Cultura

¿Dónde están los límites de la publicidad?

Es la primera vez que en España se transforma el nombre de una estación con fines publicitarios. Los expertos advierten que la publicidad intrusiva es cada vez más fuerte. La crisis beneficia estas fórmulas.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
15
Mar
2012

Artículo

Íñigo Keller

La noticia se conocía esta semana y ha provocado la sorpresa de muchos. La mítica estación del metro de Madrid Sol ha sido rebautizada con el nombre de Sol Galaxy Note!, el smartphone que acaba de lanzar al mercado la compañía de Korea del Sur Samsung.

Es la primera vez que en  España se transforma el nombre de una estación con fines publicitarios, aunque hace tiempo que algunos teatros, como el antiguo Calderón de Madrid que desde 2007 se llama Teatro Häagen-Dazs, han sido rebautizados con nombres publicitarios. La diferencia esencial es la gestión pública del metro frente a la privada de las salas de teatro.

«La publicidad intrusiva es cada vez más fuerte y la crisis ha beneficiado estas fórmulas. A nivel global no es un fenómeno novedoso. En Estados Unidos fue el país pionero y es una práctica que funciona con éxito desde hace tiempo. Hay quienes consideran que la regulación debería ser menos permisiva y que debería proteger ciertos espacios y hay quien lo defiende como una fórmula de financiación que permite que proyectos salgan adelante», explica el profesor de Publicidad Mateo Fernández.

Pero esta publicidad intrusiva no afecta sólo a los viandantes de grandes ciudades. «Es un fenómeno que también se extiende en Internet. La publicidad intrusiva en los medios de comunicación digitales dificulta cada vez más la lectura de los contenidos», añade.

La crisis y los fuertes recortes presupuestarios están, sin duda, detrás del cambio temporal de nombre de la Estación de Sol. Lo que de momento es un secreto bien guardado en la cantidad de  dinero que la compañía asiática ha pagado a Metro de Madrid por esta acción publicitaria.

Se trata de la primera medida desde la llegada del nuevo consejero de Infraestructura y Transporte de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, que a finales enero anunció que había que disminuir la subvención pública al Metro. El objetivo, según afirmó, era garantizar otras vías de ingreso, apostando por una «forma creativa, ya que la forma creativa siempre es mejorar los ingresos».

Aunque es cierto que la megafonía de Metro de Madrid no va a anunciar el nombre del nuevo smartphone de Samsung, las decenas de miles de usuarios que durante las próximas semanas transitarán por la estación más concurrida del suburbano madrileño se encontrarán con un nuevo nombre. ¿Se pasarán la estación los turistas que se muevan por la capital en estos días?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La obsesión de Daniel Day-Lewis

Esmeralda R. Vaquero

El actor irlandés comprendía la interpretación coma una inmersión completa en las vidas de sus personajes.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.