Opinión

El proyecto europeo, al borde del precipicio

Reformar la eurozona o abandonar el euro. Son las dos opciones que tiene una Europa que mira al abismo, según el Nobel de Economía Joseph Stiglitz.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
22
Ago
2016

Artículo

Un paso adelante o un paso atrás. Reformar la eurozona o abandonar el euro. Son las dos opciones que tiene una Europa con los pies al borde del precipicio. Al menos, así lo cree el Nobel de Economía Joseph Stiglitz, para quien «sin reformas, el euro desaparecerá dentro de unos años».

Según el profesor de Economía, que plasma su tesis en su nuevo libro, El euro. Cómo la moneda común amenaza el futuro de Europa, «el euro nació defectuoso desde el principio», porque se basaba en la falsa esperanza de que la moneda común impulsaría el proyecto europeo, cuando Europa no contaba con las condiciones necesarias ni con las instituciones requeridas.

El momento de creación del euro estuvo marcado, en palabras de Stiglitz, por una «gran fe en los mercados», lo que hacía pensar que todo funcionaría si los Gobiernos se limitaban a mantener el déficit y la deuda por debajo del 3% y del 60% del PIB, respectivamente, «sin base económica».

En este sentido, a la hora de afrontar la crisis con un tipo de cambio y un tipo de interés común, los países de la eurozona tuvieron que tomar medidas de austeridad fiscal. «Este sistema ha llevado más a la divergencia que a la convergencia, ya que, tras la crisis, los países ricos son aún más ricos y los pobres, más pobres, dado que, cuando surgen problemas económicos, el dinero va de los segundos a los primeros», explica el profesor. «El euro nació para crear prosperidad y solidaridad, pero el efecto fue el contrario y llevó a una mala situación económica, al estancamiento, a la crisis y al debilitamiento de la solidaridad política».

Stiglitz insiste en que el problema tiene su origen en las estructuras, más que en las decisiones políticas -donde, reconoce, también se han producido errores-, y en que las instituciones necesitan ser repensadas, «no solo las de cada Estado miembro, sino también las de la propia Eurozona».

Instituciones compartidas

Eurobonos, un sistema común de pensiones públicas, una seguridad social comunitaria y un fondo único de garantía de depósitos son algunas de las medidas elementales para evitar la ruptura, según Stiglitz. Estas instituciones compartidas favorecerían la cohesión política. «En Estados Unidos el dólar funciona porque hay movilidad laboral, se habla la misma lengua, se comparte la seguridad social, las pensiones, etc. Es importante crear instituciones que hagan funcionar la moneda común», explica.

Respecto al estancamiento en el crecimiento global que advirtió este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyas previsiones contemplan una expansión de la economía mundial del 3,1% en 2016 y del 3,4% en 2017, Stiglitz insiste en que «no es inevitable», ya que «la razón del lento crecimiento son las políticas de austeridad». En este punto, «las medidas adoptadas por Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial, en las que se incrementaron los niveles de gasto público, contribuyeron al crecimiento de la economía y a reducir los niveles de deuda pública desde el 123% del PIB, hasta el 45%». Así, aboga por incrementar el gasto público, especialmente en un entorno de bajos tipos de interés.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El arte de vender

Juan José Almagro

La vieja advertencia de Churchill sigue presente: el problema es que los hombres quieren ser importantes, no útiles.

Crímenes perfectos

Diego S. Garrocho

En cuestiones éticas, la primera transgresión marca una pauta que perdurará para siempre.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.