Transparencia

¿Qué prometían quienes aspiraban a gobernar?

Analizamos las propuestas de los partidos más representativos sobre transparencia, emprendimiento y sostenibilidad.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
21
Mar
2015
Diego García Moreno

Desde Ethic hemos analizado las propuestas de los partidos más representativos de Madrid en lo que se refiere a transparencia en las instituciones, emprendedores sociales y sostenibilidad, tres dimensiones clave dentro de nuestra línea editorial. Programas en mano, desgranamos todas las medidas que pueden ayudar a mejorar la ciudad en la que muchos de nosotros residimos.

Transparencia

Este es uno de los grandes puntos en común para todos los aspirantes a presidir la Comunidad o el Ayuntamiento de Madrid. El clamor ciudadano contra la corrupción se ha traducido en un refuerzo programático de todos los partidos.

El Partido Popular, en el punto número XXVII de su programa aboga por “administraciones más eficaces, transparentes y cercanas al ciudadano”, pero evita hablar de corrupción hasta el último apartado, titulado Un pacto por el civismo. En él, los populares prometen impulsar “que los órganos internos del PP actúen con la máxima prontitud, objetividad y rigor, aplicando estrictamente los estatutos en casos de corrupción”, así como controlar la situación de patrimonio de los políticos haciendo visibles sus declaraciones de bienes y retribuciones. Destaca el esfuerzo que el PP promete para “dar prioridad a las medidas para la recuperación de las cantidades sustraídas por los corruptos”.

El PSOE, por su parte, dedica un apartado entero a hablar del Buen Gobierno, en el que prometen “objetividad, transparencia, y eficacia”. Si los socialistas llegan al poder subirán a la web de la Comunidad el currículum de todos los altos cargos, se aprobarán las modificaciones normativas necesarias para reforzar el sistema de incompatibilidades y dificultar las llamadas “puertas giratorias” y se elaborarán planes de prevención de la corrupción.

Izquierda Unida cree en un modelo de democracia participativa, en la que el ciudadano pueda saber en todo momento a donde se destina cada euro de las arcas públicas. De esta manera defiende que “es necesaria una reformulación del marco institucional que permita una total eficacia y transparencia en las Administración de la Comunidad de Madrid y en la ejecución del gasto público, creando las condiciones para evitar prácticas de corrupción o uso indebido y despilfarrador de los presupuestos de la Comunidad de Madrid”. Para la alcaldía de Madrid, el partido se compromete a mantener “su más riguroso cumplimiento del código ético para sus cargos públicos aprobado en el año 2007”.

El programa de UPyD apela directamente al ciudadano, siendo tajante en el aspecto de la transparencia y la corrupción. Asegura que “si alguien se ha lucrado o actuado de manera corrupta se sabrá, se le perseguirá y lo sentaremos en el banquillo como ya hemos hecho con Bankia”. Además, el partido creará una unidad administrativa de expertos para combatir la corrupción.

Podemos se refiere a este aspecto en la parte del programa sobre Transparencia, evaluación y rendición de cuentas. Los cargos electos deberán realizar una declaración anual de bienes, de gastos mensuales, informar de su agenda, hacer públicos todos los contratos. Además, si su plataforma llegará al poder, establecerán una “oficina Ciudadana de Control». Ahora Madrid, la coalición de partidos para la alcaldía en donde se enmarca la formación de Pablo Iglesias, comparte este punto del programa.

Por último, Ciudadanos en su primer punto promete “un Madrid administrado de forma honesta, rigurosa y transparente”. Quieren ser un “ejemplo de honradez”, y para lograrlo se proponen fijar incompatibilidades en sus altos cargos, hacer un pacto ético contra la corrupción y “adelgazar” el número de cargos políticos en el Ayuntamiento.

Emprendedores

El emprendedor, una figura clave para el desarrollo y la recuperación de la economía en nuestro país, ocupa un hueco en todos los programas políticos. El PP propone una rebaja de impuestos a los emprendedores y el impulso de un Sillicon Valley español para impulsar la investigación.

El PSOE incluye en su programa la reducción y simplificación de los trámites y costes para la creación de empresas y para su liquidación si no es viable, además de una cuota de autónomos variable según los beneficios. Con este punto coincide Ciudadanos, que además promete aplicar una deducción de 2.000 euros para las personas que inviertan en empresas de nueva creación.

IU propone la simplificación de los procesos y exigencias administrativas de los emprendedores, y promete que habrá mecanismos de «discriminación positiva» para las pymes en el concurso de contratación pública. Podemos se suma a las promesas de IU, entre ellas, la puesta en marcha de un plan de microcréditos para autónomos y pequeñas empresas con el que poder inyectar liquidez a las proyectos empresariales innovadores.

En cuanto al emprendedor social, en muchos de los programas analizados no existe una sola mención a este tipo de emprendimiento. El PSOE propone garantizar el acceso a la financiación a empresas con economías solidarias a partir de microcréditos.

Podemos, por su parte, hace referencia a la economía colaborativa proponiendo fomentar los espacios de coworking e incubadoras, pero no hace hincapié en lo social, algo sobre lo que sí pone el foco la candidatura de Ahora Madrid: promete incentivar la «economía social», apoyando iniciativas como el comercio justo y creando organismos que velen por el aumento de este tipo de empresas.

Sostenibilidad

A diferencia del emprendimiento social, los partidos han sabido captar e integrar la sostenibilidad en muchos de los aspectos de sus programas. Tanto los tradicionales como los nuevos entienden que la economía, el medio ambiente o la cultura tienen que redirigirse hacia modelos sostenibles y respetuosos con el entorno.

El PP va a “seguir promoviendo entornos sostenibles y medioambientalmente responsables, protegiendo nuestros recursos naturales”. El PSOE destaca que «Madrid tiene un gran potencial para convertirse en una región líder en sostenibilidad ambiental, gracias a su riqueza ecológica y a su tejido universitario y científico” y por ello promete cuidar el patrimonio natural de la Comunidad y ayudar a mantener el equilibrio ecológico alegando que “sin ecología no hay economía”.

REPORTAJE PARA EL INFORME ANUAL  DE LA EMT DE 2008 REALIZADO EN MAYO DE 2009

IU va más allá y propone diversas medidas innovadoras en esta materia, como la puesta en marcha de un plan de “Ciudades Inteligentes”, cuidar el turismo de manera sostenible, defender un modelo económico circular basado en apoyar cooperativas y pequeños núcleos de negocio o mejorar la agricultura para hacerla menos dañina al medio ambiente.

UPyD se centra en el urbanismo de la ciudad como motor de la sostenibilidad, a través de medidas como la limitación del consumo del suelo, atraer la actividad económica en los distritos de la periferia de la Comunidad, o promover y extender el arbolado urbano “con criterios bioclimáticos y ecológicos, no solo decorativos”.

Podemos se enmarca en la sostenibilidad para hablar de modelos culturales alejados de lo tradicional, para el fomento de la economía solidaria e innovadora, o la inclusión de un nuevo modelo de movilidad sostenible a través de los vehículos públicos eléctricos y bajos en contaminantes.

Para Ciudadanos, la sostenibilidad juega un papel importante en los planes de revitalización de industria, comercio y vivienda, y para la actualización del Catálogo de bienes y espacios protegidos, haciendo hincapié en la “necesaria protección de nuestra herencia arquitectónica y social”.

Desconocemos quién logrará alcanzar la cima del Gobierno en Madrid; también los posibles acuerdos entre formaciones para garantizar la gobernabilidad. Pero los programas dejan entrever una modernización, más o menos sutil, de los partidos políticos. Esperemos que vaya más allá de una simple carta de presentación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ética y fiscalidad

Ramón Jáuregui

No se puede pregonar la responsabilidad social de una empresa si no se cumple fiscalmente.

Radiografía de los ODS en España

Alejandra Espino

Nuestro país terminó 2020 con una ligera mejora con respecto a 2019 en cuanto a cumplimiento de los ODS. ¿Cómo se logró?

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.