Innovación

Non Tourist Project: turismo y transformación social

Hay otras formas de viajar. Uno de los destinos de Non Tourist Project fue Islandia. Allí realizaron su particular investigación para intentar descubrir qué estaba sucediendo en el país.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
18
Jun
2013
Jordi Jofré

La historia de Non Tourist Project comenzó a escribirse hace 3 años encima de unas canoas. Allí, remando para no perder el equilibrio, Josemari, Javier y Eduardo descubrieron que tenían mucho en común. Y cuando lo que se comparte es un sueño, las sinergias se multiplican exponencialmente.

Cada caso es único, pero es cierto que han ido (y están) superando muchas de las etapas que se describen en los manuales del emprendimiento social. Diseñaron el plan de negocio y creyeron ver una oportunidad. Una vez que lo vieron claro, tuvieron que explicar a sus allegados las ventajas de poner en marcha su propia empresa, a pesar de tener que renunciar a un salario fijo. En seguida comprendieron que no podían tener un dogma y que los procesos y las estrategias deben ser adaptadas continuamente. No han faltado exposiciones de su elevator pitch en sucursales bancarias en busca de financiación ni madrugadas en vela ajustando los presupuestos. Y, por supuesto, siguen luchando internamente con lo episodios bipolares que sufren casi todos los emprendedores; de vez en cuando, vuelven a mirarse al espejo para repetir en voz alta: Non Tourist Project merece la pena.

En Islandia realizaron su particular investigación para intentar descubrir qué estaba sucediendo en el país.

En Islandia realizaron su particular investigación para intentar descubrir qué estaba sucediendo en el país.

¿Qué es Non Tourist Project?

Non Tourist Project es un proceso formativo pensado para generar proyectos de viaje en grupo que combinan el ocio constructivo, el turismo responsable y la implicación de los participantes en proyectos sociales durante algunos de los días de su viaje. Por ejemplo, en una de sus iniciativas de este verano (Perú: Caminando con los Apus) colaborarán con la comunidad de Santa Rosa de Huacaria con la que ya trabajaron el año pasado. Apoyarán su proyecto de rehabilitación forestal, implantarán mosquiteras en las viviendas, desarrollarán talleres educativos en la escuela de la aldea, etc. Para financiar parte de este proyecto realizarán un concierto solidario y una fiesta en la Ciudad invisible, cafetería-librería de viajes situada en Madrid.

¿Cuál es su impacto?

Seguramente NTP no sea un emprendimiento disruptivo pero sí que trata de contribuir al cambio en el mundo de los viajes. En palabras de sus fundadores “procuramos que nuestro impacto sea reversible. Es decir, la idea es que los participantes no olviden el país que habitan por un tiempo, así como que los pobladores de las zonas que visitamos también nos recuerden. Con respecto a los proyectos de cooperación, intentamos mantener una relación duradera en el tiempo. Además, con nuestro discurso creemos contribuir a la divulgación del turismo responsable”.

¿Cómo se consigue interactuar con la población local?

Un aspecto diferenciador de NTP es su planificación casi artesanal del viaje que facilita el contacto con los autóctonos. La clave está, según explican, en “esquivar a los grandes tour operadores y trabajar exclusivamente con microempresas o directamente con la población local. Esta planificación posibilita el contacto de tú a tú, además de abaratar costes y un reparto más justo del dinero”. Añaden que “otro de los objetivos del proyecto es generar viajeros formados e informados desde el lugar de origen y, por lo tanto, implicados con el lugar, lo cual, junto a las acciones solidarias, garantizan la interrelación entre las partes”.

No obstante, cada proyecto es diferente. Un buen ejemplo de ello es lo sucedido el año pasado en Islandia donde realizaron su particular investigación para intentar descubrir qué estaba sucediendo en el país. Para ello “nos reunimos con gente de la calle, profesores de universidad e, incluso, con Hordur Torfason, polifacético artista y promotor de la revolución islandesa que nos expuso un punto de vista muy interesante acerca de dicho movimiento social”.

Momentos mágicos a paso lento

Los itinerarios que propone NTP son singulares, no tanto por los lugares que se visitan sino por la manera que tiene de abordarlos. De esta manera, la diferencia radica en cómo se descubren los distintos enclaves: los tiempos, el enfoque slow y la ya mencionada interacción con la población local. Así, cuando se les pregunta por algún momento mágico de los viajes hablan de atardeceres en el lago Titicaca, de lugares indómitos como la península de Skalanes o de “cuando conocimos a Alberto, sabia persona y chamán con el que hicimos una preciosa ofrenda a la Pachamama en el Parque Nacional del Manu”.

Afrontando el futuro

Como casi todos los emprendedores, NTP trata de no marcarse límites. No obstante, la realidad les hace poner los pies en la tierra y afirman que “necesitamos aún un empujoncito para conseguir la financiación suficiciente que garantice la sustentabilidad de la empresa. Cada temporada pretendemos abrir al menos un proyecto internacional y, por supuesto, mantener los anteriores. Actualmente, estamos pensando en colaborar con los navajos (indígenas de EE.UU.) y ya hemos comenzado las conversaciones con las comunidades locales. Además, una novedad importante es que recientemente nos hemos asociado con Ver Tierra, agencia de viajes que nos da soporte legal y que ayuda a la difusión del proyecto”.

En todo caso, son conscientes de la situación en España y, por ello, están desarrollando iniciativas a nivel nacional. Es la respuesta a todos aquellos que se interesan por su iniciativa pero que no pueden disfrutar de, por ejemplo, un viaje de tres semanas en Nepal. En este sentido, apuntan “acabamos de poner en marcha nuestro primer NTP Weekend que hemos denominado Aranda para comérsela a sorbitos, la misma filosofía pero a dos horas de casa”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.