de CO2 en los últimos 25 años. Las TIC juegan un papel fundamental en la lucha contra el calentamiento global.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
03
Sep
2016

Artículo

Luis Meyer

Nadie duda a estas alturas que la industria es una de las grandes causantes del cambio climático. Pero también es importante destacar qué medidas se están llevando a cabo para reducir su impacto en el entorno. «Queremos ser una compañía admirada. Puede sonar petulante, pero como decían los pensadores griegos, ‘definid y no disputareis’. Y no admirada por los resultados, sino por la manera de conseguirlos. Eso supone ser una compañía que sea percibida como innovadora, indiscutible en el campo ético, socialmente responsable y también con nuestros trabajadores». Son las palabras de Francisco Román, presidente de Vodafone España, a colación del informe de sostenibilidad recientemente presentado por la compañía.

Palabras biensonantes, pero intrascendentes si no se acompañan de cifras concretas. En Vodafone España las tienen: gracias a sus iniciativas de eficiencia energética implantadas, la empresa ha evitado la emisión de 104.464 toneladas de CO2, el mayor causante del efecto invernadero. «Tenemos una factura eléctrica importante que se acerca a los 80 millones de euros, unos 680 gigavatios por hora. Por eso, nos interesa más que a nadie reducir el consumo por propio interés operativo», cuenta Román y matiza: «Pero aparte del interés crematístico, también lo tenemos en gastar menos energía para ser más sostenibles y por compromiso con el medio ambiente. Por un lado directamente, actuando sobre nuestra propia red. Por otro lado indirectamente, desarrollando aplicaciones para otros sectores, como el automovilístico. Con nuestra tecnología en telecomunicaciones hemos evitado muchos desplazamientos, y eso se traduce en ahorro de emisiones de CO2».

La compañía también ha puesto el foco en los sectores desfavorecidos: «Por medio de nuestra Fundación, somos una compañía fuertemente comprometida con la acción social. Hace años que nos especializamos en trabajar para todos los colectivos vulnerables», cuenta Román. «Esencialmente, todo tipo de discapacidades y personas mayores. Aportando, claro, nuestra tecnología. Dicho de otra manera: enfocando la tecnología como una oportunidad, y no como una amenaza que fomente la brecha digital. Por medio de Facilita, una plataforma web colaborativa, ayudamos a desarrollar aplicaciones para personas con discapacidad motora o intelectual. También realizamos muchos esfuerzos en formación, hay decenas de miles de personas que pasan por allí. Para nosotros es irrenunciable, y es nuestra manera de demostrar ese compromiso con algo en lo que creemos: que esta tecnología tiene un impacto positivo en las personas, pero debe tenerlo en todas las personas, sin exclusiones».

Una afirmación que se acompaña, de nuevo, con cifras que la respaldan: «La Fundación Vodafone España ha destinado 5,2 millones de euros a proyectos sociales en el último ejercicio», cuenta el presidente de la compañía. Centrados, fundamentalmente, en innovación para mejorar la calidad de vida, el envejecimiento activo y la integración sociolaboral de las personas pertenecientes a colectivos vulnerables.

Es un ejemplo más, en definitiva, de empresas cuyo compromiso social deja de estar limitado al departamento de RSC para pasar a integrarse a su propia estrategia de negocio. Román hace hincapié en este aspecto: «Este informe partía de nuestras políticas de sostenibilidad. Pero lo hemos elaborado, durante más de tres años, con el convencimiento de que todo lo que es el ejercicio operativo, la búsqueda de resultados de la compañía y la puesta en práctica de la estrategia y su impacto en el entorno, en la sociedad y en el mundo, es lo mismo».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Reporto, luego existo

Laura Zamarriego

En la sociedad de la transparencia, la demanda de información no financiera ha experimentado un impulso exponencial.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME