Siglo XXI

¿Cómo evitar el desperdicio de alimentos?

Los españoles desperdician 7,7 millones de toneladas de comida al año. Una guía te explica cómo revertir esta tendencia.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
14
Ene
2016

Artículo

Redacción

Los españoles desperdician más de 7,7 millones de toneladas de comida al año y cada día 1.000 millones de personas en el mundo se van a dormir sin haber ingerido nada, según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidades para la Alimentación y la Agricultura).

Con el objetivo de despertar conciencias, Unilever España ha puesto en marcha la ‘Guía práctica para reducir los desperdicios alimentarios‘, avalada por El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que da las claves para minimizar la cantidad de residuos generados en casa a la vez que se reduce el gasto económico, teniendo en cuenta que cada hogar español desecha 76 kilos de comida al año, que suponen una pérdida de unos 500 euros anuales.

«Desde Unilever impulsamos iniciativas como ésta para ayudar a las personas en su día a día. Tratamos de inspirar a todo el mundo con acciones sencillas que pueden contribuir a reducir de forma considerable los desperdicios alimentarios en su hogar», ha destacado Ana Palencia, directora de comunicación y RSC de Unilever, durante la presentación de la iniciativa.

La sostenibilidad en el consumo alimentario no sólo depende de los consumidores, sino también de los fabricantes. Según ha explicado Diana Roig, responsable del departamento de Nutrición y Salud de la compañía, «Unilever optimiza los envases de plástico para que sean 100% reciclables. Por ejemplo, el envase de las margarinas se calcula el diseño y el tipo de plástico para que el envase conserve el producto con el mínimo indispensable de material».

Existen muchas pautas de compra responsable. Programar el menú semanal y hacer la lista de la compra supone un ahorro y ayuda a seguir una alimentación más saludable, además de evitar comprar alimentos innecesarios. Las etiquetas contienen información relevante sobre cómo almacenar los productos y evitar que se pongan en mal estado, así como datos de su vida útil y caducidad. Tener en cuenta sus valores nutricionales también permite hacer una compra más responsable de acuerdo a nuestro estilo de vida, así como la revisión y planificación de consumo rápido. Si se prevé consumir el producto en los próximos días, elegir uno que presente una fecha de caducidad o de consumo preferente más inmediata contribuye activamente a evitar que los supermercados desperdicien dicho producto.

Al igual que los establecimientos de distribución, los restaurantes también desechan alimentos. Por poner un ejemplo gráfico: cinco personas que dejan la guarnición de patatas supone el desperdicio de 365 kilogramos al año sólo de estos tubérculos.

La guía contiene otros consejos básicos como no romper la cadena del frío y colocar correctamente los productos en la bolsa de la compra para evitar que se estropeen. Pero también incluye recetas saludables y sencillas para reutilizar los alimentos en vez de desecharlos, y nos da algunas ideas de qué alimentos debemos llevarnos en la fiambrera para ir a trabajar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.